Los trabajadores que operan a través de plataformas de deliverys están entre los más perjudicados económicamente

Los trabajadores que operan a través de plataformas de deliverys están entre los más perjudicados económicamente

Plataformas como PedidosYa, Glovo o Uber Eats podrían haber aumentado sus ventas debido a la cuarentena en la que se encuentra nuestra provincia. Sin embargo, contrario de lo que el imaginario supondría, la realidad muestra que muchas personas estarían viendo como un riesgo sanitario el hecho de que un operario de estas aplicaciones les traiga un pedido al hogar.

Zoe Euliarte

La Ciudad de Mendoza se encuentra prácticamente vacía debido a las medidas preventivas contra la COVID-19 (coronavirus) que fueron adoptadas por la mayoría de la población provincial. Esto provocó que todo el sector comercial sea sumamente perjudicado, por lo cual, quienes realizan su jornada laboral a través de aplicaciones como Glovo, Uber Eats o PedidosYa han visto caer sus ingresos en forma abismal. 

MDZ habló con trabajadores de distintas las distintas plataformas y curiosamente, la mayoría de los entrevistados coincidió en que el miedo al contagio ha llegado a un nivel tan grande que ha provocado que los mendocinos no estén optando por realizar pedidos a través de estas Apps. Según sus operarios, los viajes por deliverys han disminuido aproximadamente a la mitad.

Luego de las disposiciones anunciadas el domingo pasado por el Presidente Alberto Fernández, muchos ciudadanos decidieron quedarse en sus casas para cumplir con las indicaciones oficiales. Contrario a lo que se esperaba que ocurriera, resultó que las ventas a través de las mencionadas plataformas, bajaron prácticamente en un 50% según sus trabajadores.

Felipe trabaja para PedidosYa, comentó que las ventas cayeron sobremanera. Al igual que él, Osvaldo confirmó que durante esta semana los pedidos decrecieron ampliamente: “está re muerto este trabajo” comentó

Yair agregó que antes de la aparición de la enfermedad COVID-19  tenía hasta 4 pedidos por hora, en cambio hoy en día le solicitan como máximo 2 pedidos por hora, a su parecer: “Hay gente que no quiere ni tocar el picaporte para abrirnos la puerta, ese es el nivel de psicosis que hay” sentenció.

Uno de los pocos afortunados ante esta crisis fue Diego, quien aseguró que en en su caso personal aumentaron las cantidades de pedidos que le llegan pero que le dedica entre 13 y 14 horas a su trabajo en estas plataformas. Dijo que a causa de la aparición del coronavirus hay mucha gente que no quiere ir al supermercado por lo que muchas de las labores de delivery que le proporcionan las Apps tienen que ver con compras en supermercados o farmacias.

Emilio, al igual que varios de los consultados confirmó que las ventas han menguado a la mitad. Este tipo de trabajos no asegura sueldos fijos sino que los ingresos están dados en relación a la cantidad de viajes que le sean otorgados al operario. Por lo tanto, si los encargos desde estas plataformas continúa disminuyendo, se seguirá perdiendo trabajo, lo que dificultará aún más que las personas puedan sobrellevar esta situación tan particular.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?