Juicio por Alan Villouta: piden cinco años de cárcel para Verdenelli

Juicio por Alan Villouta: piden cinco años de cárcel para Verdenelli

En el último tramo del proceso por la muerte del joven atropellado en Acceso Sur, la querella solicitó cinco años de prisión para Alejandro Verdenelli, el conductor de la camioneta. Por otro lado, la defensa solicitó el sobreseimiento. Solo falta la sentencia, que se conocerá en pocos días.

Facundo García

Facundo García

Solo queda la sentencia. La última etapa del juicio por la muerte de Alan Villouta (21), el joven atropellado por Alejandro Verdenelli (46) en Acceso Sur, concluyó esta mañana con los alegatos de las partes. La Fiscalía pidió 3 años de prisión para Verdenelli, una pena excarcelable. En tanto, la querella solicitó 5 años y la defensa requirió el sobreseimiento del imputado.

Debido a las restricciones por la pandemia de Coronavirus, no se permitió el ingreso de prensa en la sala, por lo que la audiencia se transmitió por streaming. El primero en hablar fue el fiscal Fernando Guzzo: "por respeto a las garantías constitucionales, estamos obligados a considerar que Verdenelli iba a 60 km/h, que es el mínimo que han fijado los peritos en sus cálculos", se atajó. Este "beneficio de la duda" seguramente no cayó bien en la familia de Alan

La Fiscalía sí mostró los dientes cuando evaluó el hecho de que Verdenelli no se detuvo tras atropellar al muchacho. "Lo que él alega es que no sabía que era una persona lo que había impactado. Era un error vencible. Y si pensó que le habían arrojado algo, podría haberse comunicado al 911. Esa era la forma de salir del error, y no lo hizo nunca".

"Está acreditado que Verdenelli se dio a la fuga" (fiscal Fernando Guzzo)

Cabe destacar que la camioneta fue entregada a la policía 10 horas más tarde, y debieron pasar dos días desde el accidente para que Verdenelli se presentara a la Justicia, ya sin la posibilidad de que le hicieran un test de alcoholemia. "Está completamente acreditado -opinó Guzzo- que este individuo se dio a la fuga". Sin embargo, la Fiscalía pidió 3 años -lo que en la práctica pondría al acusado en la calle- y 6 años y 6 meses de inhabilitación para conducir.

Alejandro Verdenelli (46, izquierda) y su defensor, Eduardo de Oro.

La querella pide cárcel

Los abogados querellantes, María Inés Catalini y Ariel Benavídez, comparten algunos puntos con los fiscales pero disienten en otros. Para Catalini, es un hecho que Verdenelli iba a más de 80 kilómetros por hora. "Es lo que sostiene, en base a su experiencia, el agente Gustavo Micha, que fue una de las primeras personas que llegó al lugar", justificó. Para la letrada, el estado en que quedó el cuerpo de Alan -tenía una pierna prácticamente amputada y voló a más de 15 metros del lugar de impacto- son indicios claros de que la Porsche Cayenne de Verdenelli no iba precisamente despacio.

"Verdenelli había consumido alcohol y desatendió las señales de velocidad máxima" (Ariel Benavídez, abogado de la querella)

El otro abogado querellante, Ariel Benavídez, resaltó que existen tickets donde se verifica que Verdenelli había comprado alcohol; y subrayó que, de acuerdo al testimonio de un ingeniero de la empresa que hacía ampliaciones en el Acceso Sur, en el área había carteles de máxima 40 desde mucho antes de la tragedia. "Y no olvidemos que ninguno de los testigos que estaban esa noche dijeron que este rodado fuera a menos de 100 kilómetros".

Teniendo en cuenta los agravantes, la querella fue por 5 años de cárcel con inhabilitación por el doble del tiempo para el empresario.

La defensa no ve ninguna culpa

Eduardo de Oro, el abogado defensor, pidió que el empresario sea sobreseído. "No tiene sentido caer en el punitivismo -argumentó-. Es un hecho doloroso, pero Alan cruzó por un lugar del Acceso que no está habilitado, y lo hizo corriendo, con lo que el conductor no contó con el mínimo de 1,5 segundos que cualquier ser humano requiere para reaccionar al volante".

La tesis de la defensa es que Alan Villouta, tras un largo día trabajando en un restaurante, conservaba suficiente energía para subir un terraplén de casi dos metros, saltar un guardarrail, ingresar en el Acceso y correr rumbo a la parada del colectivo. En esa situación, la Porsche Cayenne de Verdenelli -quien tenía una larga lista de infracciones viales previas- transitaba a unos 60 kilómetros y lo embistió. El conductor -siempre según esta tesis- confundió al chico con una bolsa o algo que le tiraban, por eso no frenó y se fue a su casa.

"Fue un hecho fortuito. El infortunio le jugó una mala pasada" (Eduardo de Oro, abogado defensor)

Dos peritos de la causa favorecieron esa versión. "Este accidente fue un hecho fortuito -dijo De Oro-. Villouta se puso en peligro a sí mismo al cruzar en esa zona, él generó un riesgo y el infortunio le jugó una mala pasada".

Escuchados los alegatos, el Tribunal decidió pasar a un cuarto intermedio. En las próximas jornadas se escuchará lo que tenga que decir el acusado y se dictará sentencia. Los alegatos completos pueden verse en el siguiente link:

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?