MendozAprende

Ana Torrejón: es un buen momento para aprovechar este tiempo y hacerse preguntas para crear principios fundantes

En una interesante entrevista hablamos sobre los cambios de paradigmas que son tendencias en la industria de la cultura y en la comunicación con grandes transformaciones sobre contenidos, valores y prioridades; además por su puesto de otros formatos. 

Paola Arcaná lunes, 1 de junio de 2020 · 17:14 hs
Ana Torrejón: es un buen momento para aprovechar este tiempo y hacerse preguntas para crear principios fundantes

Ana Torrejón es periodista, referente en el mundo de la cultura, de la moda, la literatura y el arte. Actualmente es Directora de L´Officiel Argentina. La comunicación y la cultura están íntimamente interconectadas, estamos en un contexto en que se han sacuden algunas fronteras, se aceleran procesos de cambios y transformaciones; en este universo también están pasado cosas, se dibujan nuevos límites y paradigmas que ponen el acento en otras tenencias.

En una interesante entrevista en MendozAprende Especiales, a través de Instagram, con Ana Torrejón charlamos sobre estas cuestiones enfocadas en tres grandes industrias de la cultura, el arte, la literatura y la moda. “En muy corto tiempo nuestra realidad cambió y mutó para siempre. Dado nuestro instinto de supervivencia intentamos morigerar el impacto, pero se trata de un impacto horizontal y global. Si nos retrotraemos en el tiempo nos parece una eternidad, una vida lo que ha pasado y esto significa que muchas de las operatorias de nuestra vida van a mutar y estamos acá entre todas y entre todos para preguntarnos ¿Cuál va ser mi normalidad mañana?”.

-A veces nos resistimos de cuestionar nuestros paradigmas personales porque nos genera incertidumbre; ya que hoy el contexto nos pone en situación de incertidumbre es momento de animarnos para hacerlo y reinventarnos.

-La cultura ha sido un faro que ha ido emitiendo diversas alertas, ahora nos enfrentamos ante hechos que nos demuestran mayor inside, mayor vulnerabilidad, tragedias, dificultades de conectividad. Por ejemplo hoy en Argentina la metodología de educación depende de la conectividad y hoy un 50% del país no está conectado debidamente para poder cumplir con una agenda o calendario; y no es un tema de un ciclo político o de otro, se trata de ideas, de qué país vamos a fundar y cómo vamos a convivir para democratizar esto que es el acceso de la comunicación.

-En relación a la cultura y este proceso que estamos viviendo, la industria fue una de las más afectadas pero a la vez la que mayormente se ha consumido durante la cuarentena y mucho se habla de una revalorización de la cultura, la comunicación y una revisión del impacto que tiene ¿Cómo ves esto?

-Siempre pensamos en las tensiones que se generan en el quehacer humano. Al principio de la pandemia un punto de refugio para todas las personas ha sido el que ofrece la cultura, que ha sido tremendamente generosa porque ha socializado sus contenidos, desde películas, obras de teatro, el ingreso a museos y además nos ha hecho ver que depende mucho de nosotros qué puertas  y espacios reflexivos vamos a abrir. Por otra parte la cultura desde la presencialidad tenía prácticas que hacían a ese hecho, una pieza de teatro es performática porque requiere de la proximidad y hoy con el distanciamiento social por el cuidado personal estamos en un punto de inflexión y pausa, en que es muy importante el rol de la comunidad y del Estado para sostener esa actividad que es esencial porque hace a nuestra identidad, a nuestra humanidad.

El vaso medio lleno dice que hemos hecho conciencia y que desde ahí podemos fundar. En lo que refiere a las estructura de los medios, venimos hablando hace 20 años sobre las plataformas que vamos a utilizar para informar, hemos discutido de qué manera vamos a brindar nuestro ejercicio que es formativo e informativo, la mayoría de los medios opto por liberar sus contenidos como un gesto de solidaridad y ejercicio responsable periodístico a lo largo de estos tiempos que son difíciles y sabiendo que la información es un derecho. A futuro tenemos que pasar a poder sostenernos económicamente y generar los recursos que necesitamos para pagar  los recursos humanos que son imprescindibles porque es lo que hace a un medio de comunicación.

