Carina Pagano: "Todos estamos diseñados para ser exitosos"

Carina Pagano: "Todos estamos diseñados para ser exitosos"

En profundidad analizamos qué es lo que nos boicotea a la hora de conseguir el éxito en nuestra vida y cómo hacemos para resolver esa parte que le corresponde exclusivamente a uno mismo, que tiene que ver con las propias creencias y heridas emocionales. Imperdible nota.

Paola Arcana

Paola Arcana

Carina Pagano es reikista, consteladora familiar (discípula de Bert Hellinger) y Coach profesional, matriculada en Inglaterra y EEUU, con mas de 25 años de experiencia. Analizamos con ella dos grandes temas involucrados en nuestra capacidad para ser exitosos: la estructura de la creación y el cuerpo del dolor. Nos brindó una gran herramienta para trabajar en nuestra creación y resolver nuestros dolores internos: el observador. 

Enterate en esta nota todos los detalles de las entrevistas que hicimos desde MendozAprende en el Instagram de MDZ Online con Carina Pagano.

Primera parte

Para ella el éxito, no es un fin en sí mismo, si lo ubicamos en ese lugar “nos convertimos en exitistas y eso nos lleva a conectarnos con lo efímero”. Afirma que es el resultado de una conducta;  es un continuo que se da a través de la perseverancia, capitalizando los logros, aprendiendo y mejorando cuando algo no nos sale;  volviendo a empezar muchas veces. Y eso es lo que provoca plenitud y disfrute. “No hay mayor plenitud que la que te da algo para lo que tuviste que hacer una construcción, que sembraste y viste crecer para luego disfrutar los frutos. Si tenemos ganas de un éxito efímero y con poco esfuerzo quizás nunca lo vamos a conseguir”. 

Afirma que todos estamos diseñados para ser exitosos, que no es lo mismo que perseguir el éxito. Al respecto dice que no hay posibilidades de ser un fracaso, “si bien a veces lo creemos de nosotros mismos y nos sentimos así, es imposible serlo, estar vivo es un éxito”. 

Esta creencia, dice, es falsa porque siempre se puede volver a empezar; nos provoca insatisfacción y nos lleva a sentir enojo, furia, amargura, resentimiento e incluso asilamiento. “A veces sentimos que la vida no repartió bien los talentos, y eso no es así. El tema es identificar cuáles son mis dones y mis talentos; ¿cómo los encuentro?, ¿dónde están?”

 “La plenitud viene de alienarme con el sentido de mi vida, lo tengo que encontrar. Si no encontramos nuestro lugar en el mundo entonces la vida se vuelve ingrata e infeliz” , afirmó

-  Decís que uno de los mayores problemas es cuando estamos tomados por la pasividad. ¿Por qué pasa esto? ¿Qué se esconde detrás de esta actitud? 

- Habría que ver de quién es la voz que te dice fracasado, ¿quién lo dice?¿tu mamá, tu historia familiar, tu herencia? ¿de dónde sacaste ese cuento, por qué te estas haciendo esto? Hay una sensación de disvalor y para superar esto hay una figura interesante que es la del observador.

Tenemos que descubrir cuáles son las áreas de mi mismo que no estoy viendo que me pueden hundir, en qué aspecto de mi vida estoy súper negativo o qué me pasa que no tengo la actitud correcta o la fuerza. Esto puede ser relativamente fácil, con ciertos ajustes tu vida cambia, o puede ser sumamente complejo y necesitas ayuda profesional. 

- ¡Qué importante es salir del piloto automático, empezar a ser conscientes del poder que tienen nuestras creencias, sepamos o no cuáles son, y el poder que tiene observarnos para descubrirlas y de esta manera transformarnos!.  

Otro aspecto fundamental en el camino al éxito es descubrir nuestras necesidades ¿cuáles son, qué es lo que realmente necesito? porque “no todo lo que quiero es real, hay una parte de lo que quiero que es basura, tenemos marketing, necesidades inventadas. Entonces tengo que identificar lo que realmente quiero y transformarlo en metas”, afirmó. 

