Horacio Chiavazza: "La investigación es importante para la conservación del patrimonio"

Horacio Chiavazza: "La investigación es importante para la conservación del patrimonio"

Investigación, conservación y difusión serán los ejes fundamentales de la gestión del nuevo director de Patrimonio, en la que habrá un fuerte énfasis al patrimonio inmaterial y el desarrollo del potencial turístico asociado a lo patrimonial de las villas de montaña y las comunidades del secano.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Investigación, conservación y difusión serán los ejes fundamentales que Horacio Chiavazza planea para su gestión en la Dirección de Patrimonio de Mendoza, en la que habrá un fuerte énfasis al patrimonio inmaterial, el trabajo coordinado con los museos y archivos y el desarrollo del potencial turístico asociado a lo patrimonial de las villas de montaña y las comunidades del secano lavallino.

Doctor en Antropología y licenciado en Historia, Chiavazza cuenta con un largo bagaje académico y laboral en el campo de la arqueología: además de ser Magister en Arqueología Social de Iberoamérica, es creador del Laboratorio de Arqueología Histórica y Etnohistoria y director del Instituto de Arqueología y Etnología, ambos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo, donde también se desempeña como profesor, investigador y editor principal de la revista Anales de Arqueología y Etnología. Respecto a la función pública, ocupó el cargo de Director del Área Fundacional de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza entre 2008 y 2019.

El salto de Chiavazza a la órbita provincial se oficializó la semana pasada, en plena vorágine vendimial, cuando la ministra de Cultura y Turismo Mariana Juri anunció al nuevo director en sus redes sociales. Desde que conoció su nuevo cargo, el funcionario viene interiorizándose en la situación de la Dirección de Patrimonio que hasta diciembre pasado ocupó Marcelo Nardecchia, como así también se encuentra trabajando en lo que serán sus próximas acciones en el corto, mediano y largo plazo.

“Entre nuestros objetivos de gestión, trataremos de cumplir con el modelo de trabajo conjunto que tuvimos en la Municipalidad y que está basado en investigar, conservar y difundir el patrimonio, partiendo de la base de que se conserva mejor lo que se conoce mejor. Por lo tanto, la dimensión de investigación del patrimonio es muy importante para garantizar la conservación y tender a su difusión social amplia”, señaló Chiavazza en una entrevista con MDZ.

Frente al enorme acervo patrimonial mendocino, Chiavazza prometió hacer especial vehemencia en el patrimonio intangible: “Sin quitar el foco de atención sobre los bienes muebles e inmuebles de tipo material que demandan una atención para que no se deterioren, es verdad que el patrimonio inmaterial, desde una receta de cocina hasta una leyenda o una historia contada a través de generaciones, no ha logrado consolidarse como política de conservación en el Estado, más allá del interés de las gestiones patrimoniales precedentes”.

En ese sentido, señaló que comenzará a delinear la preservación de las memorias orales, visuales y narrativas mediante la creación de registros sonoros, fílmicos y documentales que resguarden las tradiciones y costumbres de la provincia: “La idea es poner énfasis en lo inmaterial para empezar a movilizar el interés de la preservación de ese tipo de patrimonio, siendo necesaria la interacción con la comunidad desde otro lugar”.

Por otra parte, Chiavazza se refirió a lo que será la gestión patrimonial en los 51 museos que funcionan en la provincia y destacó que en algunos casos mantendrá un importante trabajo de armonización con la coordinadora de Artes Visuales, María Laura Tinte, quien está a cargo de los espacios museográficos de arte como el ECA, el Fader y el Carlos Alonso, entre otros: “Desde Patrimonio nos ocuparemos de todos los valores patrimoniales en torno a estos museos, y la otra parte se encargará de las programaciones y los contenidos que se relacionan con muestras y exposiciones. En síntesis, articularemos los requerimientos del presente con aquellas obligaciones que demandan algunas prácticas patrimoniales”. 

“En el caso del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Cornelio Moyano y el Archivo General de la Provincia, que son espacios más vinculados a Patrimonio, definiremos políticas más afinadas en relación a la gestión patrimonial”, adelantó.

Uno de los principales logros de la gestión de Nardecchia fue el relevamiento integral del medio centenar de museos activos, lo que permitió a las autoridades de Cultura conocer el estado general y las características de esos espacios, con el fin de orientarlos hacia el mejoramiento y optimización del patrimonio museográfico. Chiavazza aseguró que continuará en esa línea: “Los museos como reservorios de memoria son muy importantes, por lo que ahora debemos investigar cuáles son los motivos que les dieron origen y mantenimiento gracias al interés de la gente”. 

“El punto fundamental es descubrir el vínculo entre el patrimonio conservado y el interés ciudadano, siendo conscientes que tenemos que escuchar siempre lo que la gente quiere o demanda de los museos. El autoconocimiento de sus déficits y fortalezas y la relación que establecen con los públicos son temas de investigación que queremos proponerles a todos los museos, más allá de si son gestionados por la Provincia, los municipios o los privados”, añadió. 

En línea con sus propuestas de conservación y difusión del patrimonio material e inmaterial y con las políticas que ya adelantó la ministra Juri en tanto a la búsqueda de sinergia entre el turismo y la cultura, Chiavazza aseveró que "Mendoza tiene muchas cosas para mostrarle al turismo mediante recursos que pueden contribuir al sostenimiento de los museos en términos económicos y ofrecer una actividad más a las poblaciones rurales”. Puso como ejemplo al paraje sancarlino de La Jaula, donde “un museo comunitario exhaltó y mostró lo que significa la vida en un puesto de montaña y la economía de subsistencia centrada en el movimiento de animales en la cordillera”.

Según el nuevo director de Patrimonio, esa vinculación turística y cultural-patrimonial está afianzada en la vitivinicultura, con la musealización de importantes bodegas que abren sus puertas al público para difundir la historia y el presente de la industria del vino en Mendoza. Tomando como base ese modelo, planteó que existen dos grandes potenciales que la provincia puede desarrollar en los próximos años: la montaña y el secano.

“Tenemos un gran potencial en la montaña, donde los pueblos tienen muchísimo que ofertar como atractivos fantásticos en términos de patrimonio cultural y natural, especialmente en lo inmaterial con leyendas, historias, prácticas culinarias, formas de vida, antiguos emprendimientos mineros y el Ferrocarril Trasandino”, detalló. 

Respecto al secano de Lavalle, Chiavazza subrayó “la potente tradición cultural centrada en el patrimonio inmaterial de las comunidades huarpe, donde hay muchísimo que aprender, dialogar y enseñar sobre ellas al resto de la sociedad”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?