Por qué se celebra hoy el Día Nacional del Teatro

Por qué se celebra hoy el Día Nacional del Teatro

Hoy es el día nacional del teatro y te contamos por qué se festeja el 30 de noviembre.

Pablo Vazquez

Hoy, martes 30 de noviembre, se celebra el Día Nacional del Teatro, una fecha muy importante para la cultura de nuestro país, que fue impulsado desde el Instituto Nacional de Estudios de Teatro (INET).

¿Por qué se celebra hoy?

El Día Nacional del Teatro surgió gracias a una iniciativa que llevó a cabo el INET y que fue declarada por el Decreto N°1586 del Poder Ejecutivo Nacional del 3 de julio de 1979. Desde este momento se conmemora cada 30 de noviembre el Día del Nacional Teatro.

Este día se eligió en específico gracias a que el 30 de noviembre de 1783 se inauguró el Teatro de la Ranchería, en la intersección de las actuales calles Alsina y Perú, este fue el primer espacio donde se representaron piezas dramáticas en Buenos Aires.

El Teatro Colon es uno de los más visitados por los turistas

Tristemente, el 16 de agosto de 1792, a menos de 10 años de su fundación, mientras se llevaba a cabo la celebración de las fiestas patronales, un cohete disparado desde la iglesia San Juan Bautista impacto sobre el techo del galpón, que para ese momento era de paja. Debido a la precariedad del establecimiento, la sala ardió en llamas, llevándose consigo la escritura de la obra Siripo de Manuel de Lavardén, que, estrenada en 1789, fue la primera obra de autor criollo en Buenos Aires y toda la historia de los principios del teatro en la provincia y en el país.

La curiosidad es que nunca se logró determinar si fue un accidente o un atentado. Ya que la iglesia católica no tenia mucha simpatía con el teatro y su presencia, por considerarlo pecaminoso. Ni tampoco compartía la política progresista del virrey de esa época, Vértiz quien, además, había introducido la imprenta en la ciudad.

Así se veía el Teatro de la Ranchería

La nota curiosa la da que en esta sala de teatro, en 1788, debutó la actriz María Mercedes González y Benavides, quien al momento se hallaba viuda y era madre de tres hijos. El padre de la joven no estaba contento con el oficio que ella había elegido, por lo tanto, se presentó a la justicia para que ella no se presente más ante el público, ya que si ella actuaba "no sólo echa sobre sí la nota de infamia sino que la hace trascender a todos sus parientes". Este pedido, que actualmente puede parecer ilógico, fue aceptado, pero luego de seis meses de apelaciones legales, finalmente se falló a favor de María Mercedes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?