Guerra en Chacras de Coria: "Quieren destruir el pueblo y no lo permitiremos"

Guerra en Chacras de Coria: "Quieren destruir el pueblo y no lo permitiremos"

Vecinos de la localidad lujanina han pasado del alerta a la acción, en vilo por diferentes obras que consideran perjudiciales y destructoras del patrimonio y las características fundamentales del lugar. Harán una manifestación. En la nota, los detalles.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un grupo de vecinos autoconvocados, residentes en la histórica zona de Luján de Cuyo, han pasado del debate a la acción. Desde hace meses se reúnen y alertan sobre diferentes situaciones que consideran peligrosas y dañinas al patrimonio arquitectónico, paisajístico, cultural y social de Chacras de Coria, y cansados de sentirse "no escuchados", han decidido plantar batalla.

"Queremos invitar a los medios de prensa a la manifestación que haremos en la Panamericana para exponer públicamente los problemas que afectan al histórico pueblo y la necesidad de preservar el oasis sobre el que se asienta", explicaron a MDZ.

La reunión vecinal será el martes 6 de abril a las 16.30 horas, en la rotonda frente a la cancha de Chacras (ingreso a senderos).

MDZ habló con Valeria Méndez, comunicadora y vecina del lugar, quien explicó que "los temas que preocupan se pueden definir en tres ejes: en primer lugar, la erradicación constante de árboles centenarios y la degradación ambiental del microclima. En segundo plano, las obras complementarias de la Panamericana que tendrán un impacto ambiental y social muy negativo para Chacras; y finalmente, el avance de construcciones fuera de ordenanza".

"Tras haber presentado un pedido de informe al municipio y notas firmadas por los vecinos a Vialidad Provincial, Gobierno de Mendoza y Municipalidad de Luján de Cuyo, consideramos oportuno hacer pública la situación. El proyecto Tramo II de la Panamericana en el sector denominado Intercambiador Besares, no cumple con las premisas y objetivos generales por los cuales el BID otorgó el préstamo, al no garantizar la seguridad vial, la circulación peatonal y de bicicletas, ni su carácter turístico. Por el contario incrementa el riesgo vial para todos los que habitamos en la zona, nos quita la posibilidad de transitar a pie o en bicicletas y deprecia el valor turístico, social y residencial", explican los vecinos.

"El proyecto hace desaparecer la porción de cerro sobre Benito de San Martín y la totalidad de sus árboles centenarios, también la vegetación autóctona, que será reemplazada por un paredón. La obra en este tramo hace desaparecer la primera placita de Chacras de Coria sobre Prolongación Mitre y transforma dos calles de pueblo, Benito de San Martín y Besares, en colectoras de la autopista, fomentando el ingreso de autos a una zona que ya está colapsada de vehículos", siguen.

"Ante el avance de construcciones fuera de Ordenanza, consideramos necesario también preservar y declarar Patrimonio Histórico el casco original del pueblo; y preservar patrimonialmente la Estación Ferroviaria Paso de Los Andes", piden.

Participarán de la manifestación pública la Unión Vecinal de Chacras, la agrupación para la protección de las estaciones ferroviarias El Andén, miembros de La Asamblea del árbol y representantes de diferentes barrios afectados.

Calle Liniers. Foto: chacrasdemendoza.com.ar

Otro tema que les preocupa es la "descontrolada construcción de complejos de dúplex,y hasta de posibles torres, no solo porque no se estaría respetando la Ley ni las ordenanzas de Ordenamiento Territorial, sino por el crecimiento poblacional que se impulsa sin la adecuada ampliación de los servicios esenciales. Para muchos resultan escandalosas varias obras que avanzan en la zona", explicó Méndez.  

A continuación, reproducimos literalmente la carta que los vecinos enviaron al Ingeniero Osvaldo Romagnoli, Director de Vialidad Provincial:

Los vecinos frentistas de las calles Benito de San Martín y Besares, manifestamos formalmente nuestra disconformidad y no aceptación al proyecto de acceso vehicular a la ruta 82, transformando Besares en un intercambiador cuya subida hacia la Panamericana abarcará un gran tramo de Benito de San Martín.

