"Me he convertido en muerte": hace 75 años explotaba la primera bomba atómica

"Me he convertido en muerte": hace 75 años explotaba la primera bomba atómica

Se trató de una prueba nuclear que llevó adelante el gobierno de Estados Unidos en 1945, poco antes de los ataques a Hiroshima y Nagasaki. Uno de los inventores de la bomba recordó una cita que pasaría a la historia.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El 16 de julio es el aniversario de uno de los momentos que marcaría a la humanidad para siempre. Ese día, en 1945, se llevó a cabo la primera explosión de una bomba atómica, durante la prueba Trinity, en el desierto de Nuevo México, EEUU.

La prueba fue un triste adelanto de lo que pasaría pocas semanas después, cuando dos de estos artefactos destruirían las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, y pondrían fin a la guerra más cruenta que vio la Tierra en toda su historia.

La bomba detonada era "gemela" de la que detonó en Nagasaki, ya que utilizaba como material fisionable plutonio. La que estalló en Hiroshima, en tanto, estaba hecha a base de uranio 235.

La explosión, según contaría después Robert Oppenheimer, director del laboratorio nacional Los Álamos en donde se diseñó la bomba, le recordó a una frase del texto sagrado hindú Bhagavad Gita: "Me he convertido en muerte, en destructor de mundos". La cita pasó a estar unida para siempre a las detonaciones que acabarían con cientos de miles de vida.

La prueba se llevó a cabo a las 5.29 del 16 de julio de 1945. El dispositivo estalló con una energía equivalente a 19 kilotones, es decir, la misma que generaría la explosión de 19 mil toneladas de TNT. El cráter que dejó en el suelo tenía 3 metros de profundida y 330 metros de ancho. La onda de choque se sintió hasta 160 kilómetros de distancia. La nube en forma de hongo, nunca antes vista hasta ese momento, tuvo 12 kilómetros de alto.

La prueba fue observada por al menos 260 personas, que se encontraban a más de 9 kilómetros del lugar de explosión. En 1975, la zona fue declarada Monumento Histórico Nacional, y todavía se puede visitar dos días al año: el primer sábado de abril y de octubre. El Monumento Trinity marca el hipocentro de la explosión.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?