Una argentina en Barcelona: “A pesar de vivir al día, acá uno puede darse sus gustos”

Una argentina en Barcelona: “A pesar de vivir al día, acá uno puede darse sus gustos”

Lolo Linardelli es mendocina, hace 4 años se fue de Argentina y cuenta cómo es vivir y trabajar en España.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Lolo Linardelli nació en Mendoza, pero hace cuatro años algo le dijo que debía dejar su tierra, comenzar a viajar e ir en busca de su "lugar en el mundo". Así inició una aventura que la llevó a vivir en Perú, Brasil, Ibiza y ahora Barcelona

Lolo desde hace 3 años vive en España y ya hace un año está instalada en Barcelona, la ciudad elegida por miles de argentinos que cruzan el Atlántico con sus valijas llenas de sueños y proyectos. La mendocina cuenta en primera persona cómo es vivir sola en esta gran ciudad, cómo es el trabajo allá, cómo fue que decidió quedarse allí, qué es lo que más y menos le gusta de ese lugar.

Lolo Linardelli al consultarle por qué decidió mudarse cuenta: “En Argentina tenía mi negocio propio, la verdad que fue muy difícil tener una pequeña empresa allá. La situación económica se estaba complicando en el país, -y agrega- en ese momento comencé a tocar como DJ y lo vi como una oportunidad para viajar y trabajar. Es así como decidí dejar Argentina y me fui a Brasil unos meses, luego a Perú casi un año”.

En unas vacaciones en Barcelona sintió que ese sería su lugar, “Esta ciudad es perfecta tiene mar, montaña, cultura, es una ciudad cosmopolita”.

Sus primeros meses en Europa fueron bastante movidos, ella trabajaba por temporadas, en verano en Ibiza, luego en invierno se instalaba en Barcelona. “Con lo que trabajaba en 6 meses en la isla me alcanzaba para vivir todo el año”, explica. Luego de dos años de llevar adelante ese proyecto, decidió instalarse definitivamente en la ciudad catalana. 

Lolo comparte cómo ha cambiado todo en España a partir de la pandemia, cómo se paralizó la actividad en bares, restaurants y discotecas, esto llevó a que la mendocina no pudiera continuar con su trabajo como DJ, al menos en la presencialidad, por tal motivo comenzó a trabajar en un local de venta al público.

Para aquellos que se preguntan cómo son los sueldos en España, especialmente en Barcelona, Linardelli cuenta que un sueldo mínimo allá es de 1000 euros por 8 horas, es decir alrededor de $94000 pesos argentinos y que “Lo normal es ganar 1200 euros, son pocos los que ganan mucho más”. 

Respecto a los costos por vivir allí, la mendocina describe a Barcelona como una “ciudad muy cara, con alquileres costosos por eso la mayoría comparte departamento -y aclara- el alquiler de una habitación es de 450 euros (alrededor de $42000 pesos argentinos) más gastos”.

A pesar de los costos elevados y de vivir al día, uno puede darse sus gustos: salir a comer, a tomar algo a los bares, hay muchas actividades culturales, algunas gratis y otras muy accesibles. En Argentina con un presupuesto ajustado no te podes dar tantos lujos, acá tenés más calidad de vida”, relata.

Un punto favorable que destaca de Barcelona es la seguridad que hay en la ciudad, “acá podés salir a caminar tranquila por la calle. Siendo mujer, podés ir por la calle de noche bien vestida y no tenés miedo. Eso me da mucha paz”.

Algo que también sorprendió y encantó a Lolo es la cantidad de personas de diversas nacionalidades que viven allí. “Es una ciudad super cosmopolita. Convivís con distintas culturas e idiomas, gente de todo el mundo: Rusia, Francia, Londres, Argentina, Italia, Turquía”.

Linardelli comparte que existe “un amor-odio” por parte de los españoles hacia los argentinos. “Por un lado aman nuestra viveza y como hablamos, los asados también (ríe). Pero por otro lado, esa viveza que les encanta a la vez nos da fama de estafadores o aprovechadores”.

Si bien esta mendocina siente un profundo amor por Argentina, confiesa que ahora no volvería al país. “Me gustaría ya instalarme aquí (Barcelona) y quedarme a vivir. He encontrado mi lugar, me siento muy cómoda”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?