El furor de 365 DNI: ¿Ver porquerías también es un efecto de la pandemia?

El furor de 365 DNI: ¿Ver porquerías también es un efecto de la pandemia?

La locura que ha producido a nivel mundial esta peli polaca no ha escapado a la Argentina: ¡Todas -y algunos "todos"- han enloquecido con ella! ¿Nos importa más, a la hora del relax, un cúmulo de escenas hot como las que se ven en esta nota antes que una historia? ¿Por qué elegimos algo que atrasa?

Federico Croce

Federico Croce

Es muy loco que en plena era de educación sobre lo que realmente es el feminismo, en donde hay un camino hacia la deconstrucción de tantas costumbres machistas impuestas desde lo histórico; sean legiones las mujeres -bueno, hombres también... pero en su mayoría mujeres- que eligen aplaudir a rabiar y encumbrar una película denigrante, violenta... y decididamente mala a la hora de optar por un momento de descuelgue. ¿Se elige solo porque "calienta"? ¿No importa la calidad del producto?

Una imagen de 365 dni.

La gente muchas veces no elige la calidad. Concretamente Netflix tiene una especie de 'top' en donde muestra lo más visto en cada país; y yo creo sinceramente que la gente engancha lo que sale ahí porque lo tiene a mano y no se pone a buscar tanto. Esto, sumado a que por la red social que sea uno lee que 365 dni es una película hot, casi porno, y que enciende como nunca... es casi "de manual" que por lo menos la curiosidad no nos gane.

"El enganche que tiene la película sin lugar a dudas es lo erótico, porque desde el principio se la empezó a vender como la sucesora de '50 Sombras de Grey', aunque nada tiene que ver con esa historia. De hecho también en la red social Tiktok hay un furor, en donde la gente mostraba su reacción al ver las escenas de sexo del film -hay una sucesión de ellas, y algunas muy largas, de varios minutos-", explica la periodista Alejandra Casas Cau charlando al aire en MDZ Radio

Particularmente en 365 Dni hay un cúmulo de humillaciones y maltrato hacia la protagonista femenina que es por lo menos, desagradable. Lo raro, lo que incomoda e incluso preocupa, es que en las redes sociales haya comentarios del tipo 'Ay, ojalá que me pase lo que le pasa a la protagonista', o 'Quiero que me secuestren y me traten así'. 

La película romantiza el secuestro y la violencia física y verbal hacia la mujer. Durante todo el film el protagonista tiene con ella una actitud violenta constante. El problema no es que haya abuso, secuestro, trato denigrante, que a ella la traten como a una cosa en una película... sino que todo esto se muestre como buenísimo, súper romántico y muy genial... y que así lo tomen muchos espectadores. Esto es lo peligroso.

Está bien: es una ficción, y muchos de los que están leyendo esta nota tienen pensamiento crítico y capacidad de análisis: han visto cosas decididamente peores. 

Pero... ¿Qué pasa cuando la ve un chico, una chica de 13, 14 años? ¿Tiene la capacidad crítica correspondiente? Internet también ha ayudado a este furor: vos ponés 356 DNI en Google y lo primero que te sale son "las diez fotos hot del protagonista", o "la película hot que no te podés perder"... pero no hay muchas explicaciones sobre el mensaje violento que la peli transmite.

Otro aspecto preocupante que, a mi entender ayuda a que esta porquería sea un éxito en el ranking es que hay una especie de engaño de Netflix: el film está catalogado como título "romántico", o como "película internacional". Si de repente yo tengo un algoritmo en donde habitualmente veo comedias románticas, se me recomienda esta película: me sale el título porque aunque está lejos de serlo, está catalogado como "romántico" y entonces puede pasar que muchos niños accedan y la vean sin que ni siquiera se enteren sus padres.  

¿Se debe retirar la película?

Hace días HBO dejó de tener en su grilla "Lo que el viento se llevó", una joya absoluta de la cinematografía mundial, por el tema de la esclavitud. 

No comparto para nada la idea de "sacar una película" de circulación. En este caso concreto y hablando de cine hablamos de arte. Es expresión, es divertimento pero también crítica; y no debe ser censurado jamás.  

Con el criterio ese de dejar de proyectar películas o series violentas, machistas, racistas, homófobas, o basadas en un tema que hoy está fuera de época... tendríamos que borrar del mapa desde "La Bella y la Bestia" -en donde el personaje masculino la secuestra a ella y hace que se enamore- hasta "Friends", en donde al padre transexual de Chandler se lo trata de hombre.

Eliminar una propuesta no soluciona nada. Estas obras no deben ser nunca prohibidas, sino contextualizadas. Las plataformas deberían mostrar aclaraciones correctas, información certera sobre su verdadero tema y que se marque bien de qué se trata y si hay escenas sensibles. La idea es que uno realmente sepa lo que está por ver.

¿Lo bueno? Este debate, este análisis o estos cuestionamientos quizás en años anteriores ni siquiera se nos hubieran pasado por la cabeza. 

La pregunta que me queda: A la hora de elegir una película o serie... ¿Vemos directamente lo primero que nos ponen adelante?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?