Cuarentena en Argentina: más tierras ocupadas y menos acceso a servicios básicos

Cuarentena en Argentina: más tierras ocupadas y menos acceso a servicios básicos

El informe del  Instituto Nacional de Estadística y Censos muestra que menos gente tiene acceso a redes de agua o gas y aumentaron los terrenos ocupados. Además disminuyó la cantidad de habitantes con cobertura médica privada.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La pandemia de covid-19 marca una fuerte depresión económica a nivel global que no excluye a Argentina. En nuestro país se perdieron 4 millones de puestos de trabajo en tres meses y cayó el ingreso real de las familias y empresas, más allá de los programas de asistencia del Gobierno. Pero además generó peores condiciones de vida para los ciudadanos.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) había informado un aumento de la pobreza a casi el 41% durante el primer semestre, aunque algunos economistas no concordaron con los números. Ahora estimó un porcentaje mayor: 51,3% no accede a red de agua, gas de red o cloacas.

Según el relevamiento de junio 2020, el 89,5% de los hogares tiene agua corriente, el 68,2% red de gas natural  y el 70,7% cloacas.

“Si bien se presentan los resultados para el total de los 31 aglomerados urbanos relevados en forma continua por la EPH, cabe señalar que este indicador puede presentar resultados disímiles según región, en función de cuán extendidas se encuentren estas redes en cada territorio. Por otra parte, el acceso a estos servicios no solo depende de la existencia de las redes en las inmediaciones de la vivienda, sino también de que, en caso de que existan, los hogares puedan realizar las conexiones domiciliarias a estas”, informa el INDEC.

Además, determinaron que en la primera parte de la cuarentena aumentó un 0,5% la población que no tiene acceso a red de agua corriente, unas 5,6 millones de personas, un 2,5% los que no tiene gas natural de red, alrededor de 17,2 millones de personas, pero se redujo en siete mil hogares las que no poseían cloacas, que ahora son 15,3 millones de habitantes.

Además, se informó que las unidades con materiales deficientes a nivel vivienda bajó en 275.000 personas, quedando en 3,8 millones; y que casi 66 mil hogares ya no son de materiales parcialmente insuficientes. De la mano de eso, hay un descenso en la población en condiciones de hacinamiento crítico, de saneamiento inadecuado y que vive cerca de basurales.

Del otro lado, aumentó en 108.000 el número de personas que viven en zonas inundables y en casi 1,2 millones los ocupantes de tierras, lo que equivale al 13,4% de la población, unos 6 millones de residentes en el país.

El INDEC estimó que se redujo en 0,8% el acceso a la cobertura de medicina privada, lo que representa cerca de 47.000 personas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?