#Wok

La nueva normalidad: 4 de cada 10 empresas nacionales seguirán en modo teletrabajo

La pandemia también hizo lo suyo en el mercado laboral. Forzó la modalidad home office y lo que era una alternativa provisoria cambió las reglas del juego. Tanto, que hasta el Congreso se hizo eco y aprobó una ley para regularlo. Una consultora sondeó cómo seguirá ese vínculo en el futuro cercano.

Rubén Valle
Rubén Valle sábado, 19 de diciembre de 2020 · 06:57 hs
La nueva normalidad: 4 de cada 10 empresas nacionales seguirán en modo teletrabajo

#Maridaje > Musicaliza esta columna Chris Mazuera con Medicinal sushi

En perspectiva, el año de la pandemia también será recordado como el año del teletrabajo, ese formato que -como dicen y repito- llegó para quedarse. De la necesidad surgió una oportunidad que en varios rubros fue lo más parecido a reinventarse y en otros un aprendizaje con mejores resultados que los esperados.

Cuando este formato se instaló en aquellos oficios, profesiones, dependencias púbicas y empresas privadas que encontraron por esta vía la posibilidad de seguir funcionando pese al virus global, surgió la lógica demanda de legislar al respecto y establecer una normativa más o menos general para su buen uso. Esto implicaba ponerle coto a los abusos que pueden desprenderse de esa ida y vuelta a veces un tanto asimétrica. 

Con la Ley de teletrabajo -Nº 27.555-, aprobada a fines de julio en el Senado nacional, se terminó modificando la ley de Contrato de Trabajo "para regular los derechos y obligaciones de las partes en la relación laboral que se desarrolla a distancia". 

Los derechos, las obligaciones

A ver, repasemos lo que establece la normativa argentina para quienes (tele)trabajan:

  • Tienen los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan de forma presencial.
  • Derecho a una remuneración igual a la que percibirían bajo la modalidad presencial.
  • Derecho a no ser contactada y a desconectarse de los dispositivos fuera de su jornada laboral y durante las licencias.
  • El empleador no puede exigir al trabajador que haga tareas ni enviarle comunicaciones fuera de la jornada laboral.
  • Derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado que están a su cargo cuando deben cuidar a personas menores de 13 años, personas con discapacidad o adultas mayores que conviven con ellas y necesitan asistencia específica.  
  • Derecho a que el empleador le compense los mayores gastos en conectividad o consumo de servicios. Esta compensación está exenta del pago del impuesto a las ganancias.

Volver o no volver

Lo cierto es que el teletrabajo supone, en la mayoría de los casos, que se trata de una instancia provisoria mientras el virus esté causando los mayores estragos, pero cuando mengua su impacto se considera que más temprano que tarde la vuelta presencial a oficinas y otras dependencias debería hacerse realidad. 

En algunos casos ya establecidos por la ley, trabajador y empleador pueden convenir cómo continuará ese vínculo laboral, negociar lo que le conviene a uno y otro.

Con la mira puesta en la nueva normalidad y en que se avecina un nuevo año, la consultora de recursos humanos Mercer hizo un relevamiento nacional para sondear presente y futuro del teletrabajo en la Argentina. Paso en limpio. 

  • El 38% o sea casi 4 de cada 10 empresas confirmó que la mayor parte de sus empleados continuarán realizando las tareas laborales desde sus casas, independientemente de si en el país levanta o no las restricciones sanitarias. 
  • Un 13% de las compañías decidió que los trabajadores vuelvan a las oficinas, salvo que existan razones de salud propias o de algún conviviente.
  • El 27% todavía no definió qué modalidad definirá para el futuro, pero lo decidirán en breve.
  • El 6% dejará la decisión en manos de los empleados, aunque se evaluarán casos particulares.
  • Un 16% aplicará otras opciones, como la modalidad mixta de home office y días en la oficina; o esquema rotativo por equipos con capacidad reducida y de manera controlada.

Flexibilidad y bienestar 

Si bien en el relevamiento las compañías dicen estar dispuestas a abonar el pago del servicio de internet e incluso evalúan comprar equipo ergonómico para el home office y pagar electricidad y otros servicios, la mayoría de esas firmas -69%- aún no tiene claro cómo concretará esos pagos o en qué plazos.

Aquellas firmas que ya lo definieron, otorgarán un monto fijo para toda la población que haga teletrabajo (18%), en tanto que el 9% implementará un reintegro contra presentación de factura del gasto. 

Para Ivana Thornton, directora de Mercer, “la ley de Teletrabajo y la nueva forma de trabajo está impulsando a las compañías a revisar su propuesta de valor en términos de beneficios, y resignificar los conceptos de flexibilidad y bienestar, conceptos que ya tenían muchas compañías en su oferta de beneficios previo a la pandemia pero que, frente a esta nueva realidad, posiblemente tendrán que tomar otra forma”. 

Con o sin ley, con sus pro y sus contras, el formato teletrabajo es, al menos en la Argentina, todavía un territorio a definir. Y en esto, tanto empleadores como trabajadores, están en pleno aprendizaje. Habrá que ver cómo en esa nueva normalidad de la pospandemia esta modalidad rinde a unos y otros. Mientras el virus siga acechándonos, nada estará totalmente cerrado.  

#ElResaltador

Donald es lo que es 

  • "Todos hemos tenido nuestras fantasías distópicas de lo que puede salir mal, y hay un montón de libros y shows de televisión que representan eso. Pero ver que eso realmente sucede... Donald Trump no fue una sorpresa. Él es lo que es. Lo que resulta sorprendente es cuánta gente aún lo apoya, incluso después de las elecciones. Cuando ves el coronavirus explotando en todos Estados Unidos, y cuántos muertos hay, y cuánta gente simplemente no le importa o piensa que se trata de una conspiración, pensás 'Wow, el país en el que estoy viviendo no es el país que pensaba que era'".

{ David Byrne, músico escocés-estadounidense, en The Independent } 

#Solapa

Una historia del conurbano, de Pedro Saborido (Planeta, 224 páginas, $1.200)

  • Pedro Saborido, guionista de Peter Capusotto y sus videos -y de otros recordados ciclos- confirma que cada vez que se propone contar un universo determinado lo hace con una mirada única. Lo había hecho con Una historia del fútbol y también con Una historia del peronismo. Esta vez, las historias de las invasiones inglesas, las dimensiones paralelas, las apariciones de Vírgenes que conceden deseos desopilantes y otras criaturas con la misma garantía de lo hipnótico, como un adorable astronauta ruso, construyen una obra imperdible. Además de hacernos reír y de contar historias magistrales, también despliega una mirada lúcida y mordaz. Saborido viene a decirnos, a su modo, que si la Argentina tiene todos los climas, el Conurbano tiene todas las argentinas. 

#PostaPodcast

  • Ted en Español, conducido por Gerry Garbulsky. Un espacio para las preguntas, las ideas provocadores y las nuevas maneras de pensar y ver el mundo. Cada semana se puede escuchar una charla TED de los principales líderes y creadores de acá, allá y todas partes. Por Spotify

Archivado en