Capital secuestrará autos de los que violen la cuarentena

Capital secuestrará autos de los que violen la cuarentena

La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza anunció que secuestrará los vehículos e impondrá severas multas para las personas que incumplan las medidas de aislamiento social obligatorio que rigen para contener la pandemia de coronavirus.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza anunció que secuestrará los vehículos e impondrá severas multas para las personas que incumplan las medidas de aislamiento social obligatorio que rigen para contener la pandemia de coronavirus.

Desde el municipio comandado por el radical Ulpiano Suarez explicaron que las nuevas disposiciones aprobadas por el Concejo Deliberante capitalino obedecen a las constantes detenciones que se registran en las calles de la provincia: "El incumplimiento del DNU que establece el aislamiento obligatorio, por el cual ya han sido imputadas más de 2300 personas en la provincia, pone en evidencia que algunos ciudadanos no están dispuestos a cumplir con su deber y ponen en riesgo de contagio al resto de la sociedad".

"Este tipo de conducta irresponsable de unos pocos pone en riesgo el trabajo de todos para vencer al COVID-19 y constituye una violación grave a las normas que se deben observar respecto al desplazamiento y la circulación de vehículos. Y el actual brote pandémico obliga a implementar medidas temporarias restrictivas y sancionatorias a la circulación de aquellos vehículos que se encuentren en infracción a lo dispuesto", señala la Ordenanza 3996/20 sancionada por el Concejo Deliberante capitalino.

A través de la incorporación de tres nuevos artículos al Código de Convivencia de la Ciudad de Mendoza, quedó establecido que las personas que no cumplan con las medidas de aislamiento social y sean sorprendidas violando la cuarentena en las calles del municipio, serán multadas por Infracción grave con un monto equivalente a 5.000 UTM (actualmente en $22.750) y se les secuestrará el vehículo encontrado en infracción y su posterior traslado a la playa de secuestros municipal.

Una vez que el conductor infractor y la Municipalidad acuerden la devolución del rodado, previo abono de la multa y sus gastos consecuentes, se procederá al traslado del vehículo al lugar que el propietario indique y debiendo quedar inmovilizado durante el plazo que dure el aislamiento social. Para ello, el propietario deberá firmar un acta de compromiso que garantice esta medida.

En caso de reincidencia, el municipio capitalino procederá a aumentar en un 50% la multa al conductor reincidente, la que ascenderá a 7.250 UTM, y retendrá nuevamente el vehículo en la playa de secuestros, aunque esta vez sólo será restituido al propietario una vez finalizado el aislamiento social, preventivo y obligatorio y abonada la multa, gastos de acarreo y depósito que se hubieran originado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?