Remarcó que “lo primero es revisar que la meta sea posible, luego ver si hay una obstrucción y si la obstrucción depende de mi". Luego tenemos que pasar al plano de la acción y revisar nuestra conducta, para ver si es correcta, si es acorde a la meta.

Enfatizó la importancia de “ver en profundidad” ya que a veces no se llega a la meta porque en el fondo no se quiere ya que nos puede dar miedo lograr éxito y conseguir lo que queremos, o nos puede dar miedo que lograrlo cambie las cosas

“¿Qué pasaría si fuera exitoso, si lograra la empresa que quiero tener? ¿Qué cambiaría en mi vida, seguiría en pareja con la misma persona, me quedaría en el país, qué haría?” 

Luego para que una meta se vuelva realidad, es importante que la conducta sea correcta, o sea, verdadera, es decir, sea sentida. Tenemos que ver cuáles son las emociones que la acompañan, si la emoción es miedo, está pésimo, si es enojo o rencor menos. La emoción correcta es la paz, la plenitud, la pasión. A veces me invento que estoy sintiendo una cosa y en realidad estoy sintiendo otra. Cuando la emoción no es correcta, tengo que ver qué pienso en profundad de lo que está pasando, hay veces que no se lo que está actuando realmente por detrás”, dijo.

Sobre esos aspectos de los que no somos consientes pero que nos condicionan dijo que “la familia es una fuerza y podés sentir que tenés atrás generaciones que están impulsándote y llevándote a otros niveles, y también hay condicionamientos que vienen ahí y de la cultura; y eso nos marca y condiciona. También hemos inventado historias que no son reales y se transmiten de generación a generación. Para superar esto, debemos observar, no resistirnos y aceptarlas". 

Luego están los valores y los principios. Los valores explicó tienen que ver con lo que yo puedo dar, y lo das de manera constante. “El valor y los principios provienen de algo que pasó que hizo que en la familia ese valor tome tanta importancia. La diferencia entre el valor y el principio es que a éste no estoy dispuesto a negociarlo. Además los principios siempre van a favor de la vida, del ser humano, de la naturaleza y el planeta.  Son la verdad, la libertad y el amor”, afirmó. 

Para finalizar sintetizó que esto se trata de analizar lo que se conoce como la estructura de la creación que supone un proceso de observación y conocimiento personal. Y una herramienta valiosísima para trabajar en ello es el observador, sobre todo cuando de descubrir boicots inconscientes se trata.  

El observador, dijo, es una figura que está dentro nuestro pero no es emocional pero que te hace consiente de la emoción que estás sintiendo y de los patrones que la sostienen, nos ayuda a identificar eso que está oculto pulsando que nos boicotea.

“El observador no juzga, no tiene mirada crítica, solo ama. Ve las historias familiares detrás del sufrimiento. Te observa a vos y observa a lo demás. Es magnánimo, es compasivo, es el que te dice salí de tu zona de confort”

- ¿Cómo hacemos para llegar a ese observador? 

- Saliendo de la mente, del juicio y del ego, entrando en la observación. Al no haber juicio no hay maldad. Ella surge cuando te juzgas como ineficiente, cuando juzgas a algo como incorrecto, lo que despierta odio, celos, después aparece la envidia, los logros del otro me dan bronca. La figura del observador me vuelve empático, me ayuda a comprender al otro, es la puerta al amor. Vamos a un mundo de cooperación y colaboración y la herramienta es la comunicación con tecnología, no es cualquier comunicación, sino es una empática y es en el ahora. El pasado está vencido lo tenemos que dejar, el pasado es para aprender pero no para llevarlo como una mochila de piedras. Para construir la felicidad y la plenitud tengo que hacer acciones para crear la estructura para que le plenitud y la felicidad se de.  

