Así funcionan las nuevas cámaras que toman la temperatura en Ezeiza

Así funcionan las nuevas cámaras que toman la temperatura en Ezeiza

El aeropuerto internacional de Ezeiza cuenta desde este jueves con cámaras infrarrojas de temperatura para detectar posibles casos de fiebre entre los pasajeros que arriban al país de alguno de los que sufren el brote de coronavirus.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El personal de Sanidad de Frontera fue reforzado a partir de hoy en el aeropuerto de Ezeiza, donde se instalaron cámaras infrarrojas de temperatura para detectar posibles casos de fiebre entre los pasajeros que arriban al país, mientras se aguarda la oficialización de la resolución que impondrá cuarentena a los viajeros por el coronavirus.

Las cámaras fueron ubicadas en la zona previa al ingreso al sector de Migraciones y una de ellas toma la temperatura corporal en general de quienes transitan por allí, en tanto que las otras lo hacen en forma individual, dijeron a Télam fuentes aeroportuarias.

En caso de detectar una temperatura corporal por encima de la normal, el pasajero es sometido a una evaluación más personalizada, y luego de acuerdo a los datos que aporte, se determina su aislamiento o se habilita su ingreso sin mayor restricción, pero en todos los casos deben completar el formulario de Declaración Jurada de rigor.

El presidente Alberto Fernández anunció ayer que los pasajeros que arriben procedentes de Estados Unidos, España, Italia, Francia, Alemania y otros países con circulación de coronavirus deberán someterse a un aislamiento por 14 días, con penas para quienes no cumplan con esa condición, y se espera que en las próximas horas se publique la normativa.

No obstante, desde hoy todos los viajeros que lleguen en avión deben llenar un formulario como Declaración Jurada, en el que consignan datos personales y lugar de residencia o dónde se alojarán durante su estadía en Argentina.

Pero a partir de la oficialización de las nuevas medidas, ese formulario incluirá colocar el lugar donde realizarán el aislamiento obligatorio los viajeros procedentes de los países que se fijen en la normativa.

Lo que ocurrió este jueves fue que a los viajeros que llegaron a Ezeiza se les comunicaba la inminente implementación de la nueva norma, lo que planteaba una serie de interrogantes por las dificultades que conlleva controlar su cumplimiento.
 

Así funcionan las cámaras infrarrojas de temperatura

La cámara convierte los datos infrarrojos en una imagen electrónica que muestra la temperatura aparente de la superficie del objeto medido, en este caso el cuerpo de las personas. Esta contiene un sistema óptico que enfoca la energía infrarroja en un detector especial (conjunto del sensor) que contiene miles de píxeles organizados en una cuadrícula.

Cada píxel del conjunto del sensor reacciona a la energía infrarroja concentrada en él y produce una señal electrónica. El procesador de la cámara toma la señal de cada píxel y utiliza un cálculo matemático para crear un mapa de color de la temperatura aparente del objeto. A cada valor de temperatura se le asigna un color diferente. La matriz de colores resultante se envía a la memoria y a la pantalla de la cámara como una imagen de la temperatura (imagen térmica) de ese objeto.

Más allá del potencial básico de las imágenes térmicas, hay cámaras infrarrojas con una amplia gama de características adicionales que automatizan funciones, permiten anotaciones de voz, mejoran la resolución, graban y transmiten videos de las imágenes, y ofrecen análisis y presentación de informes.


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?