La extraña y multitudinaria peregrinación de los DJ mexicanos

La extraña y multitudinaria peregrinación de los DJ mexicanos

Después de un año sin peregrinaciones, la movilización de los DJ -o sonideros, como los llaman en México- por las calles de Ciudad de México fue una gran noticia.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El último miércoles se realizó en la capital mexicana una de las peregrinaciones más típicas de la ciudad. Se trata de la que realizan cada año los sonideros -o DJ- del país hacia la Basílica de Guadalupe. Luego de las restricciones por coronavirus, esta peregrinación que suele llenar las calles de música, fue una señal de esperanza para millones de personas que se deleitaron con ritmos de cumbia y salsa durante la procesión. 

Uno de los participantes reveló que el motivo de la peregrinación es "dar gracias a la Virgen que nos permite estar aquí". Cada año los sonideros peregrinan para pedir por salud, seguridad y trabajo. 

Si bien las peregrinaciones son comunes en todos los países latinoamericanos, la que realizan los DJ en México sobresale por su originalidad. Por un lado, porque el punto de llegada o encuentro es la imponente Basílica de Guadalupe, patrona de América Latina y de las embarazadas. Por otra parte, porque los sonideros musicalizan el recorrido y animan a los asistentes mientras caminan sobre la calle que llega al Santuario. 

La peregrinación de este año fue especialmente significativa ya que durante 2020 debido a la pandemia y a las restricciones sanitarias las movilizaciones en honor a la Guadalupana. "Hace un año fue un poco más particular y pequeña, hubo algo porque dejar de ver a la Virgen de Guadalupe es imposible, pero en este año se levantó el programa de contingencia y gracias a Dios podemos volver a reunirnos, y aquí estamos", reflexionó un peregrino. 

La de los sonideros es la primera de las múltiples peregrinaciones que se realizan cada año antes de la fiesta de la Virgen de Guadalupe, el 12 de diciembre, que según Andrés Manuel López Obrador es la "celebración más importante del país". 

Uno de los peregrinos, que ya visitó la Basílica en múltiples ocasiones comentó: "Cada año es un placer venir a ver a la Guadalupana, a darle las gracias porque los que estamos vivos podemos continuar con este legado, pero aquí lo importante es que venimos de corazón". Destacó, además, que es por eso que los DJ mexicanos participan de esta fiesta a pesar de las dificultades que puedan surgir. "No importa lo que pase, aunque tengamos compromisos, es darnos un momento para venir a darle las gracias", aseguró.

Los ritmos tropicales son los más escuchados durante la peregrinación de los sonideros, una tradición que algunos repiten desde hace 20 años y a la que se siguen sumando las nuevas generaciones. Un peregrino comentó: "Quizás uno esté triste, pero en un evento damos alegría a la gente y muchos jóvenes entienden eso: escuchan la música, ven que a mucha gente le gusta bailar y se contagian. Hay hasta niños que ya están moviendo sus pies". 

Los distintos sonideros suelen llevar coloridas imágenes de la Virgen de Guadalupe decoradas con flores y en algunos casos con miniaturas de parlantes y mezcladoras típicas de DJ . 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?