Científicos crearon un test de coronavirus rápido y barato

Científicos crearon un test de coronavirus rápido y barato

Un equipo de científicos estadounidenses informó que está desarrollando un prototipo experimental de testeo bastante rápido y barato para diagnosticar el coronavirus, cuyo mecanismo para dar los resultados es tan simple como una prueba de embarazo. Otros especialistas son escépticos sobre su uso.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Un equipo de científicos estadounidenses informó que está desarrollando un prototipo experimental de testeo bastante rápido y barato para diagnosticar el coronavirus, cuyo mecanismo para dar los resultados es tan simple como una prueba de embarazo.

El experimento se basa en una tecnología de edición de genes conocida como Crispr, y los investigadores estimaron que los materiales para cada prueba costarían alrededor de 6 dólares, según informó The New York Times. "Estamos entusiasmados de que esta pueda ser una solución para que la gente no tenga que depender de un laboratorio sofisticado y costoso", dijo Feng Zhang, investigador del Broad Institute en Cambridge y uno de los pioneros de tecnología Crispr.

Zhang y sus colegas publicaron este martes una descripción de su dispositivo, pero su método aún no ha sido probado por otros científicos, ni sus hallazgos han sido publicados por una revista científica que los pueda someter a un escrutinio por expertos independientes. Otros dos equipos de investigadores, uno en Buenos Aires y el otro en San Francisco (Estados Unidos), también están trabajando para diseñar nuevas pruebas que detecten el virus utilizando la tecnología de edición de genes.

El doctor Joshua Sharfstein, profesor en la Escuela de Salud Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, dijo que era importante que los científicos buscaran nuevos tipos de pruebas para el coronavirus, pero advirtió de que la investigación hasta ahora ofrece solo una prueba de concepto, y que queda por ver qué tan bien funcionará la prueba en condiciones del mundo real en comparación con las pruebas estándar actualmente en uso, conocidas como reacción en cadena de la polimerasa o PCR. "Hay un largo camino para pasar de eso a una tecnología escalable que funcione", dijo.

La PCR es una tecnología inventada hace unos 35 años por el biólogo Kary Mullis y permitió a los científicos encontrar fragmentos de ADN que contenían una secuencia particular, incluso si esa secuencia era extremadamente rara.

Crispr originalmente saltó a la fama hace varios años como una forma de editar con precisión el ADN. Al igual que la PCR, el procedimiento comienza con la creación de una etiqueta molecular que puede bloquearse en un punto particular de un gen.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?