Javier Milei: "Los políticos están enfermos de poder y no les interesa cagarle la vida a la gente"

Javier Milei: "Los políticos están enfermos de poder y no les interesa cagarle la vida a la gente"

El ícono del liberalismo argentino dialogó con MDZ sobre la inflación y la falta de respuestas por parte del Gobierno.

Ignacio Salerno

Ignacio Salerno

El diputado de La Libertad Avanza y candidato presidencial, Javier Milei, dialogó con MDZ respecto de la inflación y los intentos por parte del Gobierno de controlar los precios. El economista liberal destacó que "el político prefiere expropiarte, vulnerar tu derecho, ir contra tu libertad, pero no bajar el déficit fiscal y financiarlo con emisión monetaria porque allí es dónde ellos roban". 

¿Qué análisis hace sobre la cuestión económica actual y los "aprietes" en supermercados para controlar precios?
En principio, los aprietes no son un mecanismo para regular la inflación. Cuando Diocleciano aplicó el veredicto e impuso un control de precios, y a aquellos que no lo cumplían los mataba, no terminó bajando los precios. Terminó haciendo que hubiera escasez. Ese mecanismo se ha repetido sistemáticamente. Hay una frase de Armando Ribas que es muy buena que dice que durante la Revolución Francesa cada vez que subía el pan mataban a un panadero y de lo que se dieron cuenta es que cuanto más hacían eso, más subían los precios. Aparecía el problema de la escasez. 

- ¿Cómo dirimiría la cuestión en puntos?
- Primer punto, la violencia no es aceptable bajo ningún tipo de vista para un liberal. Segundo punto, además no funciona. Tercer punto: hay una cuestión que tiene que ver con el derecho de propiedad. Cuando estás controlando un precio, en el fondo lo que vos estás haciendo es afectar el derecho de propiedad. Si nosotros dos vamos a hacer una transacción y nos ponemos de acuerdo en eso, no tendría por qué participar ningún tercero y estar metiendo una acción violenta para impedir o modificar lo que nosotros estamos haciendo. Los intercambios son voluntarios, por lo tanto cualquier intromisión violenta del Estado lo único que hace es generar problemas.

¿Qué tipo de problemas específicos genera el Estado involucrándose?
- El Estado avanza sobre minorías como los supermercados. Este avance sobre el derecho de propiedad lo que genera es una retracción de la producción y por ende una caída de la oferta. Mayores precios, menor producción y menos empleo y menores salarios reales. El efecto es siempre muy negativo. Esa es otra de las dimensión del problema. El Gobierno no tiene por qué obligarme a que yo venda una remera a $500.

Es una expropiación y vale para todos los controles de precios. Vale también para la Ley de Góndolas de Carrió y Prat Gay. Carrió mandó la ley pero el ideólogo que le dio el sustento fue Prat Gay. Tanto de un lado como del otro. Lo podés escuchar a Kicillof, a Cristina, a Larreta, a Vidal, a Morales y a Lousteau con sus 125. Son todos mecanismos de control de precios, de un lado o del otro atacan el derecho de propiedad. En términos de política económica son lo mismo. Difieren en los morales. Es una hipocresía de la señora Carrió demandar a la patota sindical que agrede a un supermercado cuando ella es la autora de la Ley de Góndolas.

La líder de la Coalición Cívica, Elizabeth "Lilita" Carrió. 

- ¿Ninguno de los recién nombrados ataca a la inflación? 
- Exacto. Vidal en su Gobierno decía que la culpa era de los empresarios. Larreta dice que es culpa de los monopolios, de los grupos concentrados. ¿Cuál es la diferencia con Kicillof o con Cristina? 

- ¿Dónde descansa el problema?
El problema es la inflación. Algo trivial es saber definirla. Ahí empieza el problema. Cuando miras la definición de inflación que se usaba al menos hasta los primeros años del siglo XX, la más extendida y generalizada era que la inflación era la pérdida del poder adquisitivo del dinero. Quiere decir que por algún motivo generaba un exceso de oferta de dinero y perdía valor. Todos los precios en unidades monetarias subían. Cuando reconoces la inflación como pérdida de poder adquisitivo del dinero, el problema está en el Banco Central y en las causas por las cuales éste emite. En el fondo el problema es el Gobierno y el Estado. Conforme el avance del siglo XX, la definición cambia. Se empieza a utilizar como definición de inflación la suba generalizada de los precios de la economía. 

El economista John Maynard Keynes.

Cambia el foco. 
- Claro. Ahora dicen que no es la pérdida del poder adquisitivo del dinero y que necesitas más unidades monetarias para pagar los mismos bienes. Ahora dicen que el problema es que suben los precios. La culpa es sobre quién sube los precios. Eso pasa en la teoría económica como consecuencia de irrupción de Keynes en 1936 con la Teoría General.

¿Qué efecto directo tiene Keynes en esta percepción?
- Keynes destruye el marco analítico previo a la Teoría General. Crea uno nuevo. En el fondo, él redefine la teoría del valor en términos de que los precios vienen dados como un marca sobre los costos. Entonces ahora la culpa de que los precios suban es de los empresarios, es de los trabajadores o que hay grupos concentrados. 

- ¿Es una forma de justificar a los políticos?
- El valor fundamental es que le da una herramienta a los políticos ladrones para justificar su robo y poder echarle la culpa a otro. Eso es lo más significativo de la Teoría General. Es un libro perverso. Los políticos encuentran un mecanismo por el cual echarle la culpa a los demás y y con eso justifican los controles de precio. El político prefiere expropiarte, vulnerar tu derecho, ir contra tu libertad pero no bajar el déficit fiscal y financiarlo con emisión monetario porque allí es dónde ellos roban. 