-Un seguidor pregunta si vos crees que vamos camino a una extrema tensión entre los mega digitalizados y la vuelta a lo manual y local.

Yo creo en la convivencia. Invariablemente de esta circunstancia cuando podamos ir superándola y esto empiece a evolucionar vamos a ir recobrando esos espacios con hábitos y prácticas conocidas que hacen a nuestra arqueología de la personalidad y con algunos nuevos adquiridos que son bastantes disruptivos y contrastantes en términos culturales con nuestra sociedad occidental.

En nuestra cultura occidental el vínculo humano tiene que ver con la gentiliza, el contacto físico y la transparencia, las leyes del distanciamiento social hacen que para preservarnos estemos a dos metros, que usemos barbijo, hoy tenemos que salir a la calla velando nuestra imagen que ha sido una discusión cultural oriente occidente, en términos de qué identidad ofrecíamos para ser leídos. Estamos viviendo un momento donde hay mayor vigilancia y venimos de tiempo donde nuestra identidad e imagen ha sido portadora de sentido en absoluto con la cultura de la selfie, en que soy yo y mis circunstancias, mi propio reflejo, mi reflejo frente al espejo , mi reflejo modificado.

Entonces vamos a convivir con ciertos matices. Seguramente post pandemia vamos a estar agotados de lo digital y vamos a tener la necesidad de juntarnos, pero está muy bien trabajar estas fusiones que hacen a lo humano. Las personas para sobrevivir encontramos una muy buena manera que es resignificar lo malo, entonces cuando decimos esto también pasara,  en muchas cosas vamos a volver a ser las personas que éramos y en otras en este cuestionamiento seguramente seremos nuevas personas o intentaremos serlo.

-Siguiendo en esto de la responsabilidad a la hora de comunicar y en lo que tiene que ver con la calidad o banalidad del contenido o la prioridad en la imagen por sobre lo que se dice o quien lo dice  ¿Crees que esto también se está poniendo en revisión?

-Creo que si, me parece que el contenido es lo que sustenta el contenido periodístico que está validado y debe ser chequeado, hay un protocolo en todos los casos que no tiene que ver con un rating estadístico. Lo que tiene que ver con contenidos más banales las personas pueden elegir qué les hace bien saber, cuáles son sus fuentes confiables y cuáles no. Estoy segura que va a haber una suerte de curaduría de contenidos para optimizarlos, es mucho el tiempo que pasamos frente a la pantalla y ahí viene un obvio cuestionamiento si esto que vi y en lo que participé fue fundante o no para mi conforme a mis deseos. A mi no me gusta señalar con el dedo lo que esta bien o mal, no considero que tenga la potestad de ese arbitrio, salvo dar opiniones por ejemplo no me gusta victimizar victimas, difundir imágenes de personas sin su consentimiento, hay que cuidar a las personas menores de dad, ahí hay un tamiz que me parece súper importante.

-¿Creés que somos consientes de esta interconexión y del impacto fuerte que tiene cada cosa que hacemos y comunicamos?

-Desde un punto de vista mundial sabemos que todas las economías están siendo seriamente afectada, ni en las guerras hubo una parálisis mundial de este rango. El escenario a corto plazo es de dudas sobre la dinámica del crecimiento exponencial del sistema financiero, ciertas certezas acerca de un sistema productivo que tenga que ver con el capital y genere desarrollo, que es posible que los ingresos se reduzcan y hay que trabajar en la matriz para generar empleo; entonces hay un universo mas fantasioso que va a disponer de muchos menos recursos para sostener esa fantasía y eso va ameritar una mayor creatividad.

