Los nombres y estrategias que se tejen para la fórmula de Cambiemos

La Casa Rosada y el radicalismo volverán al tire y afloje por la fórmula presidencial oficialista el próximo lunes, después de los comicios en nuestra provincia y en Jujuy, donde Gerardo Morales buscará la reelección.

Redacción MDZ

Cornejo, tras el discurso en la Convención Radical en el que pidió ampliar Cambiemos.

Prensa UCR

El PRO y la UCR continuarán el lunes próximo las negociaciones para establecer las reglas de juego de la coalición gobernante, que integra además la Coalición Cívica (CC), con vistas a las elecciones generales de octubre, que incluyen la nominación del precandidato a vice que acompañará al presidente Mauricio Macri en su intento de conseguir la reelección.

El impasse hasta el día 10 obedece a que dos de los principales negociadores de la UCR tendrán elecciones el domingo próximo: Alfredo Cornejo estará atento al desarrollo de las PASO en nuestra provincia mientras que Gerardo Morales va por la reelección en Jujuy.

El lunes se comenzarán a definir cuestiones cruciales, con la premura que impone el cierre de la fecha de la inscripción de alianzas el 12, y el de candidaturas el 22 de este mes.

Una de ellas es la definición del candidato a vicepresidente, que el oficialismo estaría dispuesto a ceder a la UCR, en cuyos círculos partidarios se mencionó hoy la posibilidad de que sea postulado el diputado Mario Negri, quien acompañó durante la jornada al Presidente en un acto, en Córdoba.

La nominación del cordobés Negri, especulan los voceros, respondería a la buena performance lograda por Macri en Córdoba en las elecciones de 2015; además, Negri contaría con la aprobación de Elisa Carrió, la tercera pata de Cambiemos.

Otros sectores del radicalismo promueven en cambio al economista Martín Lousteau, como vicepresidente, en una fórmula encabezada por Macri; en otros sectores de la UCR, postulan a la vicegobernadora de Mendoza, Laura Montero.

En la Casa Rosada se vienen desarrollando diálogos entre los socios, como el de ayer, entre el gobernador radical de Corrientes, Gustavo Valdés y el presidente Mauricio Macri, luego del triunfo de Cambiemos en dicha provincia mesopotámica; en simultáneo, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunió con los radicales que integran la Comisión de Acción Política, que surgió de la convención nacional de la UCR.

En la convención, los radicales delinearon varias aspiraciones: la ampliación de Cambiemos a otras fuerzas, un rol más proactivo de la UCR dentro de la coalición e, incluso, la posibilidad de ir a las PASO para definir la fórmula presidencial, punto que fue rechazado por el PRO.

Por el lado radical negocian el acuerdo electoral -integrando la Comisión de Acción Política- Cornejo, Morales; el referente de la UCR porteña Emiliano Yacobitti, y la diputada bonaerense Alejandra Lordén, quién representa al vicegobernador Daniel Salvador y también Ernesto Sanz.

El brazo negociador del gobierno es Peña, además del ministro Rogelio Frigerio y la conducción del PRO: su presidente Humberto Schiavoni y el secretario del partido Francisco Quintana, además de otros dirigentes del oficialismo.

Una señal hacia dónde se encaminan las negociaciones brindó ayer el ex senador Ernesto Sanz al hablar en el Colegio de Abogados porteños, al advertir que las derrotas del oficialismo en varias provincias obligan a "no cometer el error de no llamar a acuerdos" con otros partidos y sostuvo que Cambiemos debe convocar a los sectores "republicanos" del peronismo.

"Si el oficialismo y el peronismo republicano hubiéramos hecho los deberes, hoy, en vez de hablar de polarización, estaríamos hablando de coaliciones de dos fuerzas y no una polarización".

Sanz aseguró además que Macri será reelecto para el período 2019-2023 porque "por más dudas y decepciones que tengan, no creo que las sociedades se suiciden".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?