Docente acusada de abusos sexuales podría salir en libertad

Docente acusada de abusos sexuales podría salir en libertad

Una docente del barrio UNIMEV está sospechada de haber sido la "entregadora" de menores de edad para que su pareja los abusara. El hombre ya fue condenado a prisión y ahora la lupa de la Ley se centra en ella. Aunque está con preventiva desde hace un año, su defensa reclama la libertad. ¿Saldrá?

Facundo García

Facundo García

La acusación es grave: con la excusa de darles apoyo escolar, la docente Roxana Edith Donoso Villalobos habría entregado menores para que su marido perpetrara abusos. El hombre ya fue condenado por estos crímenes, pero ahora la lupa de la Justicia también hace foco en la mujer. Y si bien el año pasado le dictaron prisión preventiva, esta semana su defensa -a cargo de Gustavo Ruggero- pidió que ella salga en libertad. 

El próximo jueves se sabrá si la jueza Maria Alejandra Mauricio hace lugar al pedido. Por lo pronto, el fiscal Darío Nora, que está a cargo de la causa, anticipa que el Ministerio Público se opondrá. "Para nosotros la prisión preventiva sigue siendo necesaria para garantizar que esta persona no entorpezca la investigación", enfatizó Nora en diálogo con MDZ.

El caso sorprendió en su momento a los vecinos del barrio UNIMEV. Resulta que la docente preparaba alumnos en su domicilio. En las ocasiones en que asistían muchos pibes, su pareja la "ayudaba" haciéndose cargo de algunos. Era una casa de dos plantas: en la de abajo atendía la mujer y en la de arriba el hombre. Lo concreto es que algunos estudiantes que se quedaron con Jorge Elías Ramón Caligiuri (69) fueron vejados.

Y su esposa está imputada como partícipe primaria en esos abusos sexuales gravemente ultrajantes. Para el fiscal, "ella era la persona a la que contrataban y quien quedaba a cargo de esas víctimas. Además, todo ocurría en su propia casa".

Se animaron a denunciar

Desde 2016 Caligiuri enfrentaba denuncias por abuso sexual. Dos niñas mellizas de 9 años contaron que habían sido vulneradas mientras recibían clases particulares en casa de Donoso, a lo largo de más de 20 meses. Luego se conoció el caso de otro menor, de 10 años, que padeció situaciones similares.

En 2019 -y a partir de esos antecedentes- se consideró la posibilidad de que existiera una cuarta víctima, a quien el agresor habría tocado mientras le sacaba fotos. ¿Y la mujer dónde entra? En el testimonio de esta cuarta víctima, que afirmó haber sido conducida por la docente hasta donde estaba el abusador.

Caligiuri fue sentenciado por los tres abusos y se analiza su intervención en el cuarto. A pesar de que él insiste en apelar, ya enfrenta una condena de 18 años. El fiscal Nora dice que cuenta con pruebas para demostrar que la pareja también tuvo que ver: "en el debate vamos a ventilar elementos que dejan en claro que ella no podía desconocer lo que pasaba. Por otra parte, como docente, esta señora era garante de los niños".

La próxima audiencia será el jueves por la tarde y habrá que ver cuál de las dos posturas prevalece. Si la jueza Mauricio escucha al Ministerio Público, Donoso seguirá presa, si bien está bajo la modalidad domiciliaria. De lo contrario, recuperará su libertad.

  • Para aportes o comentarios, puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?