Detección temprana, clave para combatir la diabetes infantil

Detección temprana, clave para combatir la diabetes infantil

La diabetes afecta cada vez a más niños en forma generalizada, por lo que resulta importante la detección temprana ante el advenimiento de los primeros síntomas de la enfermedad, lo que facilitará la aplicación de un tratamiento que mejorará la calidad de vida de los pacientes.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Siendo la segunda enfermedad crónica más frecuente en la infancia, la diabetes afecta cada vez a más niños en forma generalizada, por lo que resulta importante la detección temprana ante el advenimiento de los primeros síntomas de la enfermedad, lo que facilitará la aplicación de un tratamiento que mejorará la calidad de vida de los pacientes.

En la Argentina se diagnostican entre 5 y 10 nuevos casos de diabetes cada 100.000 personas todos los años, mientras que el 90% de los pacientes pediátricos presenta diabetes tipo 1, por la que el páncreas no produce insulina, una hormona que permite a la glucosa ingresar a las células y generar energía. Por ahora, este tipo de diabetes no tiene cura y su tratamiento busca proporcionarle al organismo la insulina que no puede producir.

"Durante la cuarentena hubo entre 2 y 3 pacientes nuevos por semana, lamentablemente llegan muy descompensados, lo que pone en riesgo su vida, por eso es importante la detección temprana de la enfermedad para su tratamiento y control", advirtió a la agencia de noticias Télam Gabriela Krochik, especialista en diabetes del Servicio de Nutrición del Hospital Garrahan.

Krochik explicó que la diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune ya que "los pacientes nacen con una predisposición genética que favorece que, ante la presencia de determinados factores externos medioambientales, se desencadene una respuesta inmunológica exagerada y equivocada que daña al propio organismo".

Liliana Choque, licenciada en enfermería y educadora en diabetes, indicó que "desde que ingresan al Hospital reciben nuestro apoyo para enfrentar la enfermedad con todas las herramientas disponibles y el conocimiento necesario" y aseguró que los pacientes y sus familiares "se van del Garrahan sabiendo cómo actuar ante distintas complicaciones agudas". Además, el personal de enfermería realiza videos tutoriales y capacita a distintos profesionales del Hospital para que puedan sospecharla y diagnosticarla ante síntomas y signos.

Prestar atención a los síntomas

La diabetes posee varios síntomas que son claves para generar un diagnóstico temprano por parte de los profesionales. Uno de ellos es que los niños comienzan a tener más sed de lo habitual, sumado a una mayor frecuencia y cantidad de diuresis, despertándose de noche a orinar y a beber.

Incluso, en los niños pequeños es frecuente que aquellos que habían logrado dejar los pañales, vuelvan a orinarse en la cama. "Ese es un signo de alerta a tener en cuenta para una consulta médica", afirmó Krochik.

Si estos síntomas pasan desapercibidos, comienzan otros más serios, como el adelgazamiento rápido, la deshidratación y un franco decaimiento.

Esta etapa es crítica para realizar la consulta y el diagnóstico oportuno, ya que, de no hacerlo, comienza la descompensación diabética, con un cuadro de deterioro del estado general, vómitos, dolor abdominal severo y alteración del sensorio que pueden poner en riesgo la vida del paciente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?