Tras 20 años

Alfredo Cornejo cambia el reglamento de las paritarias y fija un nuevo protocolo

El gobernador modificó un decreto vigente desde hace dos décadas que regulaba las negociaciones con los gremios estatales. En concreto, organizó y estableció reglas para las discusiones salariales.

Gianni Pierobon
Gianni Pierobon martes, 28 de mayo de 2024 · 14:01 hs
Alfredo Cornejo cambia el reglamento de las paritarias y fija un nuevo protocolo
El decreto lleva las firmas del gobernador Alfredo Cornejo y el ministro de Gobierno, Natalio Mema Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

El gobernador Alfredo Cornejo modificó a través de un decreto el reglamento de las paritarias estatales. Modificó la normativa legal que estaba vigente hace 20 años y fijó un nuevo protocolo para regular las negociaciones salariales. Argumentó que la actualización se debe a la necesidad de unificar criterios a raíz de la intensa actividad y la multiplicidad de gremios que actualmente se sientan a paritar.

Este martes se publicó en el Boletín Oficial el Decreto N° 609, firmado por Cornejo y el ministro de Gobierno, Infraestructura y Desarrollo Territorial, Natalio Mema. La iniciativa modifica y actualiza algunos puntos del decreto N° 955 del 2004, que rige desde hace 20 años las negociaciones salariales entre el Ejecutivo y los gremios estatales.

Desde el Gobierno provincial indicaron a MDZ que las modificaciones apuntan a ordenar internamente el proceso de convocatoria y desarrollo de estas reuniones periódicas destinadas a acordar las actualizaciones salariales de los estatales.

A su vez, fija un nuevo “protocolo de actuación en negociaciones paritarias” que establece por escrito una serie de situaciones que ya funcionaban de hecho en el marco de las discusiones entre el Gobierno y los gremios.

“Dada la intensa actividad paritaria que se impone a la administración central, con multiplicidad de gremios que abarcan distintos organismos del Sector Público Provincial, cuyo personal se encuentra bajo el ámbito de distintos escalafones, se hace necesario fijar reglas de procedimiento a los fines de unificar criterios y métodos de convocatoria, participación, asesoramiento, consultas, instrumentación y ejecución de los acuerdos paritarios que se logren”, expresa el reciente decreto publicado en el Boletín Oficial.

Durante los últimos 20 años, las negociaciones salariales colectivas de los empleados públicos se rigieron por el Decreto Nº 955 del 2004, dictado por el entonces gobernador Julio Cobos y firmado por su ministro de Gobierno, Alfredo Cornejo, quien dos décadas después modificó la norma siendo mandatario provincial.

Entre los fundamentos de la medida se aclara que “resulta conveniente y oportuno fijar los límites de contenido que los representantes estatales deben respetar en las convenciones paritarias y la necesidad de consulta con los órganos de asesoramiento correspondientes, tanto jurídicos como en lo atinente a recursos humanos, en pos de lograr la unificación de criterios, evitando contradicciones de posturas asumidas por la Administración”.

Los cambios concretos que dispuso Cornejo tienen que ver con modificaciones en la redacción de algunos artículos del decreto original y la derogación otros.

Como primera medida se establece que toda discusión salarial deberá respetar el Protocolo de Actuación en Negociaciones Paritarias para los sectores de la administración central, entes centralizados, autárquicos y descentralizados.

Este protocolo determina lineamientos sobre los procedimientos de convocatoria, definición de temario de las audiencias, la obligatoriedad de la concurrencia de los representantes estatales, las condiciones para la redacción de las actas paritarias, las cláusulas obligatorias y prohibidas que se pueden incorporar a estas actas y la publicación de simulaciones y cotizaciones de afiliados a los gremios.

Asimismo, la nueva normativa específica que el Ministerio de Hacienda y Finanzas y el Ministerio de Gobierno, Infraestructura y Desarrollo Territorial (o los que en el futuro los reemplacen) estarán a cargo de la ejecución y el desarrollo de las paritarias. A la vez que los responsables de cada área o unidad organizativa podrán designar funcionarios o asesores expertos en materia laboral como representantes en esta instancia.

Por otra parte, se determina que “la representación de los empleados públicos será ejercida por la o las entidades sindicales de primer grado de la actividad o sector, que posea ámbito de actuación territorial y personal de la negociación de que se trate, que acrediten un mínimo de afiliados cotizantes equivalentes al 10% del total de la afiliación sindical del ámbito sectorial de que se trate”.

En tanto, se aclara que la afiliación se acreditará “a través de las cotizaciones retenidas a los trabajadores públicos correspondientes al mes anterior a la convocatoria paritaria”. Agrega que cuando la representación sindical deba ser asumida por más de una entidad sindical, el número de votos que corresponda a cada una de ellas será proporcional a la cantidad de afiliados cotizantes que se desempeñen en el ámbito de aplicación sectorial.

Dispone también que la convocatoria a paritaria la realiza el Poder Ejecutivo y que informará a través del Ministerio de Gobierno, que fijará los temas y el ámbito que se sentará a la mesa de negociación.

Finalmente, se establece que el temario de las audiencias paritarias tendrá prohibida la inclusión de cláusulas que impliquen la obligación para el Estado provincial del pase a planta del personal que preste servicios para el Estado como contratado en cualquiera de sus modalidades, sin el cumplimiento de los requisitos exigidos por la legislación vigente.

Este es el protocolo completo de las paritarias:

 

 

Archivado en