Basura en cauces: botellas, bolsas y objetos oxidados contaminan el agua

Basura en cauces: botellas, bolsas y objetos oxidados contaminan el agua

La cantidad de basura que se acumula en los canales de riego en Mendoza es alarmante. Los residuos que se encuentran en los cauces afecta a la calidad del agua.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

La contaminación en los canales de riego de Mendoza no es una situación nueva, es algo que hace años preocupa. Montañas de basura, bolsas de residuos que flotan, botellas y otros recipientes plásticos, electrodomésticos en desuso y hasta animales muertos. Todo esto se puede encontrar en los canales cuya agua se utiliza para el riego en la agricultura.

Según el Ingeniero Agrónomo Gonzalo Muñiz, de la Unidad Hidráulica de la Primera Zona del Río Mendoza, la cantidad de basura que se estanca a diario en los cauces afecta gravemente a la calidad del agua porque la contamina. “Producimos una contaminación del agua que después directamente o indirectamente la consumimos a través del agua potable o de los productos alimenticios que se han regado con esta calidad del agua”, afirma Muñiz.

“El agua no pasa por procesos que mejoren su calidad antes del riego”, cuenta a MDZ el Ingeniero Roque Casas Jefe de Conservación del Río Mendoza. 

La situación es cada vez más complicada, las imágenes del video son del Canal Chachingo, ubicado en Maipú a 400 metros de la R60, fueron tomadas durante la entrega de dotación el fin de semana pasado pero según explica el Jefe de Conservación del Río Mendoza: “esto se repite en cada turnado”. 

Debido a la cantidad de basura que hay en los cauces cada vez que rota un turno se debe realizar la tarea de limpieza. Los turnos de agua rotan cada 9 días aproximadamente y en cada uno de ellos se retiran en promedio 10 camionadas de residuos sólidos

Lo mismo se repite en el Canal Naciente -ubicado en calles Belgrano y Perito Moreno-, en el Jarillal y en el Desagüe Moyano -cruza la zona industrial-, este último es dónde se encuentra el mayor número de residuos. Por año la Asociación de Inspectores de Cauces saca de los canales 140 kilos por metro lineal

Los tomeros de riego de inspección de cauces deben limpiar los canales con zapas, rastrillos y lo que tienen a su alcance para evitar que se desborde o que el agua siga arrastrando residuos en su viaje. A esta tarea de limpieza se suman  máquinas excavadora debido al gran volumen de basura acumulada.

La Asociación de Inspectores de Cauces trabaja en conjunto con el Departamento General de Irrigación para preservar la calidad del agua de riego, para ello se recurre a revestir y tapar los cauces para evitar que se vuelquen residuos y así paliar la gran contaminación del agua.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?