El 5G no tiene ninguna relación con el nuevo coronavirus ni con una vacuna creada en 2019

El 5G no tiene ninguna relación con el nuevo coronavirus ni con una vacuna creada en 2019

No hay evidencia para sostener que las antenas de esta tecnología de telecomunicaciones se vinculan con la pandemia. La OMS desmintió esta teoría y aclaró que “los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil”.

Imanol Subiela Salvo

Circula en Facebook la imagen de una antena acompañada de un texto en el que se afirma que el año pasado, en China, se aplicó una vacuna de forma obligatoria y que esa vacuna supuestamente aloja a un virus digitalizado. En el posteo también se indica que ese virus digitalizado es el que provoca la COVID-19 y que se puede activar a través de antenas 5G. Todo esto es falso: no hay evidencia que sostenga que la pandemia está vinculada a las señales de esta tecnología de telefonía móvil, como explicó Chequeado en estas notas (ver acá y acá). Además, hasta el momento no hay ninguna vacuna contra el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2.

Esta desinformación se compartió 7 mil veces, según los datos del propio posteo. Además, recibió más de 2 mil reacciones.

No hay relación entre el 5G y la pandemia

Las teorías conspirativas sobre el uso del 5G para propagar el virus circulan desde que comenzó la pandemia. Sin embargo, ya fueron desmentidas, incluso por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el organismo internacional, “los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil. La COVID-19 se está propagando en numerosos países en los que no existe una red 5G”.

“La COVID-19 se transmite a través de gotículas minúsculas de secreciones respiratorias expulsadas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. También es posible infectarse si se toca una superficie contaminada y posteriormente se lleva uno la mano a los ojos, la boca o la nariz”, según la información que la OMS publicó en su web oficial.

Como ya se explicó en estas notas (ver acá y acá), no hay evidencia científica que sostenga esta afirmación y, además, ya se comprobó que la COVID-19 es producida por el nuevo coronavirus y no por las señales 5G.

La enfermedad COVID-19 es causada por el coronavirus SARS-CoV-2 -según afirma la evidencia disponible- y no por “contaminación electromagnética” como afirma el contenido que se volvió viral. Además, esto se puede verificar al consultar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al Ministerio de Salud de la Nación.

Por último, como se explica en estas notas (ver acá y acá) de Maldito Bulo -medio español especializado en verificación de contenidos- “las evidencias disponibles, que son abundantes (unos 25 mil estudios científicos en los últimos 30 años según la OMS), indican que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad (como el 5G) no parece tener efectos sobre la salud”. Además, en Argentina no hay antenas 5G.

Desinformaciones sobre vacunas en medio de la pandemia

Hasta el momento no hay ninguna vacuna para prevenir o curar la COVID-19, por lo tanto, es falsa la afirmación de este posteo que sostiene que se usó una vacuna en 2019 contra este nuevo coronavirus.

Esta no es la primera desinformación que circula sobre vacunas en el contexto de la pandemia. En mayo último también circuló una teoría conspirativa que sostiene que las vacunas antigripales producían alzheimer y que tenían aluminio. Esa versión también es falsa y fue verificada por Chequeado.

Se afirmó además que la vacuna contra la COVID-19 existe desde 2001. Sin embargo, la imagen viral de la supuesta vacuna en verdad refiere a una vacuna canina que ataca otro tipo de coronavirus. La cepa que provocó la actual pandemia (SARS-CoV-2) fue identificada a fines de 2019.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?