Nos oponemos rotundamente a que transformen Besares y Benito de San Martín en parte de la autopista, algo que no estaba planificado en esta obra cuando compramos nuestras propiedades. Queremos expresarle que tampoco se nos consultó en ninguna etapa de la planificación, ni fuimos invitados a participar.

Consideramos que este tramo de la obra denominado Intercambiador Besares producirá un importante impacto ambiental negativo, a más de 100 familias modificando nuestra calidad de vida en todo sentido.

El proyecto de este tramo en particular, no cumple con las premisas y objetivos generales de las cinco etapas de la Panamericana, al no garantizar la seguridad vial, la circulación peatonal y de bicicletas, ni su carácter turístico. Por el contario incrementa el riesgo vial para todos los que habitamos en la zona, nos quita la posibilidad de transitar a pie o en bicicletas y deprecia el valor turístico y residencial.

El 17 de marzo, en reunión in situ con los profesionales de la Dirección Provincial de Vialidad, Sara Rodríguez y el Ingeniero José Giunta, pudimos ver por primera vez los detalles de la obra. Queda claro que están llevando la autopista Panamericana sobre Benito de San Martín y Besares, dos calles que se caracterizan por ser angostas y arboladas, parte del paisaje típico de Chacras que elegimos para vivir y que con esta obra desaparecerá.

Ningún habitante de Chacras desea que ingresen más vehículos al pueblo, y específicamente los frentistas del tramo afectado de calles Besares y Benito de San Martín se oponen a que se incremente el flujo vehicular y la velocidad de circulación por esta arteria.

Por tal motivo solicitamos una audiencia con Ud. para se nos informe sobre una propuesta superadora a las dificultades que manifestamos a los proyectistas Rodríguez y Giunta, formalizándolas en la presente nota.

Observando los planos notamos que hay disponibilidad de espacio hacia el Oeste y posibilidad real para hacer una mejora al proyecto, evitando un impacto tan negativo en todos los frentistas de Besares y Benito de San Martín.

La disconformidad que planteamos se sustenta en las siguientes observaciones:

El proyecto pretende transformar nuestra callecita de tierra, de lenta circulación y sin salida, en una colectora de autopista, sin veredas continuas posibles.

El proyecto que nos expusieron, hace desaparecer la porción de cerro que hoy nos protege y preserva a través de sus árboles, su vegetación autóctona y su altura de la contaminación ambiental de la actual Panamericana. Su reemplazo por un paredón potenciará la contaminación sonora y de gases que genera la circulación por la autopista.

El proyecto que nos mostraron, erradica añosos forestales que se encuentran en nuestras propiedades, en nuestros frentes y en nuestro cerro.

El acceso como rampa en nuestros frentes y la autopista arriba expondría nuestras propiedades, quitándonos la privacidad que hoy tenemos en nuestras viviendas por derecho.

La provincia con este cruce está favoreciendo solamente a la circulación vehicular de alta velocidad, dentro de una comunidad de angostas calles y sin veredas. Destacando que Besares y Benito de San Martín tienen mucha circulación peatonal y de bicicletas en la calzada. El proyecto no contempla este punto importante ya que ni siquiera están panificadas veredas o ciclovías sobre estas calles.

Viendo el plano que nos presentaron, observamos que se nos restringe a futuro la posibilidad de circular por Benito de San Martín de norte a sur y viceversa, ya que cruzar Besares será imposible.

Sabemos que los vehículos que ingresen a Besares desde la autopista lo harán a alta velocidad. El giro rápido con cambio de carriles propuesto sobre Benito de San Martín para acceder a la autopista con destino a Mendoza, nos expone a riesgos y peligros de cientos de vehículos transitando a velocidad sobre el borde de nuestras propiedades sin veredas, la mayoría ubicadas 2 m por debajo del nivel de la actual calle, con puentes en importante desnivel, lo que dificulta aún más la posibilidad de entrar o salir si el tránsito se incrementa.

