Alerta: por qué la purpurina puede causar la muerte

Alerta: por qué la purpurina puede causar la muerte

El reciente caso de una nena que aspiró el polvillo y debió ser internada, reavivó la preocupación sobre cómo manejar este elemento en presencia de infantes.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Parece inofensiva pero no lo es. Y es una sustancia muy habitual y presente en las manualidades que suelen realizar los más pequeños y pequeñas para actividades en especial de la escuela o en ocasión de algún festejo. 

En estos días una nena de Tunuyán permanece hospitalizada en estado reservado en el hospital Notti de Mendoza, luego de haber aspirado purpurina. Allí debieron practicarle un procedimiento muy delicado que implicó retirar la mayor cantidad de purpurina posible de la vía aérea baja y pulmones. La práctica se extendió por varias horas y la paciente requirió internación en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) con asistencia respiratoria mecánica.

La pregunta que conviene repasar en consecuencia, tras este nuevo caso, es entender por qué es tan peligrosa la purpurina para la salud infantil. La purpurina es un polvo muy fino, que presenta una composición muy llamativa y de colores muy brillantes que se usa, sobre todo, en la fabricación de juguetes, en decoraciones navideñas o de fin de año y en manualidades realizadas en la escuela o guarderías por los propios niños.

Se puede adquirir a través de la venta libre, y es un elemento que puede estar a cada momento en el día a día de nuestros hijos y, por cierto, bastante difícil de limpiar, quedando a veces adherido a las superficies.

Lo anterior no invalida lo que sigue, si bien es un componente que llama la atención por su pintoresquismo, en realidad se trata de un micro plástico de menos de 5 mm que es muy fácil de inhalar y producir una patología grave a nivel respiratorio, digestivo y de otras partes del cuerpo, según sostiene la pediatra Carla Estrada.

Cuando esta sustancia accede a las vías respiratorias superiores, llegando a los pulmones, provoca una reacción inflamatoria severa llamada neumonitis química. Esta intrusión puede ser a través de inhalación involuntaria o de la succión de los dedos con restos de purpurina.

Estrada aclara que también puede causar lesiones oculares al entrar en contacto con los ojos, ya que puede producir irritaciones, conjuntivitis y hasta úlceras de la córnea.

Claro que también puede generar problemas serios en el sistema digestivo, al mezclarse el polvillo que contiene sustancias severamente irritantes, puede derivar en dolor abdominal, vómitos y diarrea.

En cuanto a la reacción cutánea, a pesar de que hay purpurinas para uso cosmético, hay personas que son más sensibles que otras y pueden presentar lesiones irritativas y ampollas. Y si hay heridas, pueden introducirse por la misma y absorberse los componentes tóxicos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?