El PJ se comprometió a aprobar las obras que todavía no pasan el filtro

El PJ se comprometió a aprobar las obras que todavía no pasan el filtro

Así lo dice el texto del acuerdo al que llegaron esta mañana el oficialismo, los legisladores peronistas y Unidad Ciudadana en Diputados. Esto significa que, después de las elecciones, se sancionaría también el endeudamiento para la planta de residuos de Las Heras, la doble vía Junín-Rivadavia y el acueducto ganadero a La Paz. 

El acuerdo legislativo entre el oficialismo y el PJ incluye un compromiso no menor del partido opositor: la aprobación, después de las elecciones provinciales, de los proyectos para hacer obras que todavía no pasan el filtro.

Lo dice explícitamente el texto que desde la Legislatura se envió a los medios esta mañana: "Sin perjuicio de entender la importancia que tienen los otros tres proyectos (Acueducto Ganadero La Paz, Doble Vía Rivadavia-Junín, y la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) para el desarrollo social y económico provincial; representantes del Partido Justicialista, Unidad Ciudadana, la Unión Cívica Radical y bloques del oficialismo, se comprometieron a aprobar los proyectos luego del desarrollo del proceso eleccionario próximo a nivel provincial y nacional".

Ante los micrófonos, el discurso del PJ fue un poco diferente. Los voceros, Lucas Ilardo y Adolfo Bermejo, dijeron que después de las elecciones habrá solamente "tratamiento" de los proyectos en cuestión y se insistió en algunas críticas respecto del nivel general de endeudamiento. O sea, nadie en el peronismo garantizó el sí definitivo.

Pero el compromiso peronista, en principio, va bastante más allá. Confirma lo que se notaba desde el comienzo: la candidata a gobernadora del PJ, Anabel Fernández Sagasti, está a favor de endeudarse para hacer obras. Aunque durante el último tiempo la hayan enfrentado algunos intendentes propios, en especial, el sanrafaelino Emir Félix.

Hoy, la ejecución del pacto radical-peronista fue muy veloz. La sesión en la Cámara de Diputados en la que se aprobó el crédito para la ruta 82 no duró más de 30 minutos y esta tarde, en el Senado, se repitiría lo mismo. 

El PJ -incluso los referentes de los intendentes- levantó la mano en silencio en la Cámara Baja. Antes de la sesión, el interbloque justicialista había dado el sí en la presidencia de la Cámara de Diputados con una rapidez que sorprendió hasta a los radicales. 

Si hubo algún cruce en la sesión de Diputados, no fue por la intervención del PJ. Sorpresivamente fue un radical, Ricardo Mansur, quien se quejó en soledad por la dilación a la que será sometido una vez más el proyecto de la doble vía para Rivadavia y Junín. También votaron en contra Protectora y el FIT.

¿Qué se discutió en el PJ durante los días feriados para llegar a este desenlace? Hay quienes creen que las necesidades electorales mutuas que tendrán Fernández Sagasti y los intendentes precipitaron el acuerdo interno.  

Según el proyecto aprobado este miércoles, la Provincia adquiere una deuda en dólares que al cambio actual es superior a los 3.400 millones de pesos. Pero la obra en la ruta 82 ha sido considerada necesaria y la financiación es blanda: entre 10 y 25 años de plazo para pagar, con  una tasa baja un poco superior al 5 por ciento.

Eso sí, el peronismo no estaba dispuesto a regalarle una victoria legislativa plena a Cornejo en medio del incipiente proceso electoral. Tampoco quería que el Gobierno siguiera imponiendo su "agenda provincial" en las discusiones. Por eso postergó tres de los cuatro proyectos del Ejecutivo.

Pero el congelamiento de los temas locales no puede durar mucho más allá de los comicios, porque después de las elecciones hay que pensar en cómo gobernar y los proyectos de Cornejo garantizarán fondos para obras y empleo el año que viene.

Por eso el acuerdo político de Fernández Sagasti con la UCR habla de "aprobar", y no meramente de discutir, el endeudamiento para las otras obras cuando pase el trance de las urnas.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?