El ministro de Economía, Sergio Massa. 

- ¿Qué libros le recomendaría leer al ministro de Economía, Sergio Massa?
- Uno es "4.000 años de controles de precios y salario", cómo no combatir la inflación. Otro libro que es reciente, es muy bueno y es de Ricardo Manuel Rojas se llama "La inflación como delito". En el Código Penal tenés varios delitos. Ahora, cómo puede ser que tenés un delito que son 5 puntos del PBI por año y no esté señalado y que nadie pague por ello. Es la falsificación de dinero por parte del Banco Central digamos, como consecuencia de financiamiento del déficit fiscal. Eso es un delito. 

¿Cómo extenderías la cuestión?
- La cuestión técnica es que la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario que se genera por un exceso de oferta, el cual puede surgir de que sube la oferta de dinero, de que cae la demanda de dinero o que ocurren las dos cosas a la vez. Esa situación hace que el poder adquisitivo del peso caiga. Eso vale tanto para el precio del tomate, de la lechuga, de los zapatos, de la remeras y del dólar.

Respecto a la emisión monetaria, ¿en qué medida de tiempo se atraviesan sus efectos contrapuestos?
- El impacto de la emisión monetaria no es instantáneo. Emitís ahora y lo sentís en 24 meses. Lo que te pase hoy tenés un problema con la emisión monetaria pasada, presente y futura. Este Gobierno los últimos tres año emitió 16 puntos del PBI para financiar al fisco. Básicamente utiliza cerca de 5 puntos del PBI por año para financiarlo.

Cavaron su propia tumba. 
- Por lo tanto aún cuando vos cortarás con la emisión monetaria hoy, tenés que limpiar cerca de 10 puntos de emisión monetaria de los últimos dos años. Tenés un problema de emisión monetaria a futuro que son las Leliqs. Es un mecanismo por el cual financiaste al fisco, emitiste el dinero y lo sacaste en la calle. Y ese dinero sacaste la calle con las Leliqs pagando una tasa de interés. Ese dinero hoy en forma de deuda es un problema con la emisión futura. 

El Banco Central de la República Argentina. 

- ¿Qué panorama de estimativa general capta en la actualidad?
Para tener un orden de magnitudes, los niveles pasivos remunerados del Banco Central sobre la base monetaria hoy son mayores que los que vos tenías en el último trimestre de 1988. Es decir en la previa de la hiperinflación. Este número está casi cerca de dos veces y medio. Pero no sólo eso porque vos tenés otro problema más que es que estás pagando una tasa del 107%. Esto quiere decir que vos de acá a un año esa relación de dos cinco la vas a llevar a cinco. Además el Presupuesto prevé que vos vas a tener déficit fiscal y lo vas a financiar con emisión monetaria, por lo tanto después la vas a sacar con Leliqs. Con lo cual automáticamente te vas a hacer una relación que podría oscilar entre 6 y 7 veces la base monetaria.

- ¿Se trata de una rueda que no frena?
- Exacto. Tenés un efecto bola de nieve. Sumado a eso tenés otro problema más que son los vencimientos de la deuda en pesos del Gobierno. Hay meses que oscila en torno a los dos billones de pesos. En un mes te puede estar venciendo el equivalente del 40% de la base monetaria. Y además como si todo esto fuera poco hoy tenés recontra cargados al sistema financiero con títulos públicos y con lo leliqs. Con lo cual, el balance del BCRA está repleto de deuda en pesos del Gobierno. Además, al ritmo al que crecen las necesidades de rolear Leliqs y deuda en pesos es mucho más grande al ritmo al que crece la hoja de balance de los bancos. Por lo tanto, es explosivo. Tarde o temprano esto explota. Cuando no sé, pero que explota está claro.

- ¿Cuál es la gran apuesta de Sergio Massa?
- Que explote al próximo Gobierno. Está dispuesto a hacer todos los controles que haya que hacer para desviar el problema de la inflación. No tiene problema en meter todos los controles en el mercado de cambios que sean necesarios para que además te veas forzado a retener más peso que los que querés y así aumentarte la base imponible del impuesto inflacionario. La idea es que estalle después de las elecciones. Lo único que les importa es el mejor resultado electoral, después si les explota no les importa. 

- ¿Crees que no les importaría una explosión propia en caso de ganar las elecciones?
- Aunque se auto-heredan lo que les importa es estar en el poder. Tienen los cargos asegurados. Apuestan a maximizar el resultado electoral y que la economía no reviente. La maximización del resultado electoral si eso implica más controles de capitales, más restricciones a las importaciones, avanzar sobre el derecho de propiedad de, apretar gente y tirar la pelota para adelante todo lo que se pueda lo van a hacer. Dicho sea de paso que Macri también lo hizo con Lacunza como ministro de Economía que casualmente es el que suena como ministro de Larreta

- ¿Qué le recomendarías en materia monetaria a Sergio Massa?
- No le recomendaría nada a Sergio Massa porque su ser político -como cualquiera de los políticos- está por encima del bienestar de todos los argentinos. Es un ego político que está por encima del bienestar de los argentinos. Larreta es igual, Cristina es igual, Vidal es igual. Su desesperación con el poder está por encima de todo lo que exista en el mundo entre otras cosas, el bienestar de los argentinos. Por lo tanto, no le puedo dar ninguna recomendación a personas con esas características. Están diseñados para hacer el mal. Están enfermos de poder. Lo único que les interesa es tenerlo aunque implique cagarle la vida a la gente. Vale tanto para el Frente de Todos como para Juntos por el Cambio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?