En medio de la grave situación anárquica, ¿qué propone la oposición?

En medio de la grave situación anárquica, ¿qué propone la oposición?

La crisis que vive el país no solo interpela al Gobierno, sino también a la oposición. Cuál es su diagnóstico, qué pueden hacer, cómo lo harían. Sin parches, soluciones fáciles o simplistas, ni demagogia.

MDZ Política

MDZ Política

A la par de la gravedad en aumento de la situación económica y la conflictividad social, florecen con velocidad episodios de conductas anárquicas, irrespeto a la ley y llamativa ausencia de autoridad. La mayoría ciudadana, agobiada por largos años de desventuras de todo tipo, siente desamparo, cansancio, desesperanza, angustia e inclusive bronca. Todo claramente expresado en las encuestas.

Frente a esta dura descripción del estado del cuerpo social mayoritario de los argentinos, cabe inquirir a la coalición mayoritaria opositora, Juntos por el Cambio, qué medidas concretas, qué  plan abarcador integral va a ofrecer como solución potable ante las próximas y cercanas elecciones.

Ciertamente, salvo expresión de “buenas intenciones”, de repetidas manifestaciones que los diversos equipos están trabajando, y de directas y concretas declaraciones y rencillas entre ellos, aparentemente en busca de un mejor posicionamiento personal, todavía no aparece ninguna propuesta concreta, consensuada y unánime en ninguno de los ítems desgajados y en crisis de la realidad que aplasta a los ciudadanos.

No es mucho el tiempo que falta para las elecciones Paso, si sobreviven a la trampa que se está pergeñando para evitarlas y se carece de una propuesta amplia, concreta y pública de la mayor coalición opositora que continúa en promesas, que a esta altura suenan como vacuas.

Será que la misma no puede avanzar. Será que las diferencias internas son insalvables. Sólo una acción directa y la afirmación de los líderes de Juntos por el Cambio de fecha y modo de presentación al país de cómo y conque políticas van a afrontar la grave realidad nacional, aventarían las dudas y el desconcierto de gran parte de la ciudadanía.

Entrando el mes de octubre está todo en deuda y dudas. La oposición tiene una responsabilidad cívica cierta y demandante. Quieren gobernar. Para ello tienen,  sin más dilaciones, diferencias y palabras vacías de contenido, proponer a los argentinos cómo van a enfrentar la crisis y con qué plan integral.

Sin parches, soluciones fáciles o simplistas, sin demagogia y con palabras y conceptos, que aunque duelan, generen esperanza o creencia de qué hay solución posible. Los argentinos tendrán la posibilidad entonces de optar por algo concreto, y decidirán en libertad confiar y apoyar lo propuesto por la mayor coalición opositora u optar por otra vía. En lo único que no se puede continuar es en la situación de incertidumbre actual.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?