Cornejo pidió que Macri "cambie la agenda"

En la conversación que tuvieron el martes, el gobernador reclamó contención de los aumentos tarifarios y de la inflación, y que se "reactive el consumo". Le dijo que la situación económica provoca "mucha inquietud" de cara a la Convención radical de mayo, que debería revalidar su pertenencia a Cambiemos. Sin embargo, dijo que tienen "poco peso partidario" los radicales que se quieren ir con Lavagna.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Cómo evalúan los mendocinos a Macri y Cornejo en su tercer año de gestión

La extensa conversación telefónica entre Mauricio Macri y Alfredo Cornejo incluyó un pedido de "cambio de agenda" por parte del gobernador mendocino.

Según pudo reconstruir MDZ, Cornejo reclamó una contención de los aumentos de tarifa en los servicios públicos y en las naftas (aunque los combustibles no estén regulados), pidió una política para frenar la inflación "en forma paulatina" y también acciones para "reactivar el consumo".

Las preocupaciones económicas del Gobierno provincial son evidentes hace un tiempo. Algunos ministros no se privan de hacer un lapidario análisis de la situación y de soltar ácidas críticas. Entre ellos, la titular de Hacienda, María Paula Allasino.

Allasino criticó con dureza al Gobierno Nacional antes del fin de semana. "Estamos poniendo parches, no soluciones de fondo. Los primeros tres años fueron demasiado laxos para el Gobierno Nacional, las medidas las empezaron a tomar en este último año y tarde", dijo la funcionaria.

También advirtió Allasino, antes de que se lo pidiera por teléfono Cornejo a Macri, que es necesario contener la inflación. "Si se continúa con las políticas que se están tomando, que no la contienen, podríamos terminar el año con una inflación alta", disparó.

El martes a la noche, el gobernador recibió la llamada del presidente y se generó la oportunidad para plantear estas opiniones en forma directa. Para Cornejo, la inflación recargada (se proyectaba un 23 por ciento, pero ya se habla del 40 por ciento a fin de año) complica su objetivo político de terminar la gestión sin dejar una herencia de obras públicas paralizadas a medio hacer.

Además, el Gobierno provincial ha hecho los deberes y bajó alícuotas impositivas, con lo cual se ha resentido la caja sin que haya reactivación económica.

Pero además del efecto doméstico de crisis económica, Cornejo le dijo a Macri que esa situación genera "mucha inquietud" de cara a la Convención radical que se hará en mayo y que debería revalidar la alianza electoral "Cambiemos" que llevó a Macri al poder en 2015.

La Convención radical todavía no tiene fecha confirmada, aunque se cree que se haría en mayo. Según planteó el gobernador, un "cambio de agenda" de Macri calmaría los ánimos de muchos y bajaría la espuma de cara a esa reunión.

Sin embargo, a la par, Cornejo buscó calmar a Macri. Según indicaron en su entorno, el gobernador aseguró que los correligionarios que ya iniciaron conversaciones con el justicialista Roberto Lavagna "no tienen peso partidario ni electoral" en la UCR.

Cornejo se refirió así, entre otros, a Ricardo Alfonsín. "Estas personas nunca estuvieron conformes con Cambiemos", se dijo en Casa de Gobierno. Y, particularmente, se aclaró que manejan pocos votos: apenas 8 de los 65 convencionales de provincia de Buenos Aires responden a ellos.

Dicen que quedó para otro momento, y reservado para un cara a cara, la discusión sobre el lugar que ocupará la UCR en las candidaturas. Tampoco se habló, según la reconstrucción, de Omar de Marchi, el presidente del PRO que alienta su precandidatura a gobernador, a pesar de que el elegido radical es otro: el intendente de Capital, Rodolfo Suarez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?