Un gendarme que trabajaba en Mendoza baleó a su pareja y se suicidó

Un gendarme que trabajaba en Mendoza baleó a su pareja y se suicidó

Mario Juárez era salteño y prestaba servicio en Uspallata. El lunes a la noche baleó a su pareja en San Juan, se atrincheró durante varias horas y luego se suicidó disparándose en el pecho con su arma reglamentaria.

Un gendarme salteño que trabajaba en Mendoza (Uspallata) atacó a su pareja a balazos y luego se suicidó el lunes a la noche en una vivienda del departamento sanjuanino de Rawson.

Se trata de Mario Juárez, quien le disparó dos veces en el abdomen a su pareja Victoria Manrique y luego se atrincheró durante cuatro horas hasta que finalmente se suicidó disparándose en el pecho con su arma reglamentaria.

Melisa Quiroga, la mejor amiga de la joven baleada, habló con Diario de Cuyo y brindó detalles sobre el calvario que vivía su amiga con Juárez, quien la amenazaba constantemente. 

"Ellos hacía un año que estaban separados. En diciembre, después de un año sin verla, él llegó a San Juan de vacaciones y empezó a ver las niñas y tratar de arreglar su situación con Vicky, pero ella no quería saber nada porque era muy violento. Le tenía miedo, pero decidió darle una oportunidad. No fue lo que ella esperaba porque volvió mas violento. Le ponía el arma todo el tiempo, la amenazaba constantemente y no lo denunciaba por miedo. Ayer ella quería venir a mi casa a tomar unos mates, pero me avisó que Mario no la dejaba. Hablamos a las 19 y después me enteré de todo por los medios", contó la joven.

Según sostuvo la amiga de la víctima, el gendarme tenía serios problemas con el alcohol y era extremadamente celoso. "Tomaba muchísimo. Era un enfermo de celos mal, por cualquier cosa la celaba. Ella vivía un infierno con él. En Buenos Aires había meses que no sabía de ella. La dejaba encerrada en su departamento, la golpeaba seguido, él le decía que si no la mataba era porque no tenía el arma", recordó Quiroga.

Además, Melisa cree que el hombre tenía planeado el ataque. "Estoy muy segura, eso de venirse de repente desde Mendoza fue muy raro", señaló.

La amiga dijo también que cuando vivieron en Salta, Victoria tuvo que pedirle ayuda al padre y a las hermanas para poder volver a San Juan. "Ellos le mandaron los pasajes el año pasado. Lleva un año viviendo acá con su familia hasta que apareció Mario con la excusa de ver a las niñas y querer volver con ella", concluyó.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?