Qué dice la polémica guía inclusiva que pedía cancelar la Navidad

Qué dice la polémica guía inclusiva que pedía cancelar la Navidad

La Comisión Europea publicó un dossier con con "Directrices para una comunicación inclusiva" en el que señala a los funcionarios de la región cómo deben comunicarse. El mismo fue cuestionado por atentar contra las libertades y volvió a revisión.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Ante los cuestionamientos que surgieron desde diversos sectores, Helena Dalli -comisaria de igualdad en la Unión Europea- debió aclarar este martes que la guía para la comunicación inclusiva difundida en los últimos días era un documento aun en revisión. "Se expresó preocupación con respecto a algunos ejemplos proporcionados en las Directrices sobre comunicación inclusiva, que, como es habitual en dichas directrices, está en proceso. Estamos analizando estas preocupaciones con el fin de abordarlas en una versión actualizada de las pautas", declaró la funcionaria en su cuenta de Twitter. 

En el prólogo del documento Helena Dalli señalaba que "Igualdad y no discriminación son valores esenciales de la Unión Europea". Y ese es el espíritu que, de acuerdo a lo que la funcionaria adelanta en la introducción. "Debemos brindar una comunicación inclusiva en todos tiempos, asegurando así que todos sean valorados y reconocidos en todo nuestro material independientemente de su género, origen racial o étnico, religión o creencias, discapacidad, edad u orientación sexual", señala el texto y sigue: "Esto es lo que realmente significa 'unidos en la diversidad'".

La introducción adelanta algunas de las directivas propuestas a los funcionarios de la Unión Europea: 

  • Nunca use sustantivos de género como trabajadores o pronombres masculinos (él, ellos) por defecto.
  • No organice paneles de discusión con solo un género representado, apunte al género equilibrio en su lugar.
  • Al usar una variedad de imágenes, testimonios e historias, asegúrese de que reflejen la diversidad en todos sus sentidos.
  • No use señorita o señora a menos que sea el preferencia explícita de la persona a la que se dirige
  • Cuando pregunte sobre el género, no ofrezca solo opciones masculinas / femeninas, agregue "otro" y "prefiere no decir'.
  • Nunca se dirija a una audiencia como "damas y caballeros ", utilice, en cambio, expresiones como "Estimados colegas".
  • No refuerce en su visual o escrito comunicación estereotipos nocivos sobre género, edad, grupos étnicos, etc.
  • No utilice la palabra ciudadanos para referirse a gente en general.
  • No asuma la orientación sexual de nadie.
  • Al dirigirse a personas trans, siempre respetar la autoidentificación.
  • No se refiera a "ancianos", utilice "personas mayores".
  • Refiriéndose a las personas con discapacidad, utilice la estructura de priorizar a la persona ("John Doe tiene una discapacidad " en lugar de "John Doe es discapacitado").
  • No utilice términos con una connotación negativa. como "sufrir de VIH", "sufrir de autismo ","en silla de ruedas" sino "con VIH", "con autismo", "usuario de silla de ruedas"
  • Asegúrese de que sus productos de comunicación cumplan siempre con las pautas de accesibilidad, en particular las páginas web, los archivos PDF y los formularios utilizados por ejemplo en consultas públicas.
  • Nunca subcontrate productos de comunicación sin especificar accesibilidad e inclusión requisitos en los términos del contrato.

Más allá de que uno pueda acordar o estar en desacuerdo con estas directivas generales, el documento -ahora en revisión- proponía otros más específicos tendientes a visibilizar las desigualdades de género, evitar las generalizaciones raciales y la  discriminación por edad y promover la inclusión de las personas con discapacidad. Uno de los puntos más cuestionados en esta guía de directrices sobre comunicación inclusiva fue el de cultura, estilos de vida y creencias. 

Con la "excusa" de respetar la diversidad, la guía pide evitar el uso de palabras como "Navidad", evitar nombres típicos como "Juan y María" al contar historias generales o como ejemplo, preferir ciudades de diversos países de Europa y no sólo de los "más antiguos y grandes miembros de la Unión Europea" al usar sitios como ejemplo, evitar la palabra "ciudadano" para no excluir a quienes son inmigrantes, preferir la expresión "personas que viven en la Unión Europea" sobre el gentilicio "europeo". 

"La controversia contra el documento surge del hecho de que, en nombre de la inclusión, le gustaría borrar las raíces cristianas de Europa. Me gustaría señalar que todos los valores europeos (respeto a la dignidad humana, libertad, igualdad, etc.) se basan en valores cristianos. Santa Navidad", comentaba alguien en Twitter como respuesta a la reacción de Dalli ante las críticas recibidas por el documento. 

En la misma línea, otros individuos manifestaron su descontento con este intento de avasallar la libertad religiosa. Muchos comentaron que, aparte de desconocer la historia europea, estos lineamientos van en contra del sentido común. "Lenguaje de comunicación inclusivo de la Comisión Europea: Use "fiestas" en lugar de "Navidad"... ¡Suficiente de esta locura!", decía alguien.

Mientras tanto, el documento, tal como informó Dalli, volvió a revisión. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?