Desde mañana no hay misas, pero hay pastores que "convocan" a la gente

Desde mañana no hay misas, pero hay pastores que "convocan" a la gente

La Iglesia católica confirmó que desde mañana no habrá misas. Pero habrá celebraciones virtuales y otros métodos. Hay pastores evangélicos que igual convocan.

MDZ Política

MDZ Política

Las restricciones impuestas por el Gobierno para prevenir los contagios de coronavirus incluye a las celebraciones religiosas. Por eso la iglesia católica decidió suspender las misas desde el próximo viernes y así lo ratificó el Arzobispado, desde donde comunicaron "la imperiosa necesidad de suspender todas las celebraciones a fin de evitar cualquier forma de propagación del virus". "Así lo haremos a partir de este próximo viernes 20, y mientras dure esta enorme emergencia sanitaria", informaron.

Las iglesias igualmente estarán abiertas y los sacerdotes harán el ritual religioso, aunque sin gente. “Lo importante ahora es cuidar la vida de la gente y en ese sentido estamos en la Iglesia de Mendoza, todos conscientes de nuestro rol y nuestra responsabilidad”, dijo el arzobispo Marcelo Colombo.

Habrá, en cambio, otros métodos para que quienes tienen esa fe, puedan ejercerla. "Los sacerdotes seguiremos celebrando la Eucaristía sin participación de fieles y procuraremos hacernos presentes a través de los distintos medios audiovisuales, en la vida de nuestros fieles y sus familias", explican desde la Iglesia.

No todos

Pero no todos los cultos hacen caso. Hay algunos pastores evangélicos que a pesar de las restricciones convocan a la gente para que siga yendo a los templos. Es el caso de Héctor Bonarrico.

El pastor que además es senador provincial, sigue convocando a "sus fieles" para que no abandonen las celebraciones. Y lo hizo a través de un audio que se distribuye entre los pastores afines a Bonarrico. "Les habla el apóstol Héctor Bonarrico, senador provincial. Quiero llevarles tranquilidad. Quiero decirles que no van a tener que cerrar las iglesias, lo que está prohibido es la aglomeración...pueden hacer las reuniones. Estoy esperando que el día de mañana haya muchos allá adentro", dice el mensaje. El propio Bonarrico asegura haber hablado con las autoridades provinciales para "flexibilizar" las restricciones y sugiere que las celebraciones seguirán respetando las distancias.

El Decreto 384 establece la prohibición de celebraciones religiosas. En esa norma se determina "la prohibición de realizar actos o ritos en Iglesias o templos que impliquen la aglomeración de personas". Desde el Gobierno aseguran que habrá controles y que si hace falta clausurarán templos en caso de que haya incumplimientos. 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?