Ansiedad y tristeza

Preocupante: la encuesta que revela el agotamiento del personal de la Salud

De acuerdo a una encuesta de la Cruz Roja Argentina, siete de cada diez trabajadores dijo estar con más cansancio, mientras que la mitad expresó sentir ansiedad y tristeza. En los hospitales públicos la incertidumbre frente al rebrote se hace sentir.

Zulema Usach
Zulema Usach martes, 28 de diciembre de 2021 · 20:23 hs
Preocupante: la encuesta que revela el agotamiento del personal de la Salud
Frente a la pandemia de covid, el personal de salud se siente agotamiento, ansiedad y tristeza

Su compromiso nunca cedió ante la inmensa ola de cambios, exigencias, desafíos y tristeza que implicó la aparición del covid en el mundo. Fueron ellos quienes soportaron horas de sueño, aportaron todos sus conocimientos, contuvieron, lloraron y sufrieron en primera persona la pérdida de las miles de personas que la pandemia se llevó. En la primera línea de la batalla, el agotamiento se intensificó y muchos se preguntan cómo será el escenario futuro dentro de los hospitales, cuando ya la tercera ola de la enfermedad parece acercarse y hace crecer la incertidumbre en todos los niveles de la vida.

Un nuevo estudio realizado y difundido en forma reciente por el Observatorio Humanitario de la Cruz Roja Argentina, sirve para poner de relieve la situación de los trabajadores de la salud en el país. Entre las conclusiones a las que arriba la organización, se detalla que entre quienes se dedican a salvar vidas, atender y cuidar a la población, hay más cansancio que antes de la pandemia, en tanto que una buena parte experimenta sentimientos de ansiedad y tristeza.

Para conocer el estado de ánimo que predomina en el sector salud de todo el país, la Cruz Roja encuestó entre el 29 de octubre y el 14 de noviembre de 2021, a 1.872 personas en 22 provincias, dedicadas a diferentes sectores de la salud tanto en el área privada como en los efectores dependientes del Estado.

Más cansancio, tristeza y ansiedad

Al momento de responder las preguntas referidas a los aspectos físicos y emocionales que la pandemia les implicó, los médicos, enfermeros, técnicos, auxiliares y directivos de hospitales, clínicas y sanatorios de todo el país expresaron cuando menos un panorama preocupante. Mientras que 71% expresó sentir un mayor cansancio que antes de la pandemia, 53% que experimentó más ansiedad y 45%, más tristeza.

Respecto de la intensidad y el ritmo de trabajo dentro de las instituciones, 80% dijo que ambos aspectos se incrementaron “mucho” y “bastante”. Al hacer referencia a la presión vivida al momento de cumplir con sus tareas como consecuencia del covid, 78% manifestó las mismas sensaciones. En ese sentido, el informe revela que más de la mitad de las personas encuestadas (58%) debió incrementar las horas de trabajo, mientas que al menos 56% expresó haber tenido que reducir sus horas de descanso.

Orlando Huser, jefe del Departamento de Medicina Clínica del Hospital Central coincide con este panorama. “Se nota mucho el agotamiento. Justo ahora que el rebrote de covid aparece en el país, la sensación es que esto no se termina más. El personal siente mucho cansancio, desazón y ansiedad porque no sabemos si esta situación implicará volver a adaptarnos”, expresa el médico que además es vocal titular de Ampros, el gremio que representa a los trabajadores de la salud.

Huser destaca que por ahora la demanda de internación de pacientes críticos se ha visto disminuida. “Vemos que las personas que han sido vacunadas y se han contagiado, presentan síntomas leves de la enfermedad”, dice el profesional y asegura que por estos días es muy notorio el aumento permanente de casos de covid positivos que se detectan en la guardia del hospital. "De todas maneras, los pacientes que tenemos internados presentan neumonía moderada”, asegura Huser.

Lo cierto es que por ahora, nada es posible adelantar respecto de la evolución del virus y sus nuevas variantes. “Ojalá que la vacuna sea la herramienta que ha generado este efecto”, expresa el profesional y recuerda a la población la importancia de extremar las medidas de cuidado: el lavado de manos frecuente, la ventilación de los ambientes, el distanciamiento social, el uso de barbijo a la vacunación.

Al menos la mitad perdió a un ser querido

La pérdida de familiares y compañeros de trabajo de quienes trabajan en el área de la salud fue otro aspecto analizado por la Cruz Roja: Dos de cada diez trabajadores de la salud dijo haber tenido que despedir a un familiar por esta enfermedad y al menos 35% dijo haber llorado a alguien que compartía el trabajo cotidiano por el mismo motivo.

Acerca del modo en que visualizan su calidad de vida, más de la mitad (55%) dijo que esta es “buena”, 23% manifestó que es “muy buena” y 55% aseguró que sigue igual que antes de la pandemia. En tanto tan solo 13% dijo que su calidad de vida mejoró.

El miedo de esparcir el contagio

De acuerdo al informe que presentó la Cruz Roja Argentina en relación a la situación vivida por el personal de la salud en el marco de la actual pandemia, el temor a contagiar a sus allegados es un aspecto que preocupa a la mayoría. De hecho, un 78% dijo vivir con este temor.

Respecto del comportamiento de la sociedad en relación al personal de la salud, la encuesta refleja que un 32% dijo haber sentido discriminación en algún momento por trabajar en esta área, mientras que 65% expresó sentirse entre poco y nada acompañados por la sociedad.

Las secuelas post covid y una junta que nunca se conformó

Claudia Iturbe, flamante secretaria general de Ampros (Asociación de Trabajadores de la Salud), llama la atención sobre un hecho crucial. Explica que desde el año 2007, la Ley provincial Nº 7759, que establece el Convenio Colectivo de Trabajo que rige para la actividad de los trabajadores de la salud, se determinó la creación de una Junta de Salud Laboral, cuyo objetivo central consistía en el registro, evaluación y seguimiento del estado de salud de los profesionales dedicados al área.

“Esto nunca se hizo porque el Estado nunca designó a sus miembros”, aclara Iturbe y destaca que como consecuencia de la pandemia de covid, hay profesionales que viven con secuelas como lesiones en los pulmones o neurológicas. “Desde el punto de vista psicológico también hay una buena parte que se vio afectada pero hoy o podemos determinar esto de manera objetiva, con datos y estadísticas porque no contamos con ese órgano que nunca se conformó”, advierte Iturbe.

 

Archivado en