Recolección diferenciada de residuos: es clave entender para qué se hace

Recolección diferenciada de residuos: es clave entender para qué se hace

Si se realiza y gestiona de manera adecuada la separación en origen y recolección diferenciada son claves en la lucha contra el cambio climático. ¿Cómo se separa?, ¿cómo es el proceso?, ¿por qué es un beneficio ambiental y social?

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

El Cambio Climático es uno de los principales desafío que enfrenta la humanidad. Es causado en gran parte por el aumento continuo de la concentración de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, los cuales provienen en su mayoría de actividades realizadas por el ser humano.

Sus efectos ya son evidentes a raíz del aumento global de la temperatura media terrestre, esto pone en riesgo la biodiversidad y tiene efectos negativos en el desarrollo de la economía global y local. 

Es aquí donde entra en juego la importancia de la gestión de residuos, acción que se lleva a cabo en la mayoría de las ciudades del mundo. Primero se separan los residuos en origen, hogares y empresas, luego se recolectan de forma diferenciada. “La basura que generamos, si no es bien tratada, no solo provoca contaminación en el aire, en el agua y en la tierra, sino que, además, degrada el ambiente, deteriora la salud de la población, extingue especies, genera proliferación de plagas y enfermedades peligrosas, produce gases de efecto invernadero, (...)”, explican desde Ecohouse.

En Argentina se genera un promedio de 45.000 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos, lo que equivale a una tonelada de basura cada dos segundos. Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son aquellos que se generan en las zonas urbanas y que, por lo general, son llevados a los vertederos o rellenos sanitarios.

Los RSU se dividen en secos y húmedos. Los secos (papel, cartón, metal, vidrio, plástico, telgopor) son todos los que se pueden recuperar a través del reciclaje o reutilización. Los húmedos son los orgánicos. En Mendoza se está trabajando en la recuperación de aquellos residuos que pueden ser reutilizados o reciclados, incorporando en muchos municipios los puntos verdes o recolección diferenciada.

Godoy Cruz fue el primer departamento de la provincia en aplicar este tipo de recolección. Antes de implementar este sistema se le consultó, a través de una encuesta, a los vecinos si estaban de acuerdo con aplicar la separación de residuos en origen y el 95% dió su aprobación. Desde el municipio se muestran muy conformes con el funcionamiento del programa, “no han habido reclamos de vecinos, la gente está muy contenta con el sistema”.

La Ciudad de Mendoza también se suma a la separación de residuos en origen y posterior recolección diferenciada. “Lo que intentamos con este programa de gestión de residuos es que los vecinos generen menos residuos y el residuo que se genere se pueda gestionar de mejor manera”, explica Juan Manuel Filice Secretario de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Mendoza.

“Entendemos que no hay ningún inconveniente en el hecho de que los vecinos tengan un día más en sus domicilios la bolsa de residuos húmedos. Y que los saquen para su recolección los días que corresponden”, agrega Filice. 

Frente a la preocupación de muchos comerciantes y vecinos que indican que la acumulación de residuos en ciertos lugares puede traer consecuencias negativas, como malos olores, el funcionario aclara “esta recolección no incluye a los hospitales, clínicas ni restaurantes. En estos casos hay otro tipo de recorrido y servicio”.

En Las Heras, Luján de Cuyo y Guaymallén el grupo Clasifica para ayudar trabajan con circuitos de recuperación y puntos verdes móviles para que los vecinos lleven allí los residuos secos y puedan ser recolectados por los recuperadores urbanos de la zona.

Un gran paso hacia la economía circular

La economía circular propone un nuevo paradigma que modifique la forma en la que actualmente se produce y consume. Se basa en un flujo constante en la que los residuos pueden ser utilizados como recursos para reingresar al sistema productivo. De esta manera, se reducen los residuos y se extrae menos recursos naturales del planeta.  

La gestión de residuos es uno de los mecanismos de esta economía, la cual incide directamente en lo social. La separación en origen es una oportunidad para muchas personas que desde hace años trabajan en condiciones indignas en basurales a cielo abierto o revisando los residuos fuera de los domicilios. La gestión de residuos permite brindar mejores condiciones de seguridad e higiene a estas personas. 

Érica Pulido, Secretaria de Ambiente del municipio de Godoy Cruz explicó cómo funciona el programa de recolección diferenciada en ese departamento, “todo inició en el 2016, el programa de recuperadores urbanos comenzó para dar ayuda a aquellas personas que manejaban carretelas con caballos en busca de cartones, vidrios, entre otras cosas. Desde el municipio se cambiaban caballos por motocarros”. 

Las personas que manejan los motocarros son las que se desempeñan como recuperadores urbanos, realizando la recolección en puntos verdes y según expresa la secretaria de ambiente son “ellos mismos los que se han incorporado en dos plantas municipales para realizar la separación y posterior comercialización”. En esta acción también participan Los Triunfadores.

En el caso de la ciudad de Mendoza quiénes están a cargo de la selección, limpieza y quiénes compactan los residuos secos son los miembros de Coreme (Cooperativa de Recuperadores de Mendoza), ellos son los encargados de vender estos materiales a las empresas para ser reutilizados o reciclados.

Separar residuos en nuestros hogares es una acción que contribuye a frenar el cambio climático, coopera con el trabajo y la economía de un gran número de familias que se dedican a la recuperación de materiales y sólo nos llevará unos segundos más de lo que estábamos acostumbrados. Un cambio de hábito que vino para quedarse.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?