La evolución del barbijo, el objeto estrella de esta pandemia

La evolución del barbijo, el objeto estrella de esta pandemia

La innovación en barbijos no para de sorprender. Diseños que mezclan sistemas de bioprotección, purificación del aire y propuestas estéticas que van desde barbijos transparentes para leer los labios hasta cascos burbujas similar al de los astronautas.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

La pandemia que ha puesto al mundo en vilo, hoy lleva a que todos los ciudadanos deban salir de sus casas con barbijos sociales o cubrebocas para evitar de esta manera la propagación del virus.  Al parecer el mundo con barbijos vino para quedarse, al menos por un largo tiempo, aquellas imágenes que sólo se veían en películas de ciencia ficción cada vez son más "normales" y forman parte de la vida cotidiana.

En el siglo XVII, durante la peste bubónica que azotó a Europa, los médicos se cubrían con cuero o tejidos encerados de pies a cabeza, gafas de cristal y siniestras máscaras con forma de pico de pájaro en las que se insertaban hierbas y especias que habrían prevenir los contagios. Son esas máscaras, las que inspiraron los disfraces del carnaval de Venecia.

máscaras peste

En la actualidad, son cada vez más los diseñadores e inventores que buscan innovar con elementos de protección que sean eficaces y cómodos. Entre los prototipos se mezclan sistemas de protección, purificación de aire y repelencia de gérmenes con propuestas estéticas.

Barbijos de reconocimiento facial

barbijo

Estos cubrebocas fueron ideados por Danielle Baskin para resolver el drama de quienes emplean estas tecnologías para tareas tan cotidianas y repetitivas como desbloquear sus teléfonos.

Estos barbijos, obviamente personalizables, se imprimen a demanda, utilizando una foto del usuario como modelo. “Después de subir tu cara, usamos mapeo computacional para convertir tus rasgos faciales en una imagen que se imprime en la superficie de las mascarillas sin distorsiones”, explican. 

Cubrebocas transparente e integradores

barbijo

En Argentina desde distintas organizaciones se reclamó el uso de barbijos transparentes por parte de los trabajadores en servicios esenciales -como cajeros de supermercado, agentes de policía o personal de salud-. Estos elementos permiten que las personas con dificultades auditivas puedan leer sus labios o gestos. 

Diseñadores crearon barbijos que incluyen un cuadrado de plástico transparente a la altura de la boca, insertado en el centro de este accesorio de tela, de esta manera se puede leer los labios y gestos del interlocutor. 

Macromascarillas protectoras

barbijo

Vyzr Technologies ideó un dispositivo, que mezcla un casco de moto, una mochila y una visera muy grande. “Originalmente habíamos desarrollado un visor solar manos libres para proteger del sol del desierto”, precisa Yezin Al-Qaysi, cofundador de esta startup canadiense. En marzo comenzaron a modificar el sistema para adaptarlo a las exigencias de la pandemia y en junio comenzarán a enviar la primera producción de prototipos de lo que han bautizado como BioVYZR 1.0.

Aunque en principio los usuarios que más están demandando esta macromascarilla con sistemas bidireccionales de filtrado de aire y ventiladores son principalmente profesionales sanitarios, Al Qaysi no descarta que su uso se integre en la nueva normalidad de los espacios públicos.

“Un mundo de mascarillas es un mundo donde no se ven las sonrisas ni se leen los labios y la comunicación se ve continuamente dificultada. Psicológicamente, esto puede tener un efecto negativo”, advierte. “Las mascarillas que estamos usando ahora son las mismas de la pandemia de 1918. Es hora de que nuestra protección personal evolucione”.

Arquitectura en máscaras

barbijo

El arquitecto italiano Massimo Iosa Ghini tiene su propio concepto de mascarilla transparente, “el diseño tiene que hacer su contribución y la responsabilidad del diseñador es compartir soluciones tangibles”. Este diseño prioriza apariencia, facilidad de uso, ligereza y  posibilidad de recarga para sus sistemas de presión de aire.

"Hasta ahora, estos sistemas de protección personal se han usado solo en industrias pesadas. Esto significa que son grandes y aparatosos comparados con los que deben fabricarse para protegernos de la covid-19", asegura el arquitecto.

Cascos burbujas, como astronautas

barbijo

Marco Canevacci y Yena Young son dos artistas conscientes de las dificultades que supone la adaptación a la nueva normalidad: “Hemos visto cierta resistencia contra la norma de llevar mascarilla en público en Alemania. Parece ser un choque cultural en nuestra cultura occidental”. Por eso, su propuesta es la transparencia absoluta de iSphere: una burbuja de plástico de 35 centímetros de diámetro que nos daría cierto aire de astronautas. “Hemos publicado un tutorial de cómo se fabrica, esto tiene que ser evaluado y desarrollado por alguien competente e interesado en mejorarlo”, matizan.

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?