Voy a un ejemplo concreto en el mundo de la moda el tratamiento de la imagen es muy costoso, con tapas carísimas, ahora necesitamos creatividad; los grandes títulos internacionales del nicho que fuera, moda, estilo de vida, política, se vieron interpelados a crear a partir de la ilustración. Creo que vamos a trabajar con mayor inclusión, generación de activos para generar felicidad y dignidad en las personas pero los presupuestos se van a reconvertir, entonces quizás entremos bajo los códigos de una nueva austeridad que pude ser interesante, cuestionadora y lúdica, pero va a ser saludable, porque esta situación nos ha enfrentado a un sistema mundial muy inequitativo, el virus afecta a todas las personas pero a quienes afecta mas a las personas que no tiene agua para lavarse las manos, a quienes no pueden mantener distancia en los ambientes precarios en que viven, a las personas con un sistema de salud deficiente. Me parece que estas son las tensiones, por otra parte la naturaleza esta gloriosa sin nosotros contaminándola a destajo con un desarrollo enloquecedor, también confiemos en esa observación del registro de lo natural que se esta recuperando y ver cómo vamos a intervenir al sistema con nuestras acciones para generar mayor futuro.

-Se presentan muchas tensiones y pienso que es importante plantearnos cambiar nuestra manera de ver todo en términos dicotómicos y empezar a encontrar la manera de integrar, de cómo seguir evolucionando en nuestras industrias sin afectar la naturaleza, sino buscando maneras en que esto pueda confluir y ahí haremos un salto evolutivo como sociedad.

Claro, y poder pensarnos como sociedad es muy importante y entre nosotros también hacer un convenio que es el de la buena educación que tiene que ver con plantearse frente al otro y las circunstancias despojándonos de la necesidad de tener razón, porque cuando uno busca eso es difícil aprender; sino se hace difícil pensar en levantarnos y andar nuevamente. O sea, yo se y creo e intuyo que es un pensamiento que tenemos todos que hemos llegado al colmo del individualismo y quizás lo hemos hecho por miedo, por ambición, por necedad, por falta de empatía, cuando la verdad es que  cada uno de nosotros es insustituible y único, que tiene un proceso finito, entonces qué problema hay con poder abrasarse comunitariamente y fundirse en eslabones que están conformados por todos y son virtuosos. A nuestros representantes pidámosles por el bien de todos y de la nación que sean muy educados, porque la palabra pacifica, construye, el destrato es irreversible, no podemos ser una sociedad que vive en las ofensas.

-Sobre las redes sociales, que son canales sin filtros para comunicar ¿Crees que va a haber una madurez sobre la manera en que se manejan las redes sociales, el tema de los influencers, de cómo hoy una marca considera exitosa la difusión de su producto, si tiene que ver con la cantidad de likes o con quién y cómo que  hace para conseguirlo?

-Las redes vienen para quedarse , son una herramienta fabulosa, estamos acá gracias a eso, nos hemos encontrado con muchas personas valiosas por las redes. Creo que estamos aprendiendo el protocolo en las redes, es muy importante que haya una legislación. Respecto de las influencers, las primeras it girls por llamarlas de alguna manera aparecieron en la década del 30. En estos momentos de un crecimiento exponencial de redes, negocios y acceso al consumo que ha sido muy horizontal se transformaron en un gran movimiento. Actualmente no necesariamente es una opción de inserción profesional que si eran hace 7 años, porque a las marcas también les esta pasando que están evaluando nuevas estrategias, estamos en un momento en que el qué me pongo es importante para mi porque es mi piel, para protegerme, estar y confortarme en esta circunstancia, pero no necesariamente es el único argumentario de venta.

El tema de los likes hay toda una posibilidad latente de que los posteos salgan sin likes y me parece que seria fabuloso eso, porque depender de tantas miradas ajenas que no necesariamente configuran nuestra identidad y que nos den, a partir de una sola fotografía o video, una portación o aseveración de valor es un poco mucho. Y tiene que ver con la vulnerabilidad del ego.

