Impacto del coronavirus en el corazón: ¿es la insuficiencia cardíaca el próximo capítulo?

Impacto del coronavirus en el corazón: ¿es la insuficiencia cardíaca el próximo capítulo?

Un nuevo estudio sugiere que el virus deja una marca duradera y se suma a una serie de documentos que muestran signos de permanencia de daños en este órgano.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En la actualidad, múltiples conjuntos de datos confirman el mayor riesgo de complicaciones mórbidas y mortales debido a la enfermedad del covid-19 en personas con enfermedades cardiovasculares preexistentes, como hipertensión, enfermedad de las arterias coronarias e insuficiencia cardíaca

Estas observaciones destacadas han fortalecido las estrategias preventivas y, sin duda, han salvado vidas. Aunque se han sospechado episodios de miocarditis clínica y se han descrito algunos casos como la afectación cardíaca directa por el síndrome respiratorio agudo severo. 

En 39 casos de autopsias de pacientes con covid-19, la neumonía fue la causa clínica de muerte en 35 de los 39 casos (89,7%). Si bien la evaluación histopatológica no cumplió con los criterios observados en la miocarditis aguda, hubo evidencia de presencia de virus en el corazón en 24 de 39 pacientes (61,5%) con una carga viral de más de 1000 copias por microgramo de ARN en 16 de 24 pacientes (66,7%).

También se observó evidencia de replicación viral activa. La hibridación in situ sugirió que la localización más probable de la infección viral fue en las células intersticiales o macrófagos que infiltran el tejido miocárdico en lugar de la localización en los propios miocitos.

Los investigadores demostraron una mayor actividad entre los corazones con evidencia de infección viral en comparación con los corazones sin infección viral del SARS-CoV-2 detectada.

Estos nuevos hallazgos brindan evidencia intrigante de que el covid-19 está asociado con al menos algún componente de la lesión miocárdica, quizás como resultado de una infección viral directa del corazón.

En 100 pacientes en recuperación incluidos en el estudio, el 67% de los cuales se recuperó en el hogar, evaluó una media de 71 días después del diagnóstico confirmado de covid-19, el 78% tenía compromiso cardíaco demostrable mediante resonancia magnética cardíaca, el 76% tenía troponina de alta sensibilidad detectable y el 60% tenía evidencia de inflamación miocárdica activa.

En comparación con los controles, incluidos aquellos con un perfil similar de afecciones preexistentes, la fracción de eyección del ventrículo izquierdo fue menor y los volúmenes más altos, así como el 32% manifestó realce tardío de gadolinio y el 22% con afectación pericárdica. 

Hay preguntas importantes sobre el posible sesgo en la selección de los casos y la generalización y es posible que no todos los pacientes se hayan recuperado, pero las observaciones no pueden descartarse. Meses después de un diagnóstico de covid-19, existe la posibilidad de disfunciones cadiovasculares suficientemente preocupantes como para representar un nido de insuficiencia cardíaca de nueva aparición y otras complicaciones cardiovasculares.

Fuente: JAMA Network

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?