Primero, los choferes estaban ebrios y luego, se les rompió el micro

Primero, los choferes estaban ebrios y luego, se les rompió el micro

Un grupo de jóvenes que se dirigía a desde Mendoza a Villa Gesell denunció una serie de traspiés cometidos por la empresa que los transportaba a tan solo minutos de se partida. Primero un test de alcoholemia polémico y después el corte del aire acondicionado .

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Viaje complicado. El grupo de jóvenes que salió este viernes con dirección a Villa Gesell con el servicio contratado a la empresa dedicada a gestionar viajes estudiantiles probablemente no llegue a la costa bonaerense más tarde de lo esperado. Primero el colectivo se vio obligado a detener su marcha luego de que los choferes no pasaran un control de alcoholemia en la Ciudad de Mendoza, hecho que desató la furia de los padres y se resolvió con un recambio de conductores. Luego, por problemas con el sistema de ventilación, el vehículo paró sus motores en el departamento de San Martín.

La salida del ómnibus estaba programada para las 11 de la mañana de este viernes desde la esquina de Las Heras y Perú, en Ciudad. Los 50 pasajeros del programa Gesell Joven ya se encontraban listos para partir cuando la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) realizó los controles habituales de alcoholemia a los conductores y estos arrojaron positivo para ambos.

Desde la CNRT admitieron que los alcoholímetros arrojaron valores bajos y reconocieron que las mediciones de los mismos pueden no ser exactas. Sin embargo, el límite permitido para conductores con carnet profesional es cero y aunque en este caso ambos choferes aseguraron no haber bebido, el caos se desató y padres y pasajeros terminaron enfrentándose con los responsables al volante, tal como se ve en el video.

Cinco horas más tarde, a las 16, la empresa contratada, Luján Estudiantil, solucionó el problema proveyendo a los usuarios unidades de refuerzo para que los jóvenes puedan continuar el viaje.

El colectivo detenido en San Martín
El colectivo detenido en San Martín

Pero la pesadilla no terminó ahí y a menos de 50 kilómetros las unidades debieron detenerse nuevamente, esta vez en el departamento de San Martín, debido a fallas en los equipos de aire acondicionado, algo que provocó, según indicaron los pasajeros, que muchos de los jóvenes terminaran descompuestos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?