El impacto en la salud de no dormir bien por las noches

El impacto en la salud de no dormir bien por las noches

cómo impacta en la salud un mal dormir

comercial

No dormir tiene un gran impacto sobre la salud que a corto, medio y largo plazo, puede ocasionar graves trastornos en nuestro organismo. Es por ello que queremos detallar a continuación algunas de las consecuencias negativas que tiene para nuestra salud el no dormir bien durante la noche. Muy atento porque muy probablemente tú mismo sufras alguna de ellas. En la web de muydormido.com podrás encontrar todo lo necesario para un descanso pleno y reconfortante.

1.- Consecuencias sobre nuestra capacidad cognitiva

El primero de los problemas que se plantean para nuestra salud por no tener un suficiente descanso o un descanso sin calidad es que nuestras capacidades cognitivas disminuyen. Es así que nuestro cerebro no podrá funcionar de la mejor forma y verá disminuido su rendimiento.

Esto, por ejemplo, afecta a la memoria y la concentración: es por ello que tendremos mayores dificultades para poder retener información durante el día. Naturalmente, esto nos puede afectar a muchos niveles: desde el profesional hasta el personal. Ni que decir tiene el impacto que puede tener sobre estudiantes, los cuales requieren de toda la atención posible. 

En efecto, quiere decir en primer lugar que no seremos capaces de asimilar nueva información y que, en general, nuestra atención se verá afectada. Esto sí puede tener riesgos sobre nuestra salud y perjudicarnos, por ejemplo, a la hora de conducir o realizar actividades que entrañen ciertos riesgos. 

2.- Alteraciones de carácter psicológico

Otra de las consecuencias negativas de la falta de sueño en nuestra salud tiene que ver con nuestra propia salud mental. En efecto, la falta de sueño provoca una serie de trastornos como ansiedad, estrés y, en algunos casos, depresión.

Hay que decir que este perjuicio es especialmente nocivo a consecuencia de que termina por convertirse en un círculo vicioso. La ansiedad y la depresión generan a su vez problemas para conciliar el sueño, lo que a su vez las magnifica. 

Esto termina por traducirse en una gran inestabilidad emocional que termina afectando a varios niveles de nuestra vida; en particular, a nuestras relaciones personales. Como solución a ello siempre pueden practicarse técnicas de relajación que nos ayuden a disminuir dichos problemas de ansiedad y a conciliar mejor el sueño. 

3.- Irritabilidad sobre nuestro carácter

En parte esta consecuencia está relacionada con las anteriores. Sin embargo, se trata de un problema que puede tener un carácter puntual y no volverse necesariamente crónico. Ahora bien: la falta de sueño provoca irritabilidad en nuestro carácter que de nuevo trae perjuicios a nuestra forma de relacionarnos con los demás haciendo que tengamos mal humor o nervios constantes. 

En el caso de verse afectado por ello, lo más recomendable es intentar calmarse para paliar en cierto modo sus efectos. Combatir el nerviosismo y la irritabilidad provocadas por la falta de sueño nos ayudará a mejorar la calidad de nuestro día a día. 

4.- Problemas de obesidad y diabetes

Otra de las consecuencias que puede tener la falta de sueño sobre nuestro organismo tiene carácter hormonal. En efecto, cuando tenemos falta de sueño provocamos que nuestro cuerpo segregue mayor cantidad de grelina. Esta es una hormona que está directamente relacionada con la cantidad de apetito que tenemos y, por ello, está relacionada con problemas de obesidad y sobrepeso. 

La falta de sueño también afecta a la capacidad para procesar la glucosa, por lo que puede ser un factor que propicie la aparición de diabetes en nuestro organismo. En este punto debemos cuidar especialmente nuestra alimentación si tenemos problemas de insomnio. Con ello, conseguiremos combatir sus efectos sobre los nutrientes y la calidad de los mismos que hay en nuestro organismo. 

5.- Consecuencias sobre el sistema inmunológico

El sueño ayuda también a reparar y producir nuestras defensas. En el caso de que no se tengan suficientes horas de él podemos estar favoreciendo la merma de nuestro sistema inmunitario. Es así que debemos descansar bien para poder otorgarle descanso también a dicho sistema inmunológico, que es quien nos defiende de las enfermedades. 

Una falta de sueño o una falta de calidad en el mismo provocada por no tener un colchón o unos elementos de descanso adecuados puede traducirse en un mayor riesgo de enfermedades para nuestro organismo.

6.- Favorece las lesiones

En parte sucede en este punto algo parecido a lo que ocurre en el anterior. En efecto, durante las horas de sueño contribuimos también a regenerar nuestro aparato muscular. En el caso de personas que hagan deporte es una parte esencial relacionada con la recuperación de nuestro organismo. En definitiva, puede decirse que la falta de sueño repercute negativamente en nuestro rendimiento físico.

Por ello debemos asegurarnos de tener suficientes horas de sueño para que nuestras fibras musculares puedan repararse y estar en condiciones adecuadas para la siguiente sesión de entrenamiento. De esa manera estaremos ayudando a nuestro organismo a prevenir posibles lesiones y a nuestra rutina de ejercicio a que pueda ser más productiva.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?