Aseguran que el teletrabajo es beneficioso para el sistema empresario

Aseguran que el teletrabajo es beneficioso para el sistema empresario

En la Cámara de Diputados se debatieron 14 proyectos distintos para regular el trabajo a distancia. Esta modalidad impuesta por la emergencia sanitaria presenta algunos vacíos normativos que se quieren regular para el futuro. Descubrí cuáles son las ventajas para el empleador.

Victoria Chales

Victoria Chales

A partir de 14 proyectos presentados para regular el trabajo a distancia en Argentina, la Cámara de Diputados debatirá de manera virtual el día de hoy bajo qué normativa deberá regirse una modalidad laboral que creció exponencialmente durante la pandemia: el teletrabajo. La Comisión de Legislación del Trabajo emitió un dictamen de mayoría el día de ayer, aunque el Interbloque de Juntos por el cambio firmó en disidencia.

Aunque para muchos el trabajo desde casa apareció como una realidad a partir del coronavirus, Julián de Diego, abogado y asesor laboral para empresas explicó en MDZ radio que "hace muchos años que existe el teletrabajo en Argentina, en empresas internacionales, ya que el desarrollo tecnológico de equipos portables hizo que uno pueda muchas veces desarrollar su tarea sin estar en la oficina".

Por eso, "no están legislando algo nuevo, ni algo que necesite una regulación específica porque ya está contemplada en la legislación existente". Un ejemplo significativo de que el trabajo a distancia existe hace mucho tiempo en nuestro país lo constituyen los vendedores de productos de una marca masiva que están todo el día en la calle, cargando las ventas con un celular y sólo toman contacto con la empresa una vez por mes, esos son teletrabajadores. De esta manera ilustraba el abogado una situación dada sobre la que regular, más que una modalidad nueva a abordar. Para ello y ya que el proyecto de ley avanza rápidamente, es importante desentrañar algunas consideraciones generales, señala el abogado.

¿Qué es el Teletrabajo?

En el proyecto de regulación que se está trabajando en la Cámara baja, el concepto de teletrabajo se establece sobre toda aquella persona que de forma permanente o parcial, en forma ocasional o hasta incidental, es decir por un ratito, trabaja afuera de la oficina a través de algún medio de comunicación o transmisión de datos lo que podría ser un celular o una notebook. Si mantenemos este concepto, "seríamos todos teletrabajadores".

De Diego establece que una definición más adecuada sería considerar teletrabajador a "aquella persona que en forma habitual o en forma regular por una parte o por el total de la jornada trabaja a distancia". De la manera en que está considerado en el proyecto se nota que está muy atado a la situación de esta pandemia, de hecho por eso establece la cláusula de Reversibilidad "donde un empleado que tenía modalidad presencial y pasa a la forma remota puede revertir eso a voluntad".

Dudas frecuentes: ART, extensión de la jornada, trabajo autónomo

Muchas de las condiciones que se busca regular para el trabajo a distancia ya están contempladas en la normativa existente. En todo caso, habría que actualizarlas opina De Diego. Es frecuente que se cuestione por ejemplo la cobertura de las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART) por cambiar la locación en la que se realiza la actividad. Sin embargo la ley es muy clara en este sentido y establece que un "accidente laboral es aquel que ocurre por el hecho o en ocasión de trabajo". Por lo que, argumenta el especialista Julián de Diego "mientras lo ocurrido tenga lugar en el horario establecido como jornada laboral, no hay mucho margen". Aún cuando en el trabajo remoto muchas veces el lugar físico varíe.

Uno de los elementos que se busca normativizar es la extensión de la jornada, ya que todos los expertos señalan que la mayoría de las veces "no termina nunca". Aunque debieran ser sólo 8 o 9 horas, se trabaja 14 e incluye fines de semana. Por eso, una variable que se establece en los países en que esto ya está más extendido, es el Derecho a desconexión. No sólo por la salud del trabajador si no, que también determina como se explicaba anteriormente la cobertura de la ART. 

Muchos freelancers ven en esta regulación una esperanza para modificar y mejorar sus condiciones laborales. Por la situación monetaria argentina, resulta muy lucrativo para este sector, prestar servicios para el exterior. Pero quién regula esta actividad si el empleador está quizás en la otra punta del mundo. El abogado especializado en temas laborales explica que como está formulado el proyecto de Ley hasta el momento, "no reconoce a los autónomos" que no se rigen por la Ley de Contrato de trabajo (LEY N° 20.744 - TEXTO ORDENADO POR DECRETO 390/1976) como los trabajadores en relación de dependencia, "si no por el Código Civil y Comercial, en especial por el contrato de servicio y por el contrato de obra. Y en estos casos, no tienen ningún vínculo de relación de dependencia con quienes brindan el servicio sean locales o de afuera".

El trabajo a distancia tiene muchas ventajas para el empresario

Julián de Diego, abogado y profesor de la Universidad Católica Argentina (UCA) argumenta que el trabajo de manera remota tiene al menos tres grandes ventajas para el empleador:

  • "El costo para la empresa es mucho más bajo porque el empleado no ocupa un lugar en la oficina o en las instalaciones que generalmente son mucho más caras. No produce ningún gasto y tiene una dedicación exclusiva desde el horario que se conecta hasta el horario en que se desconecta".
  • "Mayor eficiencia del trabajador". La productividad ya no se mide más por hora, si no por resultados. Esto cambia el enfoque de la remuneración. Nunca puede ser menor a la que ya tenía, pero comienza a ser importante la remuneración variable por resultados. "Desde Canadá hasta Ushuahia somos el país de más baja productividad" por eso es una ventaja, ya que el home office mejora la productividad.
  • "En el plano de desarrollo de las nuevas tecnologías, nosotros ya estamos experimentando cambios en la modalidad y los deseos de los clientes". Aquella persona que pidió el envío a domicilio de la mercadería, difícilmente vuelva a pasear dos horas por un supermercado. "El que se acostumbró al delivery, no va al supermercado nunca más. Los clientes están transformando su forma de enfocar sus compras, sus servicios".

"No nos conectemos hoy porque estamos de paro"

Se podría pensar que el hecho de que los empleados no se reúnan físicamente en ningún lugar podría ir en detrimento de sus derechos sindicales. Esto está lejos de ser así ya que la situación ha cambiado totalmente a razón de las tecnologías de comunicación que existen hoy en día. "Las medidas de fuerza más eficientes se organizan por whatsapp" apunta con gran acierto el abogado laboralista Julián de Diego.

"Las huelgas mejor organizadas, se organizan por whatsapp donde el dirigente sindical se conecta con los delegados de las distintas empresas, y éstos con los trabajadores. Entonces hoy, hacer una medida de fuerza es en el momento que tienen que conectarse, la huelga es la paralización de las conexiones. Los derechos sindicales se van a transformar también, pero se van a optimizar porque los medios de comunicación que tienen hoy los sindicatos con sus representados son mucho más eficientes que los viejos mecanismos. Incluso ahora las asambleas se hacen por videoconferencias."

La receta que funciona 

Los empleadores sacan costos y beneficios de hacer ciertas modificaciones en su empresa y quizá trasladar parte de sus trabajadores a producir desde casa. Después de analizar distintos casos y escenarios, como asesor laboral para empresas, de Diego argumenta "la mejor metodología laboral que yo he visto, son las que combinan el trabajo presencial con el trabajo a distancia. Y el que no tiene el edificio en condiciones, generalmente alquila un espacio de co-working donde hay una comunidad de trabajo de intervinculación".

Escuchá la entrevista completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?