Alerta bolsillo: los aumentos que nos moverán la aguja en 2021

Alerta bolsillo: los aumentos que nos moverán la aguja en 2021

El año pandémico congeló -o al menos frenó- por algunos meses unos cuantos incrementos de tarifas y servicios buscando menguar el impacto económico de la crisis económico-sanitaria. Los que no detuvieron su marcha fueron el dólar y la inflación por lo que sostener esos números ya se torna imposible.

Rubén Valle

Rubén Valle

#Maridaje > Musicaliza esta columna Nils Frahm con My friend the forest 

 

Menos los sueldos, los puestos laborales y la felicidad, todo aumenta y aumentará en este país de perogrullo. Más que nunca, Argentina es un tango que ya no se baila de a dos (distanciamiento social, ante todo), pero se llora de a muchos. Y aunque se mate una y otra vez al mensajero, las noticias (ni buenas ni malas, noticias al fin) indican que el fixture de incrementos se activará cual protocolo a partir de enero del 2021. 

La razón, argumentan los responsables de los números, es que en el 2020, año pandémico casi de cabo a rabo, muchos aumentos previstos, agendados y hasta pactados, pese a la inflación siempre vigorosa, fueron "pisados" -por el gobierno nacional en acuerdo con cámaras y referentes sectoriales- hasta fin de año para que la debacle no fuera absoluta. De ahí que haya valores esperando actualizarse apenas les levanten el pie de encima. Y ya no habrá freno, habrá acelerador. Agarrate, Catalina.



Aquí van algunas subas confirmadas, otras que se están barajando y algunas a las que sólo les falta el moño. La especulación lógica, más allá de las matemáticas, el debe y el haber, es que esa puesta al día de los costos estará indefectiblemente vinculada al contexto sanitario-económico. Tarea complicada eso de sacarle agua a las piedras. 

Servicios públicos. El 17 de diciembre se vence el decreto por el cual las tarifas de luz y gas estuvieron congeladas este año. Por eso en el gobierno nacional estudian cómo habilitar los impostergables aumentos a partir de enero próximo. Si bien la realidad indica que hay muchos sectores muy castigados por la crisis económica y no se podrá actualizar lo que corresponde, lo cierto es que los servicios públicos tendrán su puesta al día, pero se buscará que sea "en forma gradual". La suba rondaría el 30% y habría tarifas diferencias para usuarios de mayores ingresos.  

Telefonía móvil e internet. Dado que la conexión a internet se volvió esencial para trabajar o estudiar a distancia, el gobierno nacional declaró "servicios públicos esenciales a internet, TV por cable, telefonía fija y móvil", y congeló los precios hasta el 31 de diciembre. Para poder aumentar sus precios, las empresas del sector deberán pedir autorización al Estado, previa presentación de un esquema de mayores costos que lo justifiquen. Para el 2021 no habrá valores congelados, pero se trabajará en una especie de tarifa social básica para que todas las compañías del sector la incorporen obligatoriamente.

Prepagas. Si bien el gobierno nacional había autorizado un aumento del 25% en las cuotas de las empresas de medicina prepaga, a aplicarse en noviembre (15%) y enero (10%) del 2021, a través de una resolución se dio marcha atrás y lo autorizado es un único incremento de hasta el 10% a partir del 1º de diciembre. 

Comisiones bancarias. El Banco Central habilitó a las instituciones bancarias para que actualicen los costos de los servicios a partir de enero con topes de 9% por mes. Esto incluye la emisión o reposición de tarjetas de débito, uso de cajeros automáticos en otro banco, cajas de ahorro, extracción de efectivo por terminales en puntos de venta o retiro de efectivo de cuenta por el propio titular o un tercero y cajas de seguridad, entre otro tantos servicios. 

Boleto de micro. En Mendoza el pasaje está congelado en $18 desde enero de 2019 y es uno de los más bajos del país. Frente a una necesaria actualización, el gobierno provincial convocó a una audiencia pública para el 3 de diciembre a las 9. En ese ámbito se analizarán los costos actuales y posiblemente se arribe a la conclusión de que con los subsidios ya no se puede seguir sosteniendo el sistema de transporte y sea necesario habilitar un aumento del boleto.  

Colegios privados. Estas instituciones educativas vienen desde hace un tiempo anunciando incrementos de entre 15% y 20% a partir de marzo de 2021. Este año prácticamente no hubo incrementos y los que hubo, al menos en Mendoza, se concretaron a comienzos del ciclo lectivo (fue en febrero y con un tope del 25%). 

Como en las sagas de terror, esto (subas, aumentos, incrementos, alzas, tarifazos, etcétera) continuará...

#ElResaltador

En la mira digital

  • "Con todo este exilio analógico que hubo y todas las personas que tuvieron que adoptar forzosamente herramientas digitales hay mayor población digital. El volumen de gente para atacar también es mayor sobre todo si pensamos que muchas operaciones migraron a lo digital, ya sea de trabajo o estudio y sobre todo transacciones bancarias o con cobros cuyos trámites se hacían de manera virtual. Esas cosas hicieron que se incrementaran intentos de fraudes... Para un delincuente engañar a una o 20 personas no es un costo operativo mucho mayor que a diferencia del mundo físico, donde no podés estar robándole a dos personas al mismo tiempo en diferentes lugares. Eso, visto desde el punto de vista negativo es lo que permite el mundo digital: atacar a muchas personas a la vez".

{ Sebastián Davidovsky, periodista y autor de Engaños digitales, víctimas reales }

#Solapa

Cualquiera tiene un plan hasta que te pegan en la cara. Aprender de las crisis, de Mario Riorda y Silvia Bentolila (Paidós, 320 páginas, $1.290)

  • Desde el covid-19, crisis es la palabra del siglo y en este libro aparece tamizada de tantos modos que no le quedan grumos. Toda crisis conmociona, altera o estalla la normalidad y necesita ser gestionada y encauzada para ser menos brutal. Con décadas de experiencia, Silvia Bentolila, médica psiquiatra experta en emergencias y desastres, y Mario Riorda, politólogo especializado en comunicación política y de crisis, explican qué sucede y cómo actuar de manera responsable frente a una crisis. Desde situaciones concretas hasta una necesaria conceptualización, interpelan -sin anestesia- modelos de liderazgos, de comunicación y de comportamiento posible. Este libro es la consecuencia de nuestra época, de un mundo hiperconectado que abre las puertas a desastres impensables donde parece que la realidad supera la ficción. 

#LaDataFlora

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?