El drama de alquilar: 50% de los inquilinos reconoce tener deudas

El drama de alquilar: 50% de los inquilinos reconoce tener deudas

La suba de alquileres afecta a gran parte de la población, ya que más de la mitad de los inquilinos gastan el 50% de sus ingresos o más en el alquiler de acuerdo a una encuesta nacional realizada por Inquilinos Agrupados.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

"Llevo cuatro meses buscando alquiler. Estoy muy preocupada. Es una situación muy complicada y difícil", dice al borde de la desesperación la mendocina Cintia Carolina Bustamante. Vive en Las Heras, tiene 41 años, un hijo de 19, trabajo estable y la presión de buscar un nuevo lugar donde vivir porque la dueña de la casa que alquila decidió venderla. 

Desesperada por la falta de oferta y por los requisitos que exigen los propietarios grabó un video en el que comparte su angustia. "Lo hice porque esta situación te lleva a explotar. Y nadie te escucha. Llevo cuatro meses buscando un lugar que acepte mascotas. Te cobran un mes de alquiler y uno de depósito, necesitas al menos $100.000 y mi sueldo no alcanza", comentó. Sabe que es privilegiada por tener un trabajo estable. Y al mismo tiempo es consciente de la cantidad de gente cuyo sueldo no alcanza un salario mínimo. "Quiero saber quien controla todo esto. Soy madre soltera, tengo un hijo adolescente y quiero que mi hijo estudie y no trabaje. Me la están haciendo muy difícil", reclama. 

Su reclamo es replica en diversos puntos de la provincia y del país. Según la encuesta de Inquilinos Agrupados -que contó con 2400 respuestas de distinto rango etario aunque con predominancia de 26 a 45 años- la mitad de los contratos se firman con aumentos pautados de entre el 40 y el 60%. 

Del mismo informe se desprende que el 24,3% de los inquilinos destina 40% de los ingresos totales del hogar al pago del alquiler, el 23,6% invierte en vivienda el 30% y 20,7% asigna 50% a ese gasto. Más allá del impacto que el alquiler tiene en los ingresos -ya que significa un porcentaje cada vez mayor- preocupa que un alto porcentaje de los encuestados reconoce estar acumulando deudas para hacer frente al alquiler. 

Cada vez son más los inquilinos acumulan deudas

El 48,8% de los encuestados reconoció estar acumulando deudas al menos en una de las áreas sugeridas en la encuesta. La deuda más común es con las tarjetas de crédito: un 30,1% de los inquilinos tiene saldos impagos. Siguen los servicios (16,5%), los préstamos familiares (15,2%) y los bancos (14,8%). Si bien el impacto es mucho menor, también hubo quienes reconocieron tener deudas financieras (6,8%) o no estar pagando la totalidad de su alquiler (5,8%). 

Según los responsables de Inquilinos Agrupados el porcentaje de deuda en el alquiler es bajo porque es lo último que se deja de pagar por el riesgo de ser desalojados. 

Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados aprovechó el informe para remarcar que “el acceso a la vivienda en Argentina se ha transformado en uno de los problemas estructurales más subestimados; o se profundizan las regulaciones del acceso a la vivienda en alquiler o no habrá forma de frenar la crisis habitacional pero tampoco de recuperar la economía mientras que 3 millones de familias inquilinas destinan la mitad de los ingresos totales del hogar al pago del alquiler". 

En otras palabras, un reclamo similar al que se repite en múltiples localidades y que personas como Cintia Carolina Bustamante buscan viralizar en redes sociales. "No puedo inscribirme en una casa porque tengo deudas hasta acá arriba", dice en su video y agrega: "La gente no cobra 200 mil o 300 mil pesos. Hay gente que cobra hasta 50 mil pesos y tienen niños. Quiero que me den una respuesta ahora. Es una locura lo que te cobran. ¿De qué quieren que viva la gente? ¿Quién va a tener cinco millones para comprar una casa? Empiecen a darle la oportunidad a la gente que trabaja. Dejen de sacarnos plata. Ayúdennos a los que trabajamos y aportamos. Ni siquiera podés pagar una obra social. ¿Cómo puede ser que estemos viviendo así en Argentina?", plantea. 

Exige que los gobernantes comiencen a escuchar los problemas de los ciudadanos y accionen en consecuencia. "Mi reclamo está dirigido al gobernador de Mendoza. La gente la está pasando muy mal. no alcanza para ir al supermercado. ¿Cómo quieren que la gente no salga a robar? Dejen de buscar culpables. Es una vergüenza lo que están instalando en el pueblo argentino. Nadie hace nada. De ningún partido. Qué alguien controle. Estamos viviendo un abuso total, inmobiliaria, supermercados , negocios, obras sociales, impuestos, internet. Claro que tienen que controlar no hay lógica en los precios" dice. 

"La gente necesita respirar. Así como estoy yo, angustiada, hay muchos padres. Yo no necesito que me dejen una boleta debajo de la puerta. denme la oportunidad de vivir. De darle un futuro a mi hijo. No quiero que mi hijo cobre un plan. quiero que estudie, que tenga un título. Me la están haciendo muy difícil. Pónganse a trabajar", concluye en un reclamo con el que miles de argentinos se sienten identificados. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?