Los tres países clave que no adhieren al abandono de motores de combustión para 2035

Los tres países clave que no adhieren al abandono de motores de combustión para 2035

Más de 30 estados lo han firmado, pero los tres mayores mercados, Estados Unidos, China y Japón, no se han adherido de momento. 

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Más de 30 países, varios fabricantes de automóviles, regiones y propietarios de flotas se han comprometido en la cumbre COP26 a eliminar los motores de combustión para el 2035, con el objetivo de combatir la crisis climática. 

La presidencia británica de la cumbre anunció un nuevo pacto denominado "Acuerdo en Glasgow sobre Emisión Cero de Vehículos" y será firmado por más de 100 entidades, entre las que figuran 31 países.

Este pacto supone el fin para los vehículos de gasolina y diésel, que serán eliminados y sustituidos por vehículos de cero emisiones para 2035.

Los tres mayores mercados, Estados Unidos, China y Japón, no se han adherido de momento. 

Además de los países que se han adherido, también hay 38 autoridades regionales, 11 fabricantes de vehículos y 27 propietarios de flotas y empresas de movilidad compartida.

Entre los constructores de automóviles que si han aceptado el pacto se encuentran compañías como General Motors, Ford, Mercedes Benz o Volvo. 

Los vehículos de emisiones cero, impulsados por fuentes renovables reducen las emisiones de gases de efecto invernadero hasta en un 80%.

Los autos de emisiones cero que se venden en la actualidad reducen la contaminación en un 50% comparados a los vehículos convencionales. 

La situación de Argentina

Alberto Fernández presento el proyecto de Ley de Movilidad Sustentable, que tiene como objetivo la prohibición de la venta de modelos nuevos con motores nafteros o diésel en 2041. 

La medida busca impulsar, a través de la promoción industrial, la evolución de la electromovilidad con vehículos 100% eléctricos a todo tipo de "movilidad terrestre: livianos, medianos, pesados, de pasajeros, de carga, la micromovilidad, los experimentales y los designados por la Autoridad de Aplicación".

En caso de aprobarse la ley, se establecerá un beneficio para promover la adopción de vehículos eléctricos, que incluirá al publico comprador con descuentos en los precios o la "remoción de la base imponible de bienes personales".

También, se propone incentivos a las fábricas terminales, autopartistas, productores de baterías y de cargadores, con beneficios fiscales "estáticos" en función del cumplimiento de metas acordadas. 

Se prevé que el transporte público y las flotas que dependen del estado comiencen a incorporar unidades 100% eléctricas.

La meta propuesta por el gobierno es lejana comparada con los países que han adherido al pacto de hoy en la COP26, y mucho más en comparación con Noruega que planea abandonar los motores de combustión interna para 2025. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?