En la segunda parte de la entrevista desarrollamos a fondo el tema del cuerpo del dolor. Partiendo de la idea de que el mayor obstáculo para alcanzar nuestras metas está en nosotros mismos, que hay mecanismos creados a partir de creencias que aún cuando sean inconscientes nos mantienen atrapados en circuitos mentales y emocionales que nos estancan y boicotean.   

Empezaría por la gran pregunta ¿alguien quiere sufrir? ¿qué nos provoca el sufrimiento y lo elegimos? ¿Qué nos lleva a este sabotaje? ¿Podemos hacer algo para cambiarlo? Lo que les propongo es que analicemos y descubramos cuál es la parte que me toca a mi, en la que de alguna forma me estoy provocando este sufrimiento, es lo que Tolle llama el cuerpo del dolor”, dijo

Explicó que el cuerpo del dolor es una parte nuestra que está profundamente dolida y afectada y de repente pasa algo que actúa como detonante: un hecho, una conversación, un tema, que detona la furia, la angustia. Es una estructura de pensamiento, una manera en la que pensamos que nos afecta y nos condiciona, aún cuando no seamos consientes. 

 Dijo que esta forma de pensar para ser corregida necesita ser observada. Entra en escena el observador que hablamos antes, que es el que nos lleva a un nuevo estado de conciencia.

“Entendemos por niveles de conciencia a la capacidad de amar, o sea el amor es lo que resuelve este problema”, afirmó.

Continuó explicando que “el cuerpo del dolor se nutre de los pensamientos, que son los que generan las emociones. Al observar la emoción y eso que estoy haciendo y que hago siempre y que siempre termina de la misma manera, es lo que me ayuda a encontrar esa estructura de pensamiento que genera todo esto. Grandes líderes del mundo, cuando se preparan para conferencias de gran impacto mundial usan la figura del observador. Cuando estoy en el cuerpo del dolor mis pensamientos son dueños de mi vida, es sobre esta estructura de pensamiento que tomo mis decisiones y el observador la corrige”. 

También conversamos acerca de las relaciones y cómo influye esto en nuestra capacidad de relacionarnos. 

Comenzó diciendo que “Nadie puede activar mi agresividad, nadie tiene el poder de invalidarme ni hacerme sentir víctima, nadie puede hacerme sufrir. Son mis propios pensamientos al respecto, si alguien te dice que sos incapaz podés elegir no creerlo, si internamente estoy convencida de que yo sirvo no me pasa nada, el tema es que elegimos creer que no servimos. Entonces si creo que no sirvo, tengo que resolver ese tema de valor. La sana autoestima significa saber que soy valor y que si no se algo puedo aprender. Creemos que el otro tiene el poder de hacernos daño, somos nosotros quienes le otorgamos ese poder y seria tremendo que seamos nosotros los victimarios, esto de minarle la autoestima a alguien que esta débil es tremendo. Tenemos que dar lo mejor de nosotros para que el otro se desarrolle sanamente”. 

- Claro si no vemos esto, seguimos relacionándonos desde mi cuerpo del dolor con el cuerpo del dolor del otro. ¿Qué hacemos cuando vemos en el otro su reacción, su cuerpo de dolor? 

- Cuando interactuamos con otro también acudo al observador, entro en un estado de calma, sin juicio y lo observo, veo el cuerpo del dolor. Cada vez nos relajamos mas y mas baja la velocidad de la agresión. Si no hay recipiente para pelear es difícil que me siga atacando, y quizás pueda provocar una transformación. Es difícil pelearse con alguien que no se quiere pelear. 

Explicó además que los cuerpo de dolor se atraen y alimentan mutuamente. Que somos adictos a ese patrón por eso lo repetimos infinitas veces, “cada tanto nos da la angustia y lo retroalimentamos contando historias o viendo programas de TV que nos hacen mal”. 

