Histórico: primer abogado de la UNCuyo recibido en la cárcel

Histórico: primer abogado de la UNCuyo recibido en la cárcel

David Sánchez aprobó la última materia de la carrera de Abogacía de la Facultad de Derecho. El interno de la penitenciaría de Boulogne Sur Mer pudo cumplir su meta a través del programa Programa de Educación Universitaria en Contextos de Encierro (Peuce).

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

David Sánchez todavía no cae. Ha hecho historia y no en cualquier parte. Lo hizo nada más y nada menos que en el penal de Boulogne Sur Mer, donde familiares, amigos, estudiantes y docentes universitarios lo acompañaron en su última materia de la carrera de Abogacía de la Facultad de Derecho. Ante los profesores Armando Martínez y Mariela Olguín, el interno aprobó la Práctica Profesional Supervisada, transformándose en abogado de la UNCuyo en contexto de encierro.

Su caso es inédito ya que es el primer preso en finalizar esa etapa académica en el marco del Programa de Educación Universitaria en Contextos de Encierro (Peuce) que ofrece esa casa de estudios. 

David cuenta que su interés por estudiar Derecho arrancó en el 2008 cuando todavía no existía el programa de la UNCuyo: "Sentí la necesidad de estudiar una carrera universitaria. Así fue que hicimos notas a las diferentes facultades que nos dieron cabida a nuestro pedido. También buscamos que la Universidad viniera hasta el penal. Así comenzaron las carreras de Derecho y Trabajo Social”.

La realidad con otros ojos

Admite que la posibilidad de estudiar una carrera universitaria modificó su realidad personal y cotidiana. “Como estudiante de Derecho, me fui dando cuenta poco a poco de cómo la realidad social me afectaba. Fui haciendo como un click, descubriendo que se podían utilizar otros instrumentos para llegar a diferentes metas. No había un solo camino. Me ayudó en mi crecimiento personal el poder ir aprendiendo esta educación”, comenta.

Transitar ese camino académico no estuvo ajeno a dificultades y desafíos ya que se trató de una experiencia nueva, tanto para el penal como para la universidad. Sin embargo dice que "la buena actitud de muchas personas que trabajaron en conjunto y fueron proyectando este programa contribuyeron a superar esos inconvenientes”.

Al final del camino transitado, David reconoce que ya no es el mismo: “Antes de ingresar a la Universidad, sabía y tenía conciencia que los dirigentes y las personas más capaces tenían que pasar por esta instancia. Hoy, al finalizar, puedo afirmar que uno ve la realidad con otros ojos, gracias al conocimiento y sabiendo que se puede progresar y aportar un granito de arena desde la propia profesión. En un futuro cercano me imagino colaborando para que la sociedad tenga otra mirada, más inclusiva, hacia los que estamos en esta situación”.

¿Qué es el Peuce?

El Programa de Educación Universitaria en Contextos de Encierro comenzó en noviembre de 2008. Actualmente cuenta con alrededor de 300 estudiantes universitarios privados de su libertad que ejercen su derecho a la educación universitaria, pública y de calidad. Acompañados y orientados cada semana por un equipo de 12 docentes y 24 tutores disciplinares.

El Programa se implementa en dos sedes: una en el Complejo Penitenciario de Boulogne Sur Mer y otra en Almafuerte. Se dictan carreras de las Facultades de Derecho, Educación, Ciencias Políticas y Sociales, Filosofía y Letras, y del Instituto Tecnológico Universitario.

Melisa Moyano, coordinadora de Peuce, explica el espíritu de esta iniciativa: “Se trata de la efectivización del derecho a la educación, derecho humano fundamental. La Universidad como institución pública tiene que responder a esa demanda y apostar a mejor calidad educativa, mayor cantidad de oferta educativa en el Programa, más compromiso de las Unidades Académicas, del Rectorado y del Servicio Penitenciario”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?