¿Cuáles son los riesgos de conectarse a una red WiFi pública?

¿Cuáles son los riesgos de conectarse a una red WiFi pública?

Conectarse de manera libre y gratuita a una red que proporcione Internet es muy tentador, sin embargo puede poner en riesgo nuestro equipo e información. Fotos, videos, contraseñas y cuentas bancarias queda expuestas.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Las zonas WiFi liberadas en centros comerciales, restaurants, hoteles y aeropuertos son una atractivas herramienta para la mayoría de los internautas. Sobre todo cuando se viaja por el extranjero, se comparte contenido que supone un elevado uso de datos como fotos, vídeos o presentaciones. Los especialistas advierten que esta práctica puede salir cara si no se tiene en cuenta ciertas items de seguridad.

Hay que tener en cuenta que en estas redes inalámbricas acechan "hackers" y ciberdelincuentes dispuestos a aprovechar cualquier vulnerabilidad y así robar contraseñas e información privada de los usuarios conectados.

Tampoco hay que ser alarmistas ante la posibilidad de conectarse a redes WiFi abiertas ya que no todas son peligrosas.

¿A qué tienen acceso estos ciberdelincuentes?

Además de generar un agujero en la cuenta corriente de la víctima, también pueden leer correos electrónicos, sustraer fotos privadas, suplantar a usuarios en redes sociales y acceder sin barreras a las webs favoritas. Es por esto que no hay que deslumbrarse por la gratuidad y la comodidad de estos puntos de conexión libres y tener en cuenta cómo puede afectar a los usuarios.

¿Qué podemos hacer para protegernos?

Existe una serie de precauciones a la hora de conectarse a estas redes wifi:

  • Navegación incógnita: utilizar navegadores como Chrome o Firefox. Una vez que se cierra la ventana del navegador se pierde el historial de las páginas visitadas y las cookies de tal modo que no deja rastro en el equipo utilizado. Usando la navegación incógnita evitaremos que alguien pueda acceder a nuestro perfil de Facebook o a nuestra cuenta Gmail.
  • Usar redes privadas virtuales VPN (red privada virtual): si por cuestiones de trabajo se necesita una conexión a internet fuera de casa, lo mejor es usar este tipo de redes. Este sistema crea una red cerrada y privada en la que es posible intercambiar información sin riesgo alguno. Se puede utilizar VPNs como  HotSpot Shield o Tunnel Bear.
  • Evitar realizar pagos por Internet  en estas redes. No llevar a cabo transacciones económicas en cualquier red pública y abierta.
  • No proporcionar demasiada información personal: si a la hora de registrarse en la red WiFi pública se solicitan datos personales cómo correo electrónico, número de teléfono o incluso loguear con la cuenta de Facebook, hay que tener presente que los datos personales posteriormente podrán ser usados en campañas de marketing
  • Usar webs securizadas https: con los navegadores actuales se puede comprobar si la web por la que se navega es segura (https) o no lo es (http). En las conexiones http es relativamente sencillo para un experto, saber lo que estamos haciendo.     

Recordar no enviar claves, ni contraseñas mediante redes WiFis de acceso público. Tampoco recomiendan escribir o compartir en estas redes información sensible como DNI o cuentas bancarias.

Algunos ciberdelincuentes copian redes WiFis abiertas de grandes establecimientos y crean una con el mismo nombre que la auténtica, e incluso con una señal más intensa que la original. Así atrapan a numerosos usuarios desprevenidos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?