Un médico de guardia renunció a su puesto por el descontrol social

Un médico de guardia renunció a su puesto por el descontrol social

El nuevo aumento de contagios por coronavirus en la Argentina preocupa y asusta mucho al personal de la salud, hasta tal punto que algunos profesionales están renunciando a sus puestos de trabajo alegando estar "hartos" del descontrol y la falta de cuidados en la sociedad.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El nuevo aumento de contagios por coronavirus en la Argentina preocupa y asusta mucho al personal de la salud, hasta tal punto que algunos profesionales están renunciando a sus puestos de trabajo alegando estar "hartos" del descontrol y la falta de cuidados en la sociedad.

Este fue el caso de Marcelo Lemus, un médico de 64 años que decidió renunciar a su cargo de guardia en el hospital público de la localidad entrerriana de San José "por razones sociales". A través de un video, el profesional explicó: "No puedo arriesgarme gratuitamente. Si hubiese consciencia me la banco y sigo adelante, o si tuviese 20 años menos, pero la verdad que tengo miedo. Se están riendo de todo el sistema de salud en la Argentina".

"Es la primera vez que tomo una decisión así. He cambiado de trabajo como todo el mundo por situaciones convenientes, pero por razones sociales es la primera vez", añadió Lemus y contó que el detonante de su renuncia fue una foto que le llegó por Whatsapp: "Estábamos en la guardia del hospital, hubo varios casos el mismo día. Se habían duplicado en las últimas dos semanas y un amigo de la facultad me mandó una foto, como diciendo 'mirá cómo se cuidan'. Era una foto de un balneario con un grupo de más de 200 jóvenes, todos amontonados, cantando, tomando, apretaditos, todos juntos. Algo lógico en tiempos normales, pero no en este".

"Con cada paciente que entra a la guardia uno tiene que tomar recaudos, vestirse, ponerse bata, guantes, cofia, botas. es caluroso e incómodo. Entre los pacientes que llegaron vinieron dos jóvenes con dolor de cabeza. Habían estado en una fiesta con 80 personas", detalló en el video difundido por medios locales y citado por La Nación.

Además de las imágenes, a Lemus le llegó un audio de una presunta estudiante de cuarto año de Medicina convocando a una fiesta clandestina: "Algo estamos haciendo mal para que un alumno de cuarto de Medicina haga eso en plena pandemia, con lo que implica para la gente en general. Porque para los jóvenes es bastante menor el riesgo, pero para mayores y enfermos con comorbilidades es de alto riesgo".

"Tengo tres compañeros muertos, no quiero ser el cuarto. Tengo una vida y lo que me quede quiero disfrutar y vivir bien", espetó el profesional indignado.

Por otra parte, Lemus recordó que su trabajo en el hospital de San José era precario: "No tenemos nombramiento, jubilación, obra social, vacaciones, riesgo de trabajo. Uno va y cobra unos 600 pesos por hora de guardia", reveló.

"Todos los colegas dicen 'esto no da más', 'no nos pagan' pero nadie dice nada. Tal vez decirlo ayude a que otro tome conciencia o la gente se dé cuenta. A algunos les molestó mucho, decían que era abandonar el barco en medio de la tormenta. Cada uno tiene su mirada. Yo tengo que cuidar mi salud en principio y en eso tengo apoyo de mis afectos y colegas", afirmó.

"Si la gente no toma consciencia propia, haga lo que haga el Gobierno, esto va a ser un caos. Mientras los chicos se sigan juntando a montones, en las playas fundamentalmente, está comprobado que son los que propagan el virus entre la gente. Los padres en esto tienen mucho que ver", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?