Por eso  cuando digo trabajemos una seria trama cultural, no tiene por qué ser culturosa, podemos elegir los formatos que queremos y a partir de ese formato empezar a desarrollar una pequeña, que se va transformar en una gran curiosidad, es imposible decir no me gusta leer si honestamente no leí un solo libro, pero siempre hay tiempo para eso. Para quienes consideran que los museos son instituciones vetustas,  o las galerías de arte son artefactos de la cultura selectivos, quizás ahora que no los podemos mirar de manera presencial es momento de atreverse a mirar online e ir viendo qué me pasa mi entrando a esto, voy a perder miedo, después la voy a pasar muy bien.

-Hablamos un poco de la industria de la moda y en esto de salir de versiones dicotómicas ¿Crees que el fast fashion y el slow fashion pueden encontrarse en una línea común desde la que puedan ofrecer algo diverso pero con una ética sustentable?

Hemos visto grandes diseñadores han dicho que no pueden sostener esta locura de cuatro colecciones al año, más las dos colecciones crucero, más las colecciones de accesorios. O sea, desde un punto de vista conceptual la moda está demostrando que sus shows, presentaciones y conceptos sobre la temporalidad y las colecciones las está cambiando.

En lo macroeconómico, en tanto y en cuanto las grandes potencias no firmen un acuerdo de desaceleración en lo que tiene que ver con lo climático nuestros los sistemas productivos van a estar hackeados.

En término de consumo de moda, las personas mas empobrecidas no sabemos como va ser la posibilidad de ejecutar su deseo a la hora de comprar, me gusta mucho la idea de que las personas que podemos darnos una ducha y comer un plato caliente todos los días, empecemos a pensar qué necesito, cuánto necesito y qué voy a hacer con eso que necesito, porque quizás una de las maneras de desacelerar esta industria que tiene tanto impacto tiene que ver con que yo pueda objetivar las pulsiones que me hacen tan feliz.

En argentina también tenemos que el 50% del precio son impuesto y es un tema que podemos manifestar a los legisladores y legisladoras para ver en cuánto pueden apoyar a proyectos pymes o pequeñas marcas. Por su puesto que lo slow, tiene que ser necesariamente por volumen de producción más costoso que lo hecho en una gran escala; también pasa eso con la marca en argentina, que por el volumen de producción que pueden lograr hace que se puedan configurar determinados precios.

Es una duda, se que seria muy políticamente correcto de mi parte decir que el consumo se va a resignificar  y vamos a ser todos ecológicamente responsables pero no tengo bola de cristal ,por eso me gusta pensar lo mas objetivo posible.

-También deberíamos analizar si los consumidores tenemos las herramientas para crear un buen criterio de consumo de la moda a la hora de elegir lo mejor

-Nuestra visión del consumo de indumentaria es sesgada, quienes consumen indumentos son de todo estrato social, de toda edad y en toda condición, entonces ojalá que en el hecho vestimentario podamos salirnos de nuestra percepción, que es una percepción de nicho para englobar las necesidades de muchas personas que a veces se minimizan y que la industria es atravesada. Por supuesto que además nosotros este nicho multicompuesto y con multiplicidad de opiniones tiene que hacer un registro de cómo se viste, para qué se viste, por que se viste, para quienes se viste y si uno se las responde y se queda feliz con eso y con esa significación en el mundo chapó. Hay ciertas cuestiones que tiene que ver con la configuración de identidad o necesidades emocionales profundas que quizás necesitan de esos artefactos, creo que hay que empezar a sentar una conciencia también aplicable todas a las cosas que consumimos.

Una frase personal de Ana que destacamos para el final de esta nota es: “Mi formula para al esperanza es que yo todavía tengo muchos libros por leer, muchos atardeceres por ver, mucha música para escuchar, muchos cuadros para detener la mirada, muchos besos para dar, lugares para conocer, personas para descubrir, entonces esa es la esperanza, que uno la empieza a fundar en hoy, en este hoy , la esperanza es esto que pasa ahora.”

 

Archivado en