Con estos ejercicios se puede recuperar el olfato post Covid-19

Con estos ejercicios se puede recuperar el olfato post Covid-19

La pérdida del gusto y el olfato son síntomas que aparecen en la mayoría de los pacientes, en algunos se presentan inclusive cuando ya se han recuperado de coronavirus. Este entrenamiento propuesto por especialistas es clave para mejorar.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Uno de los síntomas que más presentan los pacientes con Covid-19 es la pérdida del olfato y del gusto. Según los especialistas esto se puede revertir si la persona se entrena para recuperar el sentido.

En términos médicos se conoce a la pérdida del olfato como anosmia, la misma es la perdida cuantitativa de la capacidad de sentir el olor de algo, este se pierde de manera repentina en algunos pacientes con coronavirus. El gusto depende el 80% del olfato, por tal motivo es común que la persona también experimente alteraciones al comer.

Otro síntoma que puede aparecer es la disosmia, que es la alteración de los olores. Quienes lo padecen muchas veces suelen confundir los sabores.

Son muchos los pacientes que siguen presentando estos síntomas una vez recuperados de Covid-19. Por tal motivo expertos explican que si se entrena, es posible recuperar ambos sentidos: el del gusto y el del olfato. 

"El olfato es un sentido que ofrece plasticidad: las neuronas olfatorias se regeneran constantemente, y las otras células que componen ese epitelio olfatorio las ayudan a funcionar de manera adecuada", explica para Infobae Stella M. Cuevas, médica otorrinolaringóloga y especialista en olfato y alergista. La especialista agrega que entre estas células se encuentran las llamadas totipotenciales, "estas funcionan como células madre que pueden dar origen a células nuevas durante toda la vida".

La médica recomienda realizar ciertos ejercicios para recuperar las sensaciones, siguiendo un entrenamiento creado por Thomas Hummel, experto del Centro de Olfato y Gusto. El sentido del olfato funciona como una cascada: se capta el olor de las sustancias químicas que están en el medio ambiente, estas ingresan junto con el aire por las fosas nasales y viajan a la célula olfatoria, donde sufre cambios y se transforma en un estímulo eléctrico que viaja al cerebro, es por esto que olemos.

Es el cerebro el que produce la diferenciación de los olores. Los estímulos eléctricos llevan información al sistema límbico, estructura nerviosa en la que se almacenan los recuerdos, y también al hipotálamo, lugar donde se producen respuestas y cambios conductuales.

¿Cómo es el entrenamiento?

La rehabilitación o entrenamiento para recuperar el olfato consiste en inhalar distintos olores apelando a la memoria, así estos olores traerán recuerdos de situaciones vividas, lugares o personas conocidas. 

Los profesionales recomiendan armar un kit con algunos olores. La idea es probar de a un olor por vez hasta que el cerebro lo capte y tenga la sensación “hay olor” para luego discriminarlo y le otorgue un adjetivo: “olor a limón”.

Luego de esos pasos, el sistema límbico evoca un recuerdo y el hipotálamo desencadena una emoción o respuesta. Este ejercicio se debe realizar durante 20 segundos a 5 minutos, 3 ó 4 veces por día. El paciente debe estar solo con el olor y su memoria.

Además, se acompaña de terapia con neurorregeneradores, complejo vitamínico y dieta. 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?