El importante incremento vehicular que traerá en lo sucesivo este proyecto fue reconocido por sus profesionales quienes explicaron que otras áreas de Vialidad advierten que será un problema a mitigar.

Es importante manifestarle que valoramos profundamente la presencia del cerro que acompaña nuestra calle desde su origen, no solo por su sentido protector sino que hace a Benito de San Martín recoleta y pintoresca, que son sus características más apreciadas y motivo por lo que la elegimos para vivir. Su desaparición no solo no nos parece negociable sino que tampoco es consecuente con las normas, decretos y demás manifestaciones de preservación del piedemonte que el propio gobierno provincial, unicipio y municipio oportunamente decretaron cuando se trató de emprendimientos privados.

Vemos que hay grandes espacios vacíos al Oeste que servirán para evitar trasladarnos los problemas vehiculares y ambientales negativos de una autopista a nuestras calles, a nuestras casas donde vivimos con nuestras familias en un lugar que históricamente ha sido residencial.

No podemos comprender la lógica proyectual de este cruce, tampoco nos dieron el fundamento, simplemente no pensaron otra opción. Creemos, con fundamento, que no quisieron considerarnos ni para la ejecución del proyecto ni en ninguna instancia de su elaboración.

A nuestro entender el proyecto de “acceso a la (futura autopista) Panamericana por Besares e inmediaciones”, no cumple con la racionalidad que debe primar en los actos del Estado por lo que el interés público no verificaría. Nos preocupa enormemente la falta de consideración del impacto que para con nosotros y nuestra comunidad tiene esta propuesta.

Para los vecinos frentistas de Benito de San Martín y Besares, este proyecto es el peor daño físico a corto mediano y largo plazo que la provincia puede producirle a nuestro barrio. No le encontramos un punto favorecedor. Por lo que podemos intuir nos traerá numerosas dificultades y peligros a nuestra vida cotidiana. No podremos salir de nuestras casas con el auto cuando lo necesitemos, tampoco podremos desplazarnos a pie sin riesgos, no vamos a poder mandar a los chicos a la ferretería de la vuelta sin temor, ni hablar de llegar al mercadito. Los chicos no podrán circular en bicicleta por el barrio nunca más. No podremos dormir ni vivir por los ruidos de la autopista y colectora, sumando el aumento de inseguridad que sufriremos al facilitar accesos de velocidad a nuestro barrio.

Estos impactos negativos desvalorizan profundamente nuestras propiedades, pretenden hacernos vivir frente a un paredón con la eliminación de nuestro cerro, por lo que tampoco podremos recuperar nuestra inversión para escapar de lo que llaman: “sustancial mejora del este metropolitano”, un proyecto que no solo no contempló nuestra calidad de vida, sino tan siquiera nuestra existencia.

Consideramos innecesario acceder a una autopista por Besares por su ancho y constitución. Chacras ya cuenta con accesos y conectores más amplios como Pueyrredón, o más tradicionales como la rotonda frente a Chacras Park. El pueblo de Chacras no quiere ni necesita facilitar más accesos vehiculares.

Notamos que existe la posibilidad de proyectar una alternativa superadora en Panamericana, que no nos afecte tan negativamente, que pueda preservar medianamente nuestra calidad de vida actual y no restrinja nuestra circulación, motivo por el cual formalizamos esta disconformidad y solicitamos urgente trámite de mejora del proyecto al respecto de lo aquí expresado.

Sin más y a la espera de vuestra consideración a nuestro pedido lo saludamos atentamente.

Remitemos copia de la presente nota al gobernador de la provincia Rodolfo Suárez, al intendente de Luján de Cuyo Sebastián Bragagnolo, a la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial del Gobierno de Mendoza, para ponerlos en conocimiento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?