A pesar del aumento de casos, a Mendoza le queda un dato alentador

A pesar del aumento de casos, a Mendoza le queda un dato alentador

Si bien la situación de la pandemia en la provincia se complicó considerablemente en la última semana y media, desde hace casi dos meses no se registran víctimas fatales. Además, a la fecha, no hay personas internadas en terapia intensiva por coronavirus.

Gonzalo Conti

Gonzalo Conti

Los casos de coronavirus en Mendoza aumentaron considerablemente en la última semana y media, con 28 nuevos positivos desde el viernes 12 de junio hasta hoy y, si bien parecen todas pálidas, aún queda un dato más que positivo en el que sostener el optimismo. Desde hace 58 días no se registran víctimas fatales y, de todas las personas internadas actualmente, ninguna está en terapia intensiva.

Desde el inicio de la pandemia la provincia registra 124 casos positivos, de los cuales permanecen internados 31 pacientes, 84 se recuperaron y, lamentablemente, 9 fallecieron.

Uno de los índices que preocupaba en aquellas primeras semanas era el de la cantidad de muertes en relación a la cantidad de casos. Para el 23 de abril, día en el que se registró la novena, y última, víctima fatal en Mendoza, había solo 70 casos confirmados. Al día de hoy la cantidad de casos creció a 124 mientras que la cantidad de muertes se mantuvo fija.

De por sí, que no se hayan registrado nuevos fallecidos por la enfermedad que tuvo en vilo a gran parte del mundo y que aún nos sigue preocupando al menos en Argentina y aquí en la provincia, es una buena noticia.

Pero, no es la única. Hay otro dato positivo y tiene que ver con la condición en la que están los pacientes activos de coronavirus en Mendoza.

Actualmente, de las 31 personas que están internadas por Covid, ninguna presenta un estado crítico. Es más, no hay pacientes en terapia intensiva.

Desde el ministerio de Salud confirmaron que sí estuvo en terapia intensiva el tristemente célebre caso 98, que se confirmó el viernes 12 de junio y a partir del cual se registraron numerosos contagios. Sin embargo, el miércoles 17 de junio fue pasado a sala común y allí permanece.

Tanto él como el resto de los pacientes permanecen aislados en hospitales mendocinos pero en sala común, sin complicaciones por el momento.

Además, todos los casos registrados a partir del fatídico viernes 12 son personas relativamente jóvenes, ya que solamente una es mayor de 65 años. Si bien no es un dato definitivo, porque hay víctimas jóvenes en el país y el mundo, generalmente se debe a otras complicaciones que, por ahora, no han surgido en los pacientes locales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?