También destacó que el cuerpo del dolor se transmite de generación en generación, por eso en todas las familias existe y genera conflicto y dolor. “El cuerpo del dolor proviene de algo que paso en mi sistema familiar, que puede ser real e incluso tener tintes inventados y no es algo malo. Eso también es madurar, entender que en las familias pasan cosas y es así. El pasado no lo puedo cambiar, me queda aceptarlo; el tema es ver qué hago con ese pasado

- ¿Cómo gestionamos el sufrimiento?

- Cuando hablamos de  eliminar el sufrimiento estamos hablando de sentirnos plenos y de un estado de quietud interior, de otras forma de leer la realidad y un paradigma nuevo de relacionamiento en que nos vinculamos desde las áreas luminosas, no desde la oscuridad. Lo que estamos buscando es modificar la estructura de pensamiento para entrar en la quietud, en la plenitud y en el gran ahora. 

Si resuelvo el cuerpo del dolor resuelvo mi vida porque si puedo aprender a gestionar el sufrimiento no significa que no van a haber cosas que te hagan daño pero vas a tener capacidad de gestionarlo como un adulto, es a los niños a los que todo lo supera. Me convierto en gestor de mi vida. El reconocimiento de que tu vida ha sido dura pero que esto puede cambiar es quizás la posibilidad de salida. 

- ¿Y en relación con a los demás? 

- Toda persona que agrede es una persona herida, la agresión es el resultado de haber sido herido. A mi cuerpo del dolor lo veo en relación, es cuando se activa que puedo verlo y sanarlo. Ahora no todo nivel de agresión se puede resolver, hay veces que puedo quedarme y trabajarlo con el otro, hay niveles de agresión que no se deben soportar, en ese caso solo puedo ver el cuerpo del dolor del otro, honrarlo, hacerle una reverencia e irme. Acá es donde debemos poner límites. 

Además también debemos recordar que hay asuntos que podemos resolver y que son de nosotros y tienen que ver con nosotros y hay otros asuntos que son del otro y en los asuntos de los otros tengo una intervención limitada porque son la vida de la otra persona. No en todo vamos a resolver, esto también es del ego e infantil y caprichoso, querer resolver la vida del otro y creer que tenemos todas las respuestas. Y hay otros asuntos que se llaman de Dios que no tiene que ver con nosotros sino que son mucho mas grandes. No en todo podemos aunque sea por amor meternos. 

Destacó que el desafío es entonces que cada quien asuma el compromiso de convertirse en su mejor versión, que no permita que su historia personal le arruine su vida, sino se trata de colocarla en el lugar de maestra, para aprender y seguir caminando.

Dijo que “el despertar de la conciencia es el fin de la demencia, es despertar al amor, pero no puedo hacerlo sino me saco la mochila de odio que tengo” 

Además del cuerpo del dolor explicó que hay dos elementos más que intervienen en el sufrimiento: el tiempo psicológico y la importancia personal.

La importancia de estar en el aquí  y ahora, en el presente, es que el observador está activo en el presente, por eso en este caso dijo presencia y observador es lo mismo. “Está activamente presente percibiendo todo y desde ahí va a decidir si abraza, si dice una palabra, si no dice nada. A su vez está regulando lo que pasa en el cuerpo, te dice me estoy enojando por esto por esto; está todo el tiempo chequeando en el gran ahora”

El tiempo psicológico genera sufrimiento si estoy en el pasado, recordando historias, o en el futuro deseando algo que ahora no tengo y nos tiene idos del momento presente. Y el otro elemento que genera sufrimiento es la importancia personal, cuando te has creído algo que no sos, no sos tu trabajo, tu casa, tus amigos, tu pareja; somos mucho mas que eso, somos seres que hemos venido con misiones que tienen que ver con la evolución de la vida”, remarcó.  

