Histórico: segunda noche con toque de queda en Nueva York

Histórico: segunda noche con toque de queda en Nueva York

El alcalde de la ciudad decidió adelantar la medida tres horas. Desde las 20, millones de ciudadanos están en sus casas. Ya hubo disparos.

Facundo García

Facundo García

Arranca la segunda noche con toque de queda en Nueva York (EE.UU). Por la tarde hubo manifestaciones pacíficas, y si bien las cosas parecen haberse calmado un poco, una tensa expectativa marca las últimas horas. El alcalde, Bill de Blasio, ya anticipó que hasta el domingo la medida se aplicará entre las 8 de la tarde y hasta las 5 de la mañana, en un intento por detener los saqueos que se produjeron en estos días.

La ola de protestas cuestiona la violencia policial y el racismo, que suelen emerger juntas en el país del norte. Así ocurrió el 25 de mayo durante el asesinato de George Floyd, un hombre negro que terminó muerto de asfixia a causa de la presión que un oficial blanco hizo al poner la rodilla sobre su cuello en una calle de Minneapolis.

La consecuencia del crimen fue que en muchas ciudades estallara la ira. Incluso en la sofisticada Nueva York, donde la mayoría de las marchas fueron tranquilas, hubo robos de tiendas en el Bronx y en Manhattan, y se reportaron alrededor de 700 arrestos.

Y este martes, ante el aviso de que el toque de queda arrancaría tres horas antes que ayer, las movilizaciones también se adelantaron. La ciudad tiene la dotación policial más numerosa de EE.UU, con más de 35.000 agentes. "Deberían alcanzar para proteger las propiedades", anticipó el gobernador del Estado Andrew Cuomo, que no ahorró críticas contra Di Blasio. 

Quiebre en el sistema

Para obtener información de desde el lugar de los hechos, MDZ se comunicó con el periodista Ángel Radicci, que vive en la ciudad desde hace más de tres años. 

"Hay cierto miedo de la gente cuando ve a la Policía"

El colega asegura que más allá de lo que mostraron los canales de TV, la primera noche de toque de queda transcurrió, en general, de modo pacífico. "La gente se quedó en sus casas y no hubo grandes manifestaciones. Hay miedo cuando ven policías, pero no llega a ser una preocupación sobre el futuro de la democracia", detalló.

Radicci cuenta que la protesta está ganando fuerza. Hace poco asistió a una concentración que se hizo en McCarren Park (Brooklyn): "la gente estaba mucho tiempo en silencio, expresándose pacíficamente con gritos que iban en coordinación con una persona que hablaba por altavoz. Como siempre, hay grupos que buscan otra cosa, pero son los menos. La intención, en general, es comunicar el descontento para generar un quiebre en el sistema".

En dos semanas comenzarán las elecciones primarias, y la reelección de Donald Trump empezará a estar sobre el tapete. "Yo no creo que esto fortalezca al presidente -evalúa el periodista-. Cada vez que habla, cada decisión que toma, es un punto en su contra".

A pesar de eso, Radicci considera que no hay una oposición articulada por parte de los demócratas, "y al final de cuentas, el votante promedio de los republicanos sigue optando por Trump".

  • Actualización a las 0.05 del miércoles: comienzan a registrarse disparos. Se informa que hay al menos un muerto.

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?