Cómo saber si tengo dependencia emocional

Cómo saber si tengo dependencia emocional

Cada tanto conviene "parar la pelota" y pensar sobre los vínculos afectivos que mantenemos. Una guía para entender por qué elegimos ciertas relaciones de las que pareciera que "no podemos salir" se ofrece en el nuevo libro de la reconocida psicóloga Patricia Faur.

Victoria Chales

Victoria Chales

Las formas en que nos relacionamos como adultos está muy relacionado con cómo fueron nuestros padres durante nuestra infancia. Si faltó amor o tuvimos figuras parentales ausentes puede generarse una base poco sólida para vincularnos y crear una dependencia emocional en la que buscamos ganarnos ese afecto. Estos son algunos de los conceptos que la Licenciada en Psicología, Patricia Faur trabaja en su libro "No soy nada sin tu amor" con una bajada pedagógica para entender mejor dónde estamos parados en los vínculos afectivos y cuán sanos son.

En MDZ Radio dialogó con la psicóloga y autora del libro "No soy nada sin tu amor", Patricia Faur quien lleva más de 30 años trabajando sobre la dependencia emocional en su clínica e investigación. El título es una provocación para aquellas personas que sienten "que no son nada si no hay otro".

La trayectoria docente de la Licenciada Faur puede verse en el armado del libro. Cada capítulo se construye en base a un desarrollo de la teoría sobre el que se resalta visiblemente la idea central en otro color y se intercala con testimonios que impactan por la empatía que produce en el lector reconocerse en algunos dichos. Este espíritu pedagógico, cuenta Faur "es una forma también de lograr que alguien se pueda identificar". Si bien "se puede explicar teóricamente qué es la dependencia emocional, cuando se le dice a alguien 'pagás caro un abrazo porque sos una mendiga del amor' la persona entiende mucho más de qué se habla".

Desde el principio, la obra plantea la verdadera importancia de la dependencia emocional que muchas veces se banaliza. "Esto hay que entenderlo al mismo nivel que la adicción. La autora trabaja sobre el tema hace 35 años y participa de la Fundación Favoloro como especialista en Psiconeuroinmunoendocrinología.

Cuál es la situación de estrés crónico que vive una persona que está en una situación de desamor permanente y sin embargo no puede irse. Porque quedarse es desesperante, pero irse es horroroso ya que le genera un desamparo y una angustia que no puede soportar.

 

¿Qué es la codependencia emocional?

A veces las personas ayudan a otras porque creen que eso es lo que necesitan, cuando en verdad son los "héroes" los que precisan de alguien "para rescatar". La codependencia  emocional se da entre quien salva y quien es rescatado partiendo de ese "pseudo altruismo". "El concepto principal es que quien va a ser un codependiente emocional en la vida adulta probablemente ha sido un hijo parentalizado". ¿Qué quiere decir esto? "Un niño que tuvo que hacer un rol de adulto porque sus padres por algún motivo no los pudieron cuidar porque eran depresivos o una pérdida o un abandono, lo que fuera. Salen al mundo sobreadaptados habiendo hecho un esfuerzo desde muy chiquitos para ser adultos y salen a rescatar a otros de la manera en que hubieran querido ser rescatados ellos. Pero también rescatan a otros porque creen que es la única manera en que serán queridos y de que alguien se quede con ellos".

Esta situación que describe Faur puede tener algunos ribetes dramáticos. La profesional describe cómo algunos pacientes codependiente emocionales le refieren que no entienden "por qué nadie se queda con ellos si yo hago todo y más para que me quieran". En este punto, la psicóloga señala que "hay una sobreoferta que están haciendo para ser queridos y ese exceso es la enfermedad".

Por otro lado si bien la codependencia emocional se manifiesta tanto en hombres como en mujeres, en el segundo caso se superpone con otros mandatos que le dan características específicas. Al ser la mujer quien lleva consigo en líneas generales las tareas de cuidado porque es quien "cuida de sus padres, sus hijos, su marido", es decir que es "la cuidadora por excelencia" entonces no se ve la enfermedad. Lo que se percibe es que "es abnegada, sacrificada y hasta socialmente se ve como una virtud".

"Este exceso de cuidado de los otros va acompañado de un descuido de sí misma" apuntó Faur como idea central de la codependencia emocional. Asimismo la llamó "enfermedad de la abnegación que es buena para todos los demás excepto para quien la practica que es quien se va enfermando.

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?