- Descubrir el cuerpo del dolor y resolverlo me hace recuperar mi poder original

- Recuperás tu esencia que ahora está mejorada, porque la original no tenia el conocimiento que te dio esta experiencia. El sufrimiento por el que pasaste es el que te da empatía, el equivocarte es lo que te hace comprender al otro, saber lo que el otro siente cuando sufre, te saca de la incomprensión y del juicio del ego. 

Tenemos la responsabilidad de convertirnos en la versión mejorada de la que naciste, en la versión mejorada de tu familia, tenés que traerla a la luz; no diciéndole a los demás lo que tienen que hacer sino transformándote vos en tu mejor versión como hija, madre, hermana, amiga, socia, pareja, vecina. Otra cosa, cuando el trabajo es genuino y verdadero hay placer, nunca hay esfuerzo, esa no es la motivación correcta.

- ¿Cuál es la línea entre irse al futuro y dejar de estar en el presente y mirar el futuro para proyectar, soñar, desear?

- Una característica de ese soñar es que debe ser algo bueno para todos. Cuando miramos el futuro con miedo pretendemos querer garantizarnos la subsistencia y no funciona así. Me gusta pensar que la vida es sagrada y que cuando estás presente cambia la valoración y la calidad de tus acciones, aparece un estado de simplicidad exquisita. Empiezo a vivir en lo sagrado y disfruto la alegría del ser, no de tener, de ser. 

El gran ahora  gobierna la percepción y la experiencia sensorial, empiezo a alienarme con un nivel de creación de la vida donde lo que quiero lo tengo. Estás totalmente compenetrado y conectado con el amor y se pierde el miedo.. 

- ¿Qué es el amor para vos? 

- Solo puede darse estando presente, es una vibración una calidad una frecuencia que pertenece al ahora, Si nos alineamos con esta conciencia y cambiamos la frecuencia hay un nivel donde lo que se necesita se tiene. No te da el universo para que derroches, el ser consume lo que necesita no acumula. 

No coincido con esto de hacer lista de pedidos de cosas que quiero y forzarlo. Primero tengo que hacer espacio y si mi vida está llena de toxicidad y odio es difícil que lleguen cosas buenas. El cambio verdadero empieza en la introspección y la profundidad interior y en atreverme , se necesita mucho coraje para ver nuestras áreas grises. El proceso de ser observador es el que nos vacía y limpia, te lleva de la mano y llega un momento en que nos vamos a descubrir plenos , sin preocupaciones, disfrutando, en un estado de quietud interna, aún si hay una fiesta alrededor. 

-¿Qué es el miedo para vos? 

- El miedo es un sentimiento, provocado por la percepción del peligro. Pero debemos discernir qué amenaza vemos, si es real o imaginaria y regularlo. Otra cosa cuando es descontrolado o te pasás y caes en la angustia, en pánico.  Ahora hay mucho miedo no es una buena frecuencia paraliza y anula la creatividad. El miedo también puede ser un obstáculo muy fuerte que crea la mente, el miedo a fracasar en ser uno mismo es terrible.

- ¿Cómo salir del miedo cuando estas en un contexto incierto?

- Necesitamos mucha cadera, observación y comprar la parte correcta del miedo, hay una parte que me protege, que está bueno un recaudo pero no hay forma de que me quiten la vida, nadie puede hacerte creer algo que es falso, nadie puede quitarte tu poder interior. Está bueno tener recaudos del barbijo el alcohol, pero no me voy a paralizar, voy a seguir construyendo metas, si puedo crear mi mejor versión no me para nada. ¿Se puede hacer algo mas positivo que transformar nuestra propia vida en una bendición para los demás? 

Salió la invitación a construir un mundo mejor partiendo desde la introspección y el autodesarrollo. Tenemos herramientas para empezar a hacerlo ahora y usarlas . Así como aprendimos a pensar de una manera destructiva entones ahora entrenemos la figura del observador y veamos si obtenemos resultados.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?