Restricciones: los gimnasios están otra vez en la mira y hay incertidumbre

Restricciones: los gimnasios están otra vez en la mira y hay incertidumbre

Al igual que en el inicio de la pandemia, los lugares cerrados para realizar actividad física fueron considerados como peligrosos frente al aumento de casos que atraviesa el país. Los gimnasios aseguran que los contagios no se dan allí y piden cuidar la actividad. El Gobierno se mantiene cauto.

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

Uno de los sectores más golpeados desde la llegada de la pandemia y la imposición de medidas para evitar los contagios han sido los gimnasios y los espacios para desarrollar diversas actividades físicas. Las recientes restricciones anunciadas por el Gobierno hablan de un máximo de 10 personas en lugares cerrados para realizar deporte y esto encendió la alarma en la enorme comunidad alrededor de esta actividad.

El aumento de casos de coronavirus es una realidad en casi todo el país y Mendoza no es la excepción. Ante este crecimiento el gobierno provincial salió a imponer algunas medidas y luego hizo lo propio el Ejecutivo nacional. Al igual que durante las primeras restricciones del 2020, las prácticas deportivas y físicas fueron una de las apuntadas y en aquel momento los gimnasios y lugares cerrados que desarrollaban alguna disciplina afín dejaron de atender.

Las autoridades provinciales prefieren mantener la cautela y realizar una lectura pormenorizada del decreto de necesidad y urgencia antes de bajar lineamientos a los gimnasios. "Hasta que no veamos el decreto no podemos anunciar nada. Siempre ha sido así en todas las medidas", explicó el Subsecretario de Deportes, Federico Chiapetta, pero la mesura del funcionario contrastó con la preocupación y la incertidumbre reinante en los gimnasios y clubes.

Una de las instituciones emblema del deporte en la provincia es el Club Mendoza de Regatas. El club ubicado en el Parque General San Martín posee un amplio gimnasio que cuenta con una nutrida concurrencia por eso su presidente, Jorge Aguirre Toum, explicó en diálogo con MDZ que de aprobarse la medida de solo 10 personas en lugares cerrados se trataría de una "norma general" que perjudicaría a la institución.

"En nuestro gimnasio las máquinas están separadas por varios metros, hay islas de higiene con alcohol en gel y está extremadamente ventilado a los cuatro vientos dada la cantidad de ventanales que tenemos. Hasta en ese sentido también cumplimos con lo exigido por la ministra de Salud, de contar con ventilación cruzada", esgrimió el titular de Regatas.

Con la tranquilidad de que en el gimnasio de su club existen los cuidados necesarios, Aguirre Toum confía en el sentido común y en el criterio de quienes tomen la decisión final respecto a las restricciones para la práctica deportiva en lugares cerrados. "Debería depender de la superficie del salón y de la ventilación del mismo, eso sería lo lógico. El año pasado se habló mucho de los gimnasios y fueron lugares donde prácticamente no hubo contagios", aseguró el presidente de Regatas.

De confirmarse el cupo máximo de 10 personas para la actividad deportiva en lugares cerrados, los gimnasios y salones destinados a ese propósito deberán aceitar los mecanismos para cumplir con la normativa y, además, finalizar la jornada previendo que los socios y empleados puedan regresar a sus hogares antes de la restricción de circulación. Como si fuera poco también tendrán que aplicar el ingenio para hacerlo rentable o, al menos, que se puedan costear los gastos para la supervivencia.

El tema ya está instalado y desde la Asociación Mendocina de Gimnasios y Afines (AMGA) dejaron en claro que "el decreto número 342 de fecha 5/4/2021 no hace mención a ninguna modificación puntual para el sector de los gimnasios, por lo cual seguiremos trabajando de la misma manera que hemos venido haciendo, y adaptándonos, de ser necesario a nuevas decisiones del gobierno".

La postura de AMGA fue respaldada por Andrea De Marco, su presidenta, quien recordó que fue la organización que preside la que estudió, redactó y puso en funcionamiento el protocolo que le permitió a los gimnasios reabrir atravesar el pico de contagios de octubre de 2020 con las puertas abiertas. "El nivel de contagios inter-gimnasios es muy poco probable si se cumple con el protocolo", remarcó De Marco a MDZ.

"Los gimnasios asociados a AMGA vienen garantizando la ventilación cruzada del lugar, la asistencia únicamente con turnos, y el no superar la cantidad de personas que nos permitan mantener el distanciamiento social. Somos parte de la solución y no del problema en esta pandemia, dado el importante rol social en cuanto a la salud física y mental que cumplimos. Considerar el cierre del sector como se hizo en su momento no es solución, muy por el contrario, afectaría de forma muy negativa a los usuarios", finalizó la titular de la Asociación Mendocina de Gimnasios y Afines (AMGA).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?