Botellas de amor: una propuesta ambiental que llega a Mendoza de la mano de jóvenes mujeres

Botellas de amor: una propuesta ambiental que llega a Mendoza de la mano de jóvenes mujeres

Se trata de una iniciativa reconocida en Latinoamérica y que jóvenes mendocinas decidieron replicar para aportar su granito de arena en el cuidado del medio ambiente.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

“Llena una botella de amor” es un proyecto de reciclaje de plásticos de un solo uso que inicialmente fue creado en Colombia y con el tiempo comenzó a expandirse a otros países, entre ellos, la Argentina. Este consiste en juntar residuos plásticos diarios e introducirlos en botellas o bidones para que luego sean trasladadas a plantas de reciclaje que se dedican a crear madera y eco-ladrillos en base a lo recolectado. Actualmente las provincias adheridas oficialmente a esta proposición son Buenos Aires, Chubut, Santa Fe, entre otras. Sin embargo, un grupo de mendocinas decidió apostar a esta idea debido a la emergencia ambiental que constantemente sacude al mundo.

¿Quiénes forman parte?

Las encargadas de haber implementado esta sugerencia para luchar la contaminación son: Belén Falappa, Contadora Pública y Perito Partidor; Angie González, estudiante de Derecho (Universidad de Mendoza); Carla Domínguez, Odontóloga; Guadalupe Molina, estudiante de Ingeniera Agrónoma (UnCuyo); Amparon Plana, estudiante de Psicología (UDA); Paulina Cantú, estudiante de Turismo (UnCuyo); Milagros Varas, estudiante de Contabilidad (UnCuyo).

“La idea nos pareció genial. La vimos en distintas partes del continente y del país y nos pareció de vital importancia replicarla en nuestra provincia. Es preocupante ver la cantidad de residuos que hay en las calles, parques e incluso en nuestra emblemática montaña”, expresó Belén.

El proyecto comenzó en octubre como una iniciativa pequeña hasta que, de por medio, fue concretado un convenio con la Planta Madera Plástica Mendoza, ubicada en Junín, que a comienzos del año revolucionó la industria vitivinícola al poder incorporar el uso de plásticos reutilizables y finalmente elaborar madera plástica para postes de viñas y mangueras por goteo. Además, también son fabricados 500 eco-ladrillos por día.

Esto sin dudas otorga grandes beneficios económicos y ambientales, teniendo en cuenta que en Argentina 12 millones de botellas son desechadas por día y solo el 30% son recicladas.

Gentileza: 'Botellas de amor Mendoza'

El pasado viernes, luego de un arduo trabajo, fueron recolectados 450 kg de plásticos entre todos los puntos de recolección disponibles.

“Quedamos muy satisfechas con el número que alcanzamos, teniendo en cuenta que no llevamos mucho tiempo haciéndolo. Nos pone contentas ver que la gente se prende y que gran parte de la población quiere cambiar la realidad ambiental”, afirmó Belén.

Gentileza: 'Botellas de amor Mendoza'

Cómo armar una botella de amor y qué materiales están permitidos:

Generar altos niveles de concientización en diversos sectores de la sociedad es un factor crucial cuando se trata del cuidado de nuestro planeta. No obstante, tratar estos temas a temprana edad es sumamente necesario para incentivar a futuras generaciones a ser parte de la transformación de los hábitos cotidianos que suelen ser perjudiciales para el medio ambiente a corto o largo plazo. El equipo de entusiastas comentó que se han acercado maestras de colegios primarios a pedir que les enseñen a los niños cómo llevar a cabo el llenado de botellas de amor. De hecho, muchos chicos ya participan. También, contó Belén, numerosas escuelas de verano quieren que el grupo asista a las colonias para que los infantes aprendan sobre el reciclaje.

Afianzamiento del proyecto

Una vez realizados los primeros pasos de esta interesante propuesta, las protagonistas intentaron comunicarse con la fundación oficial. A pesar de que no hay nada concreto aún, sostienen que sería sustancial poder coordinar acciones en un futuro para generar mayor impacto.

Respecto a la relación con autoridades provinciales y municipales, han sido presentadas múltiples notas para conseguir ayuda en los traslados de botellas desde el Gran Mendoza hacia Junín. Nunca hubo respuestas concretas, pero se estima obtener puntos de acopio para realizar menos viajes y que sea más eficientes los viajes hacia el este mendocino.

“Llevamos muy poco tiempo. Todavía falta mucho por recorrer, pero buscamos seguir concientizando, yendo a ferias, y finalmente armar una estructura que incluya: municipios, voluntarios e instituciones interesadas en colaborar. Aclaramos que de esto no obtenemos ninguna ganancia. Simplemente es nuestro aporte para ayudar al planeta”, agregó el flamante equipo de trabajo.

Para más información, visitar sus redes sociales en Instagram y Facebook

Redacción: Diego Gubinelli

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?