La duda que inquieta y buscan saldar con testeos masivos

La duda que inquieta y buscan saldar con testeos masivos

Con la confirmación de circulación del virus en varias provincias, surge la duda si en Mendoza puede haber más casos que los diagnosticados. Comenzarán a aumentar la cantidad de testeos y evalúan cuándo cambiar el criterio para considerar caso sospechoso a alguien con síntomas.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

La cantidad de casos sospechosos de coronavirus que hay en Mendoza no supera por ahora la capacidad de respuesta del sistema de salud. Pero hay una duda que inquieta: la diferencia entre los casos diagnosticados y la cantidad real de personas que tienen el virus. Y, más amplio, si el universo de casos sospechosos es representativo de lo que pasa. 

Esas dudas comenzarán a saldarse cuando los testeos se amplíen y esa decisión es la que se analiza en el Ministerio de Salud: cuándo cambiar el criterio para analizar si una persona puede o no tener coronavirus.

Hasta ahora solo se tomaron los casos relacionados con nexo epidemiológico obvio. Es decir, quienes viajaron a lugares con circulación del virus o tuvieron contacto con alguien así. Ahora comenzarán a testearse también a los contactos cercanos de esas personas, cosa que no se hacía por la poca capacidad de respuesta del instituto Malbrán. Es decir, se analizaban a las personas con síntomas pero no se tenían en cuenta a sus contactos, que sí eran aislados. Con la posibilidad de realizar los análisis en Mendoza se ampliará a todos. 

Pero la clave será si se cambia el criterio y si, una vez aceitado el sistema para detectar el virus, se toma como sospechoso de coronavirus a todas las personas que tienen síntomas compatibles, hayan o no viajado. Es decir, fiebre, tos, problemas respiratorios. En una primera etapa de la "masificación" podría incluirse allí a las personas de mayor riesgo. 

Señales

Algunas señales para ir en ese camino las dan la situación nacional: al menos en Chaco y Buenos Aires está confirmado que hay circulación social del virus y eso podría ocurrir desde hace más de 15 días; es decir antes de la cuarentena obligatoria. Lo mismo, se sospecha, ocurre en Santa Fe, Córdoba y Tierra del Fuego. Es decir que el contacto de personas con posibilidad de contagiar escapa de la "burbuja" creada desde que se decretó el aislamiento. 

Mendoza ya realiza testeos provinciales y con la información que surja elaborarán estadísticas y estrategias adaptadas a la realidad de Mendoza, sin dejar de comunicar a Buenos Aires. Por las dudas, el cordón preventivo que se prepara para abordar un posible pico incluye cientos de camas para aislamiento en zonas alternativas y "evacuación" de personas que no tengan recursos para hacerlo en sus hogares y una mejora en el sistema de salud para casos agudos.

La Nación envió la primera partida de respiradores, pero Mendoza no está priorizado. Buenos Aires y Chaco son los principales destinos. Pero al mismo tiempo se habilitó la posibilidad de importar esos equipos sin aranceles. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?